Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “23 abril

23 de Abril 2017

rajoy3

El presidente del gobierno español ha anunciado esta semana una lluvia de millones para Cataluña. La Cataluña del 3%. La Cataluña que incumple las sentencias de los tribunales de justicia. La Cataluña quebrada que debe al Estado más de 70.000 millones de euros. La Cataluña que incumple reiteradamente el déficit. La Cataluña en rebeldía contra el gobierno y las instituciones.

No. Esto no va contra Cataluña. Va contra el Estado. Contra ese Estado que lleva décadas sin invertir un euro en Castilla. Contra ese Estado que se crece y se pone chulo ante una Extremadura pobre que incumple su déficit y es multada por ello. Ante ese estado que no hace NADA ante el gravísimo problema de despoblación que sufren muchas provincias interiores de todo el país. Ante ese Estado que insiste una vez más y como desde hace 100 años, en premiar a los díscolos y a los sediciosos, mientras reprime a los leales y a los que cumplen con sus deberes. Ante ese Estado que no hace nada para llevar la banda ancha a esos 2.682 pueblos españoles, condenándolos a morir. Ante ese Estado que convierte en un secarral todo el Sur de Castilla porque se lleva el agua del Tajo a la fértil Murcia. Ante ese estado que lleva 40 años borrando la identidad de las autonomías castellanas. En definitiva, ante ese Estado que ha hecho todo lo que estaba en su mano para dividir, silenciar, manipular y aniquilar a Castilla y a los castellanos.

rajoy4

El 23 de Abril se acerca. En Villalar de Los Comuneros se celebrará esa romería anual de la vergüenza frente al monolito. Por allí pasarán sindicatos y partidos a los que Castilla les importa una mierda. Y precisamente por eso guardarán silencio ante lo que está pasando en este país. Mirarán hacia otro lado, mientras beben, comen y ensucian ese suelo sagrado que regaron con su sangre nuestros héroes de 1.521.

¿Que debe hacer el pueblo castellano ante todas estas humillaciones?. Difícil respuesta. Pero quizá Cataluña nos esté marcando el camino a seguir. Y si esto a algunos les parece radical, les recuerdo que ese monolito de Villalar honra a otros radicales. Porque ellos, los Padilla, Bravo, Maldonado y Pacheco, no se anduvieron con paños calientes ante los que un día pretendieron saquear el Reino.

VIVA CASTILLA LIBRE

castilla_entera_mapa

 

Anuncios

¿Cuantos años caben en tu silencio?

banderamadrid

¿CUÁNTOS AÑOS CABEN EN TU SILENCIO?
(versos del poemario inédito “La Bandera Arriada”, raíces de Castilla)

Castilla, duerme mi patria,
duerme en estatutos
que no la defienden.
Por callar lo que fue
un dantesco dislate
contra tu idiosincrasia,
has sido confinada a encabezar
los apellidos de un ensayo bicéfalo,
rémora venida a menos
de aquella unión de reinos.

Castilla, a ti me dirijo,
¿sabes que te robaron el mar?

Y en el sur, un suma y sigue, otra torpeza,
a raíz de un ilógico e improvisado
guion
que separa una parte del todo,
como si diésemos por bueno
de que la harina dejó
de ser el consorte del trigo
y los estigmas del pistillo
no son los blasones del azafrán.

Castilla, columna vertebral
sosteniendo dos mesetas y tres divorcios;
cuántas veces referida, con desatino,
como “las dos Castillas”
en los partes meteorológicos.

Si fuiste nacionalidad histórica,
uno de los estados
más laureados de Europa,
¿por qué hoy tu piel
se muestra reticulada?

Castilla, a ti me dirijo,
¿quiénes son los villanos
que se llevaron la dote
cuando, a traición,
de nuevo te casaron
con el león púrpura?

Tu legado es ahora
nimias divisiones administrativas
que engañadas con el superlativo
de autonomías,
continúan hablando mucho de España
y poco o nada
de tu anacrónica y desesperante situación.
Aquí como en ningún otro lugar
se cumple el dicho: divide y vencerás.

Castilla, ¿cuánto años más caben en tu silencio?

Juan Carlos García Hoyuelos

mapa castilla


23 de Abril 2013: Castilla sigue pagando.

mapa castillaVivimos en un país cuyo régimen político lleva 36 años robando el dinero de los ciudadanos a manos llenas. Bien es cierto que hasta el comienzo de la crisis a finales del 2007 a nadie le importó demasiado. Habiendo dinero para consumir, todo daba igual. Tampoco les importaba a los castellanos. Y eso que llevan todo estos años siendo el equipo perdedor en esta Liga amañada por árbitros catalanes y vascos, cuyo colegio es presidido por el árbitro mayor, el Estado Español. Mientras las comunidades castellanas se hunden económica y demográficamente. Mientras a los madrileños se les miente desde sus instituciones autonómicas, se les dice que no son castellanos, que no tienen identidad y de paso se les roba 1000 millones de euros. Mientras a Castilla La Mancha queda esquilmada en sus recursos económicos, naturales y en sus derechos sociales, cuando su presidenta acumula 3 cargos políticos con sus respectivos sueldos. Mientras la Junta de “Castilla y León” vende una Historia sesgada y manipulada a una región tan artificial como anciana, en trance de desaparición y permitiendo que su territorio sea objeto de subasta por parte del nacionalismo vasco. Mientras se dice a los castellanos de Cantabria que no lo son y se les oculta que su región es económicamente inviable y que depende totalmente del Estado para su financiación. Y mientras los Riojanos viven bajo la sombra del nacionalismo vasco y de espaldas a su historia y cultura castellanas. Mientras todo esto pasa en Castilla, los castellanos siguen en estado de coma y pensando y obrando, no en Castellano sino en español. No creo que haya otro ejemplo mayor de indolencia e ignorancia en toda Europa.

Estamos cerca del 23 de Abril, Día Nacional de Castilla, a falta de otra fecha mejor y fiesta regional de la autonomía de “Castilla y León”. Los partidos de esa región falsa e impuesta por el Congreso de los Diputados en 1983, han decidido no hacer un manifiesto como en años anteriores. Consideran que es innecesario, puesto que la región está consolidada. Una de las señas de identidad de esa región es la llamada Guerra de las Comunidades de Castilla. Una guerra iniciada en 1520 en Toledo y finalizada al año siguiente en esa misma ciudad castellana. Una guerra capitaneada por un hombre de Toledo, Juan de Padilla y tras su muerte liderada por su esposa, María Pacheco, toledana de adopción también. No deja de ser curioso que una región que dice ser histórica, hunda sus fundamentos esenciales ni más ni menos que en una ciudad ajena a ese territorio, Toledo, mientras por otro lado pisotea los derechos de los leoneses. Pero da lo mismo. A los castellanos del Norte, cuyas vidas transcurren de espaldas a sus paisanos del Sur y atrapados en ferias de abril y rocieras importadas de Andalucía, parece importarles poco. Lo mismo sucede al Sur de Guadarrama.

Imagino que ante este espectáculo los huesos de María Pacheco y de su marido deben estar retorciéndose de dolor y de rabia. Es el precio que los héroes pagan en una tierra cuyos habitantes tienen escasa memoria para los actos de valor. Por esa falta de memoria ni Padilla ni María Pacheco tienen aún monumento alguno en Toledo. Por esa falta de memoria, Juan de Zapata no goza de una miserable calle que le recuerde en Madrid. Por esa falta de memoria y de amor por la tierra propia, los castellanos se extinguen como cultura diferenciada de Europa en el marasmo de la multiculturalidad globalista y capitalista. Y en su abulia, no solo pierden su identidad. Adoptan también la insana costumbre de dejarse saquear a manos llenas por un Estado al que creen propio, cuando ese ente se ha mostrado siempre como una losa para Castilla, bajo monarquías, repúblicas y gobiernos de derecha e izquierda. De toda esta lamentable situación no solo son cómplices unos castellanos ignorantes. Lo son sus instituciones y sus partidos políticos. Algunos de los cuales no dudarán en pasear su traición por las tierras de Villalar de los Comuneros, envueltos en banderas españolas bicolores o tricolores. Tierras donde aquellos patriotas castellanos acudieron en su día, bajo un estricto código de honor, a luchar y morir por su tierra.

Ojalá ese honor rebrote algún día. Ojalá las amapolas comuneras se abran paso de nuevo entre cardos con olor a orines, charcos de aceite y de cerveza, puestos de gilipollería de mercadillo y entre la mediocridad de una fiesta que es ya de todo, menos comunera y castellana.

 

“Desde entonces ya Castilla no se ha vuelto a levantar. En manos de rey bastardo o de regente falaz. Siempre añorando una Junta o esperando un Capitán…”

(Poema Los Comuneros, Luís L. Álvarez)

castilla_saqueada