Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Archivo para diciembre, 2013

Feliz Navidad

reyesmagos

Salud, amor y prosperidad para todos los que seguís este blog.

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2014

Anuncios

Hasta aquí hemos llegado.

madridescastilla2

Confieso que estoy harto de muchas cosas y una de esas cosas es de salir a la calle con mi bandera a las manifestaciones. No, el problema no es mi bandera, el problema son las manifestaciones. Las causas no son justas sino justísimas. Desde el derecho a la Educación, los recortes en Sanidad o en Ciencia, hasta el expolio al que el PPSOE ha sometido y sigue sometiendo al Río Tajo. Y exceptuando este último tema, el resto es que es siempre lo mismo. “Esto nos pasa por un gobierno facha”, “manos arriba esto es un atraco”, “así, así, ni un paso atrás… bla, bla,bla”, “hay que convocar una huelga una huelga, hay que convocar una huelga general”. Podría seguir así escribiendo mucho más. Da igual a la mani a la que vayas. Los lemas son los mismos y no han cambiado desde aquellas manis contra la Guerra de Irak. Siempre te encuentras los mismos cánticos, la misma gente, los mismos colectivos y las mismas actitudes. Y esto último es lo peor, las actitudes. Básicamente es que no veo cabreo. No veo indignación en la gente que va a las manis. Veo risas, gente vestida de friki y haciendo el imbécil, veo coreografías, saltimbanquis… Joder, que tenemos 6 millones de ciudadanos sin trabajo. Nos están masacrando con los impuestos. Están liquidando la Sanidad Pública. Nuestros investigadores se ven obligados a emigrar de España. Los comedores sociales están rebosando de gente. Vamos, no hay capa social que no esté sufriendo esta crisis salvo la banca y la asquerosa clase política que vive de nosotros. ¿Y lo que se les ocurre algunos es vestirse de payasos en las manis y tocar los bongos y las maracas?. No, miren, ya estoy harto. Y como yo muchos. No en vano cada vez sale menos gente a gritar a la calle porque se han cansado de volver luego a casa más deprimidos. Porque las payasadas y las frikadas en tiempos de crisis, deprimen.

15m

También estoy cansado de ver tantas banderas de la II República Española. Se ha convertido en el fetiche de la izquierda española y españolista. Habéis leído bien, española y españolista. Esos mismos españolistas que luego te preguntan que bandera es esa que llevas, roja con un castillo y que sentido tiene esa bandera en Madrid, por ejemplo o que ellos no creen en fronteras (salvo las de Cataluña o el País Vasco). O sea, ¿no sabes que bandera llevo y que sentido tiene, cuando es la enseña de tus antepasados y la que define en sus pliegues lo que conforma tu identidad?. ¿Es que no te has fijado que ese castillo aparece en un cuartel del escudo del Estado?. ¿Te parece genial ver la Senyera mientras ignoras tu propia bandera?. Y encima que esto venga no de un chaval de 15 años, sino de un adulto que además es profesor de instituto. ¿No sabes que bandera llevo, pero no dejas de menear una bandera española que lleva una franja morada por Castilla?. Además y como ya ha dicho varias veces Julio Anguita, ¿quien ha dicho que la bandera de la III República vaya a ser la de la II?. ¿Acaso la de la I no era la roja y amarilla actual?. ¿Que pasa, que ser republicano se reduce a la nostalgia de una bandera y a insultar al Rey?. Por favor… ¿Es que no somos ni capaces de articular en este país un proyecto republicano y federal serio donde podamos entrar TODOS, empezando por los propios castellanos como pueblo singular y diferenciado dentro de España?. No, con gritar “los Borbones a los tiburones” ya está todo solucionado. Lo dicho, estoy hasta las narices.

Una de las razones por las que fracasó el 15M y el 25S fue su sectarismo, desde mi punto de vista. Sacar manifiestos dejando bien claro con quienes querían y no querían tratar. Con quienes no pensaban debatir y con quienes iban o no a hacer las asambleas (sacrosanta palabra esta). De nuevo el sectarismo. De nuevo el intento de apropiación de un movimiento popular y horizontal, por parte de los mismos de siempre. Pues nada, ese es el resultado. A esas manis tampoco acude ya ni Dios. Y no acuden porque hay mucha gente (media España al menos), que quiere un cambio en profundidad, una regeneración y una recuperación de soberanía para todo el país. Quieren recuperar su ESTADO. Es más, hay muchos republicanos en España (entre los que yo me cuento) que no se identifican con ciertos símbolos y con ciertas banderas que responden a un espectro ideológico minoritario y marginal en la sociedad española. Que no me molestan, pero me dan lo mismo y me fastidia que me los quieran imponer en un nuevo episodio español del “conmigo o contra mí”. En realidad empiezo a pensar que estos movimientos han sido instrumentalizados por unos pocos al servicio del propio régimen, con el objetivo de cansar a la gente y desmovilizar a la sociedad. Las galerías de las cloacas del Estado son amplias y profundas.

Y que decir de esos sindicatos, rebautizados como “agentes sociales”… Hace unos días el dirigente socialista de Madrid, Tomás Gómez, y otros miembros de su partido y de la UGT decían frente a la tumba de Pablo Iglesias que mucho cuidado…, que no iban a tolerar que, a ver si vamos a… Pero hombre de Dios, que os habéis llevado el dinero de los parados. Que os dieron pasta para cursos a desempleados que no disteis. Que os habéis lucrado con los Eres en Andalucía. Que habéis borrado los discos duros como Bárcenas. Vamos, que os sale la mierda por las orejas y que no sois distintos a esa casta política que vive de nosotros. Sois parte de la misma. Y por eso tampoco me vais a ver en movilizaciones que encabecen vuestras banderas corrompidas de UGT o CCOO.

http://www.abc.es/espana/20131209/abci-cobra-doble-201312082130.html

Que voy a criticar de una derecha española nauseabunda, que ha reducido el concepto de España a una marca y que secularmente se ha envuelto en la bandera española para defender sus propios y mezquinos intereses… Nada. No hay más que decir. Pero que triste que esa izquierda siga anclada en la nostalgia de los años ’30, cuando tenemos 6 millones de ciudadanos sin trabajo y esperando soluciones. Desde luego el capitalismo lo está teniendo muy sencillo en nuestro país. No están encontrando casi obstáculos para destruirlo todo. Y no me refiero al estado del bienestar y a esos conceptos estúpidos que algunos enarbolan para dar gusto a los memos. Señores, lo que están destruyendo es el Estado en su totalidad, con todo lo que ello implica. Sin Estado, no hay derechos. Sin Estado, no hay Soberanía. Sin soberanía no hay libertad. ¿Empezamos a entenderlo ya?. ¿Donde está la izquierda que debería estar pidiendo a gritos que se nacionalice la banca, que se cree una banca pública, que pida que se investigue el fraude fiscal empezando por la propia hija del Rey hasta las últimas consecuencias, que se denuncie el Tratado de la Unión Europea, el de la OTAN y se declare que España no va a pagar las deudas privadas de los bancos?. ¿Es tan difícil?. ¿No es mejor eso y centrarse solo en eso, que andar reclamando por una guerra que se perdió hace 70 años y por un dictador que lleva casi 40 años muerto?. ¿No es ya también hora de que la izquierda española en Castilla pida justicia para esta tierra?. ¿Que se sienta al menos un poquito castellana y un poco menos española?. ¿Es que nosotros no tenemos derecho a ser castellanos y que se nos respete como tales, mientras se aplaude el derecho a decidir sobre la soberanía de vascos y catalanes?. ¿Que le ha hecho Castilla a los partidos de la izquierda española para que la odien tanto?. ¡¡SEÑOR CAYO LARA, QUE ES USTED DE CIUDAD REAL, DEMONIOS!!.

En fin, lo dicho. Que paso ya. Que salvo cosas muy puntuales, no voy a perder el tiempo ni las energías saliendo a la calle a escenificar un sainete aburrido y casposo, sea con camisetas blancas, verdes o rojas. Cuando de verdad queráis levantar el país y luchar para cambiar las cosas, me llamáis. Cuando queráis al pueblo español unido y entero en pie de guerra, avisadme. Mientras tanto quedaros con vuestras asambleas, vuestras narices de payaso y vuestros bongos. Soy castellano, castellanista y republicano. Y no voy a cambiar un ideal por unos colores o unas maracas. Hasta aquí hemos llegado.