Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Repensando en Castilla.

Dice Rajoy que se está repensando “la estructura de los poderes públicos”. Ha explicado que “será preciso arbitrar fórmulas más eficientes de coordinación y reparto de competencias, de eliminación de duplicidades innecesarias, de solapamientos indeseables; con supresión incluso”, ha dicho, “de entidades y organismos que no resistan una prueba objetiva de utilidad o cuyo coste resulte desproporcionado para los ciudadanos”. Si esto lo hubiera dicho otro político, por ejemplo uno honesto y leal, yo hubiera saltado de alegría. Porque esas palabras significarían no solo la desaparición del Senado o la Monarquía, sino de todas las comunidades autónomas castellanas para unirse en una sola. Pero recalco, son palabras de Rajoy y además las ha dicho en el Consejo de Estado, que es un organismo tan inútil como el propio Senado. Por tanto ya sabemos lo que viene, teniendo en cuenta dos cosas: al PP le importa un carajo Castilla y está como loco por pactar este “repensamiento” con el PSOE, partido anti-castellano por antonomasia. Y si no, mirad quien estuvo más activo que nadie en la Transición pidiendo romper Castilla. Sí, el mismo Partido Socialista que luego es catalanista en Cataluña y nacionalista en el País Vasco o en Andalucía, en Castilla es anti-castellano.

El pasado año escribí que esto se iba a venir abajo. Que el modelo autonómico era insoportable y que desde la UE nos iban a ordenar cambiar las cosas. También dije que Castilla no podía permitirse el lujo de perder este último tren. A los hechos me remito. Mariano quiere repensar pero no quiere tocar el mapa. Piensa vaciar de contenido a todas las comunidades castellanas, pero ni por asomo piensa en unificarlas. En Castellano, que si antes éramos ciudadanos de segunda frente a vascos, navarros, andaluces o catalanes; ahora lo seremos de tercera regional. ¿Alguien era tan tonto como para creer que nuestra casta política iba a renunciar a sus poltronas en los parlamentillos autonómicos?. ¿Algún memo pensaba que el Estado iba a renunciar al bocado de los 65.000 millones de euros que le proporciona la Comunidad de Madrid?. ¿Algún descerebrado albergaba en su mente que el PNV y CiU se iban a solidarizar con una Castilla de la que sacan pasta de sus mercadeos, subvenciones y un trato de primera para sus propios territorios?. Como diría un castizo, “ni de coña”. Nos van a pasar por encima como hace 500 años, como una apisonadora. Y ante este panorama muy poco hay que oponer. El Castellanismo político es residual y sigue a lo suyo. Unos buscando fachas bajo las piedras para dar sentido a sus vidas, otros encerrados en sus sedes celebrando diferentes onomásticas moradas (1230, 1521, 1869…) y sin dejar paso a los pocos jóvenes que les quedan. Y luego están esos “aguerridos castellanistas” supercomuneros y superforeros” de Internet que debaten con gran interés si Castilla deber ser independiente o no, si nos trataron mejor o peor en la Transición, si este año se vende o no la camiseta de la selección castellana en Villalar o si el pueblo de la tía Josefina es castellano o portugués. Aguerridos comuneros que desaparecen de la faz de la Tierra en cuanto apagas tu pc. En resumen, el Castellanismo es marginal, en su mayor parte virtual y lo que queda del castellanismo militante vive casi totalmente fuera de la realidad castellana.

He intentado  usar un tono desenfadado para no perderme demasiado en la dramatización, pero la verdad es que la cosa es muy seria. Tan seria como que nos enfrentamos a la definitiva desaparición de Castilla como territorio, identidad, región, ente o como lo que queráis. Somos las últimas generaciones del castellanismo. Tras nosotros no hay nada más. Lo que viene es la barbarie, me decía un amigo hace unas semanas. Y esa barbarie va a comenzar en unas masas miserables e ignorantes que no van a tener identidad y que pasarán por encima de los que queramos defender la nuestra. Masas adoctrinadas y dirigidas desde la sombra por la Globalización, cuyos representantes más cercanos están hoy en el PP, en el PSOE y en las cloacas del Estado. Masas que afirman ser ciudadanos del mundo o de la galaxia y para las que Castilla es poco menos que un reino imperialista y extinto. O nos ponemos las pilas o en breve nos veremos todos los castellanos en los museos de Arqueología.

Anuncios

5 comentarios

  1. Hoy sí que discrepo un montón con muhcas cosas que dices… pero no voy a pasar a diseccinarlas (ya lo haré en otro foro 😉 )

    Yendo al inicio, yo creo que está claro que Rajoy está preparando el camino a la fusión de municipios, imitando a Berlusconi. El objetivo, demonizar a los ayuntamientos pequeños como culpables del gasto púlico …. ¡¡cuando resulta que son los menos endeudados procentualmente y que en terminos absolutos, sus cuentas -de todos ellos juntos- son el chocolate del loro!!.

    Decía que discrepaba en varios puntos, pero sobretodo, en este:

    “el castellanismo militante vive casi totalmente fuera de la realidad castellana”

    pues mira, no: existe un castellanismo militante trasnformador, renvoador y revisionista que está comenzando a implementar redes de presencia real en comarcas concretas de ciertas provincias para cimentar los pilares de cambio, que está alimentando el castellanismo complementario desde otros frentes no políticos y que recoje los “tópicos románticos” como objetivos que han de plasmarse en líneas políticas y actuaciones realistas y propias del siglo xxi .

    mayo 4, 2012 en 12:07 pm

    • Por eso dije “casi”, Javier. No dije todo el Castellanismo. No voy a extenderme más en este particular porque “no debo” 😉

      Un abrazo.

      mayo 4, 2012 en 12:12 pm

  2. oestepurpura

    El problema del castellanismo es de partida. Es decir, que para empezar no existe un único, claro y concreto castellanismo. Existen suficientes variaciones y variantes como para que no se pongan de acuerdo. El día que los castellanos sean castellanistas sin arramplar territorios que nunca fueron suyos, podrán avanzar.

    Y el comienzo es claro: en cuanto los pancastellanistas dejen de asumir como propias las regiones de la antiigua corona leonesa, antes quedará claro que lo que queda es Castilla (la Vieja y la Nueva). Porque es cierto que el PP, PSOE, IU, UPyD, etc no son castellanistas y no quieren romper el actual mapa, pero es que PCas, Izca y demás lo único que quieren es fusionar unas autonomías donde a las provincias leonesas se les obligó a formar parte.

    Por lo demás, un excelente artículo.

    ¡¡¡Púrpura y plata!!!

    mayo 7, 2012 en 10:43 am

    • Nunca va a haber un solo Castellanismo. Lo importante es mantener un discurso coherente con la Historia. Tampoco podemos exterminar a los que piensan de manera diferente. De todas maneras el discurso de las 17 se está rompiendo no solo en el PCAS, sino también en IzCa. Un saludo.

      mayo 9, 2012 en 12:31 pm

  3. oestepurpura

    Nos alegara oir esas cosas, juandezapata, aunque ya lo pronosticábamos, dado que es imposible seguir engañando a la gente con las mentiras de la Transición.

    Nuestra teoria para las delimitaciones es bien clara: somos lo que somos porque siempre hemos estado ahí. Somos lo que se encuentra entre Asturias, Galicia, Portugal, Extremadura y Castilla. Somo León y por ello todos somos leoneses.

    ¡¡¡Púrpura y plata!!!

    mayo 10, 2012 en 5:08 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s