Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “artur mas

9 de Noviembre. Derecho a decidir

¿Que hubiese pasado hoy si los castellanistas hubiéramos puesto una mesa con una urna en el Puente de Segovia en Madrid, para pedir a los madrileños que votaran si querían una sola autonomía castellana o cinco separadas?. Os lo voy a decir. Hubiera llegado la policía municipal, nos hubiera pedido la documentación y nos habría animado a largarnos o ser multados con la requisa de la mesa y el material. De nada habrían servido esgrimirles derechos constitucionales como el de la libertad de expresión. Estás ocupando un espacio público municipal y o pagas por estar ahí o te largas.

En serio, uno lleva en esto unos años y sabe como funciona la democracia española. En éste país todo aquello que no moleste al sistema puede hacer lo que le venga en gana. Por ejemplo, los de Podemos pueden organizar una asamblea donde les salga de las narices. Yo se las he visto hacer en Madrid Río y creedme, la policía se limita a observar. Lo mismo que el Gobierno Catalán. Pueden organizar una mamarrachada con las urnas por medio y no pasa nada, absolutamente nada. El mismo gobierno que no dudaría en reprimir a los castellanistas por desafiar el actual marco autonómico impuesto, se limita a observar el simulacro de referéndum catalán sin hacer nada más. Incluso si hace falta mañana mismo se reúne con Artur Mas para darle ese pacto fiscal que tanto demanda y que supondrá que Cataluña no aportará ni un euro al fondo de solidaridad autonómica. Muy al contrario, harán lo mismo que vascos y navarros. Será la Comunidad de Madrid la que tendrá que ser solidaria y además tendrá que aportar más dinero al Estado para que éste siga invirtiendo en Cataluña, País Vasco y Navarra.

Todo esto apesta. Lo hace el país entero. La sensación que muchos tenemos es que todo esto está cocinado desde hace tiempo. Artur Mas va a salvar los muebles y Rajoy quiere cerrar el frente catalán como sea. Y si tiene que vender al resto del país, lo hará. El PSOE sigue con su gilipollez federalista asimétrica y sin querer darse por enterados de que el régimen se les va a caer encima sí o sí. Lo mismo que UPyD e Izquierda Unida, que podrían según las encuestas, quedarse hasta fuera del Parlamento de haber hoy elecciones legislativas. Ojalá.

¿Y Podemos?. Bueno, Podemos y su líder Pablo Iglesias, siguen a lo suyo. A decir lo que conviene según el momento y a prometer lo que haga falta con tal de recoger el resultado del cabreo popular. Y mientras el PP les hace propaganda a diario y les acusa de querer una España a la cubana, otros vemos cosas peores. Siempre hablan de la casta. Cada 2 frases, meten la palabrita. Parece que están realmente en contra de la casta. Sin embargo resulta llamativo que no se atrevan a cuestionar el principal organismo del cual se nutre esa casta y que no es otro que el vigente estado autonómico. Podemos no va a hacer nada por unir Castilla porque a éste partido y a su líder, les importa una mierda Castilla y los castellanos. En eso piensan exactamente lo mismo que la casta del PPSOE-IU-UPyD. Castilla es España y nada más. Y el pueblo castellano no existe. Existen los españoles de “la Meseta” y se acabó. Aquí no hay identidad que defender, ni derechos a decidir nada. Eso lo reserva Podemos exclusivamente para Cataluña, País Vasco, Navarra y quizá Galicia. Y algunos castellanos van y nos dicen que aún así hay que apoyarles. Hay que derribar el régimen y después seguro que ayudan a Castilla. Ayudarán a Castilla exactamente como hizo Felipe González en 1982. Líder emergente en 1978 y que tanto se parece en los modos y las maneras al Pablito Iglesias del 2014.

No se cual es realmente el problema que tenemos en Castilla. No todo se puede reducir a ser víctimas de una casta política traidora. Tampoco a que seamos incapaces de diferenciar entre la lealtad y la sumisión. Ni si quiera a carecer de un partido castellanista fuerte. Sólo sé que el que no llora no mama. Que somos pocos en esto y mal avenidos. Que mientras nos roban la cartera, nos peleamos por mapas. Que aprovechamos la mínima para poner la zancadilla al de lado porque no nos gusta el color de su pendón. Y que nos importa más ser de derechas o de izquierdas, antes que castellanistas. Y mientras tanto, la vida pasa y el tiempo también. Nuestro pueblo va perdiendo su identidad y se va convirtiendo cada vez más en un esclavo fiscal de un Estado que nunca ha querido hacer nada por Castilla. Somos ese tonto del pueblo que ya peina canas, al que todo el mundo quiere invitar, pero que luego dejan sólo en la taberna y tiene que pagar su ronda y las de los demás. Quizá todo consista en no volver a entrar en la taberna y en tomarnos la ronda en nuestra casa, en nuestra mesa y con nuestro vaso. Y para eso hay que tenerlos muy bien puestos. ¿Los tenemos?.

resistencia

Anuncios

Rajoy apalea en público a Castilla

U170169 

“Quien quiera reducir la nación a lo castellano debería admirar la pluralidad y la riqueza de las aportaciones artísticas de las diferentes coronas que conformaban la monarquía hispánica”.

-Mariano Rajoy en el Museo del Prado (Madrid) 29.1.13-

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/29/espana/1359473884.html

Conviene que los desmemoriados castellanos no olviden la fecha del día de ayer porque es el día en que el Presidente del Gobierno de España se burló de todos ellos. Solo un paisano de la anticastellana y cateta Rosalía de Castro, podía lanzar un eructo de tal calibre. O sea, el presidente de un estado que lleva más de 30 años negando el derecho a existir a Castilla, manipulando a los castellanos, sableando fiscal y humanamente a Castilla y  haciendo que los castellanos paguen los impuestos que vascos y catalanes se niegan a pagar (que por otro lado es lo que llevan haciendo desde hace 500 años), se atreve a colocarse en posición moral de abofetear a Castilla.

Claro, esto lo hace a sabiendas de que no va a haber una fuerza política que recoja el guante y devuelva el guantazo porque esta es la triste realidad. Castilla no existe formalmente en esta España jacobina y liberal y estando como está, atada y amordazada, hay “valientes” que aprovechan esta circunstancia para darle una patada en el estómago. Por otro lado no esperaba menos de un presidente cobarde, que ha aceptado una tutela política y económica de una política extranjera porque él carece de ideas propias al respecto y que ahora anda engrasándose ya las manos para recibir mañana a Artur Mas y actuar como es ya habitual en él, como mamporrero de la burguesía catalanista. Y no está en mi ánimo insultar a nadie. Simplemente uso la Lengua de Castilla en toda su extensión para describir a un incalificable. Porque vamos a ver Mariano, nos niegas, nos saqueas, nos privatizas, nos robas 1000 millones de euros para dárselos a Cataluña y ahora en vísperas de la visita de Mas, cobrador del frac del clan Pujol, ¿nos adviertes por si somos mal españoles y confudimos a Castilla con España, cuando eso es lo que lleváis haciendo vosotros, el PPSOE, desde 1978?. ¿De que se trata, de abofetear a Castilla como guiño a Artur Mas?. ¿Ese impresentable que de nuevo viene a Madrid a amenzar y a pedir otros 9000 millones de euros, que es todo el presupuesto para el 2013 de algunas autonomías castellanas?.

Mira Mariano, en los años ’80 la dama de hierro, Margaret Thatcher, se permitió el lujo en un discurso de ningunear y reírse de los escoceses. Como consecuencia de aquello el nacionalismo escocés subió como la espuma y el SNP se convirtió en el principal partido de esa nación. Tengo la impresión de que has elegido ese mismo camino. Los castellanistas en general nos sentimos españoles y queremos ser españoles, pero españoles de primera división. Somos pocos aunque con mala leche y tomamos nota de todo. Y te voy a hacer una advertencia. Las humillaciones tienen un límite y tú y buena parte de la clase política españolista la estáis traspasando. Peces Barba dijo que había sido un mal negocio unirnos a Aragón. Quizá muchos castellanos y muchos castellanistas empecemos a preguntarnos si es buen negocio seguir perteneciendo a un estado que lleva demostrando desde hace 500 años que solo nos quiere para pagar impuestos y que solo nos permite expresarnos como españoles de segunda B y no como castellanos con orgullo. La vida da muchas vueltas y en peores plazas nos ha tocado torear. Nosotros no tenemos que inventarnos historias y banderas. Nosotros sí hemos sido un estado independiente. Y quien avisa no es traidor.

dedo-castilla2


El PP y el Gobierno apuñalan a Castilla por la espalda

mariano-rajoy-y-artur-mas-ladrones

¿Alguien era tan bobo como para creerse que Mariano Rajoy no iba a ceder ante la presión de los fenicios?. Pues parece que algunos sí. El Partido Popular de Cataluña ha presentado su propia propuesta de Pacto Fiscal, en la misma línea que pedía Artur Mas. Pasen y vean:

1. El PPC pide al Estado que incremente el número de impuestos cedidos a la región, así como la participación de Cataluña en la cesta de impuestos estatales.

2. También propone establecer fórmulas de colaboración entre laAgencia Tributaria de Cataluña (Hacienda propia) y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria para la gestión, recaudación, liquidación e inspección de la totalidad de los impuestos propios, cedidos y transferidos.

3. Respetar el principio de “ordinalidad” para “garantizar el mantenimiento de la posición catalana respecto a su propia renta per cápita después de aplicar los mecanismo de nivelación”. De este modo, se pretende que la aportación de recursos por parte de Cataluña al resto de regiones mediante la LOFCA no reduzca, en ningún caso, la renta per cápita de los catalanes, limitando así la denominada solidaridad interterritorial.

4. Asimismo, aunque propone garantizar el principio de solidaridad, la propuesta incorpora importantes matices, como el hecho de que las aportaciones catalanas al resto de regiones deban ser de carácter “finalista para no perjudicar la capacidad de crecer y competir de la economía catalana”. De este modo, también se limitarían las transferencias catalanas ya que, en esencia, se dejaría de aportar dinero a aquellas CCAA que no alcancen ciertos niveles de crecimiento o reducción del paro. El carácter finalista sería similar al que aplica por ejemplo la UE en el reparto de fondos estructuralesentre países miembro.

Noticia completa en http://www.libremercado.com/2013-01-16/el-pp-de-cataluna-cede-y-ofrece-a-artur-mas-una-financiacion-singular-1276479494/

En resumidas cuentas, que pase lo que pase en el resto de España, Cataluña va a tener asegurado que su PIB y la renta per cápita de sus habitantes o simplemente “me quedo con lo mío y con parte de lo tuyo”. Más de lo mismo. Más cesiones y más sangrar a todos los castellanos y al resto de ciudadanos españoles para que la burguesía catalana no se sienta incómoda dentro de España y siga actuando como la burguesía vasca, o sea como dos sanguijuelas. Adivinad de que comunidad autónoma artificial va a salir el dinero para pagar esos privilegios. Pues del mismo sitio de donde sale el otro soborno; el que se da a Euskadi. De la artificial, ridícula y grotesca Comunidad de Madrid, que como bien sabéis es la provincia castellana más desarrollada y el motor de toda Castilla. Imagino que ya vais entendiendo porqué nos separaron de Castilla en 1983, ¿no?.

rajoyY en esta tesitura ¿que podemos hacer los castellanos?. Pues de momento denunciarlo y airearlo y luego ir pensando en movilizarnos. El castellanismo tiene que levantar la voz y no solo estar pendiente de los pequeños temas locales o de solidarizarse con Cuba o Venezuela. Porque no es fácil encontrar esta noticia en los medios de comunicación y el pueblo castellano no se está enterando de nada. No interesa que los castellanos se den cuenta de que son los tontos del barrio y de que el Estado les roba para hacer ricos a otros. De que mientras agitan la bandera española cuando gana la Roja, les meten la mano en el bolsillo una pandilla de ladrones liderada por el propio Estado. Si a pesar de esto los castellanitos seguimos en la abulia y en la estupidez más absolutas, mereceremos el trato que nos están dando. Porque somos nosotros los que tenemos que empezar a sentirnos muy incómodos dentro de un Estado que nos trata como a ciudadanos de tercera, que no nos deja ni alzar la voz y que nos niega como pueblo e identidad singular dentro de España. Personalmente cada vez me da más asco este estado liberal. Siempre he dicho que la España nacida en 1812 se hizo sobre las ruinas de Castilla y a los hechos me remito. Sinceramente, mucho asco.

¡CASTILLA DESPIERTA!

castellano-indignado


Mentiras arriesgadas

Mariano-Rajoy-principe-Felipe-Artur-ministra-Ana-Pastor-durante-viaje-inaugural-AVE-tramo-alta-velocidad-Barcelona-Girona-FigueresCuando uno cree que lo ha escuchado todo y que nada puede sorprenderle ya en este régimen decadente, siempre aparece el político de turno para afirmarme en lo contrario.

En el día de ayer, Rajoy, Ana Mato, Felipe de Borbón (Presidente de la Fundación Príncipe de Gerona. Principado que nunca ha existido por cierto) y Artur Mas, se juntaron para inaugurar un nuevo tramo de Alta Velocidad entre Barcelona, Gerona y Figueras. En su discurso el Presidente de la Generalidad de Cataluña hizo algunas aseveraciones que no son solo una falsedad, sino que suponen una notable bofetada en la cara de todos los castellanos. Decir que Cataluña lidera el PIB en España o que esta tierra es la que menos inversiones públicas recibe, es algo que clama al cielo. Y no es porque la provincia más desarrollada de Castilla, Madrid, reciba solo un 16% de esas inversiones estatales, mientras Cataluña recibe un 60%. Ni tampoco es porque Madrid aporte al Estado 66.000 millones de euros (lo que la convierte en la comunidad que más da al Estado Español) y solo reciba 14.000 millones. Es que además estas mentiras llegan justo cuando el Estado Español lleva décadas cerrando estaciones y líneas del ferrocarril convencional por toda Castilla. Lo que sin duda ha contribuido al despoblamiento y desaparición de cientos de pueblos castellanos. Y mientras a lo largo de todo el Siglo XIX y XX Castilla se ha ido quedando sin recursos y sin población, Cataluña recibió toda la mano inmigrante que necesitaba, así como cuantiosas inversiones públicas por parte del Estado.

jordi_pujolEsas inversiones fueron constantes. Las recibió con Alfonso XII y XIII, con Primo de Rivera, con la II República y sobre todo a lo largo de 40 años de Franquismo. Régimen que fue una auténtica losa para Castilla, no para Cataluña. Vamos, si hasta el propio Jefe del Estado, Francisco Franco, hizo gestiones personales avalando al FC Barcelona para que tuviera su propio estadio de fútbol y luego tienen la desfachatez de decir que el Real Madrid ha sido el equipo del régimen, cuando son sus socios los que siempre han costeado ese Club sin pedir un céntimo a nadie. En ninguna otra parte de España se recibió con tanto calor a Franco como en Cataluña. Entonces eran otros tiempos y el diario nacionalista La Vanguardia se llamaba la Vanguardia Española y Samaranch y otros conocidos catalanistas vestían con botas, correaje y camisa azul. Si uno ve quienes eran los primeros alcaldes que tuvo CiU en Cataluña, se dará cuenta de que más de la mitad procedían del llamado Movimiento Nacional. Incluso el propio Jordi Pujol fue alférez provisional del Ejército Español. Vamos, como para que ahora miren con recelo a una Meseta que nada les ha hecho, como no sea sufrirles en silencio durante dos siglos. Y les deseo lo mejor de corazón, tanto a los catalanistas como a los catalanes. Pero si resulta que Soria, Guadalajara, Segovia o Cuenca están recibiendo más que las provincias catalanas, como ellos dicen, significa que alguien está mintiendo, que el entendimiento es imposible por que hay mala fe y que es mejor romper lazos políticos y económicos de una vez por todas. Y ya que nosotros no podemos y ellos afirman lo contrario, adelante. Lo que no procede es que se sangre más a Castilla para pagar lealtades a quienes jamás tolerarán tener un pelo menos que su vecino, aunque sea en un estado federal o confederal.

57456653

Ya lo he dicho más de una vez. Este castellano no se opone al Referéndum de Autodeterminación de Cataluña. Este castellano se alegraría enormemente si el mismo celebrara el mes que viene en vez de en el 2014 con dos sencillas respuestas sobre la independencia, SI o NO. Porque este castellano está ya hasta los testículos de que a la sombra de las injusticias que el Estado comete contra Castilla, algunos lleven más de un lustro sacando tajada de ello. Y soy consciente de que hay un castellanismo acomplejado que siempre evita este debate y que tiene una consigna que es la de no ofender a otros pueblos y me parece bien. Pero estamos hablando de otra cosa. Estamos hablando de unas élites financieras catalanistas, cuya fenicia voracidad no conoce límites. Que incluso con recortes salvajes a su propia población siguen debiendo 40.000 millones de euros. Que aun habiendo llevado a Cataluña a la ruina, no asumen su propia culpa. Es más, la esconden bajo la Senyera. Y para colmo se permiten lanzar sus dardos contra Castilla, cuando les place y jamás piden perdón por ello. Pues bien, a partir de ahora los castellanos no nos vamos a callar y vamos a devolver los guantazos, vengan de donde vengan.

24 Berlanga de Duero 28 Mar07

Otros se dedicarán a apoyar ese nacionalismo español de pandereta, que tanto daño a hecho y hace a Castilla a diario y que al final es el que siempre y desde la sombra ha entregado a la burguesía catalana y vasca todo lo que pedían (el PP y el PSOE saben más que nadie de esto). Mientras el resto tenía que conformarse con emigrar o vivir en la indigencia. Nosotros no debemos ir con estos o aquellos. Castilla debe ser reconocida como territorio e identidad histórica que es y no permanecer rota, sumisa, callada y además ser la vanguardia de un españolismo patético, que cada vez tiene menos símbolos a los que recurrir para afirmar su existencia. Ese mismo españolismo que alimenta al catalanismo burgués, que a su vez alimenta al nacionalismo español. Ambos juegan una partida amañada cara a cara en el mismo tablero y en compañía de la burguesía vasca. Pues bien, vamos entre todos a dar un puñetazo en el tablero. Que tengan que aguantar que una torre en solitario irrumpa en el horizonte y les fastidie esa partida a tres. Vamos a aguantar y a no ceder, aunque rueden todas todas las fichas por suelo. Castilla no paga más sobornos a nadie. Castilla ha dicho basta. Contra todos y por encima de todos, CASTILLA.

castilla_torre


Ni Cataluña es Escocia ni Castilla es Inglaterra

Hace unas semanas me refería al desafío que Artur Mas había planteado al Estado tras la manifestación de la Diada de este año. Lejos de irse apaciguando las cosas, parece que hay un interés mutuo en que se líen un poco más. Total, mientras se habla de Cataluña y de su Autodeterminación, no se habla de otras cosas. Por ejemplo de la desastrosa gestión de CiU en estos dos años de gobierno con el apoyo del PP catalán. Como dije anteriormente, los pueblos se hacen mayores y como dice Mas, se emancipan. Me parece estupendo. Pero al menos cuando yo dejé la casa de mis padres, lo hice entre otras cosas para no volver a pedirles dinero. Pero esta manera de actuar parece que no entra en el cerebro fenicio del Sr. Mas. A mí no me preocupa Cataluña ni el Sr. Mas. Me preocupa mi tierra y su futuro. Y me preocupa que el Sr. Rajoy continúe dando la espalda a Castilla y en resumidas cuentas, que le importemos un rábano. Lo mismo que le importamos al PSOE y a IU, para los cuales Castilla no tiene derecho a existir, a pesar de lo cual ellos sí defienden con uñas y dientes a otros pueblos peninsulares que jamás fueron estados independientes.

Se habla mucho del proceso escocés y de ese referéndum que los escoceses llevarán a cabo en el 2014. Aquí algunos han querido hacer comparaciones entre Escocia y Cataluña. Lo que viene a demostrar la catadura moral de los susodichos, dado que la autonomía escocesa es bastante menor que la que tienen Cataluña o el País Vasco. Pero vamos a hacer otra comparación curiosa y es la de Inglaterra con Castilla. Cuando Escocia se integró en 1707 en el Reino Unido para participar (sobre todo de los beneficios económicos) en el Imperio Británico forjado por Inglaterra, renunció a su propio parlamento, el cual quedó integrado en el Parlamento Inglés. Pero en ese momento el Parlamento Inglés dejó de ser inglés para ser el común de todo el Reino Unido (Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia). Como suele suceder, cuando una nación deja de tener imperio y de ser poderosa, se hace menos atractiva. Y al igual que ha sucedido en España, algunos que siempre se sintieron iguales aun siendo diferentes, ahora ven esas diferencias como insalvables. El caso es que la identidad inglesa durante estos 3 siglos se fue difuminando hasta casi diluirse. En los años 90 comenzó un crecimiento ascendente del nacionalismo escocés, que hasta entonces era meramente testimonial, fruto de las burlas de los conservadores ingleses y de películas como Braveheart. Esto último suena a broma, pero la noche antes del referéndum para la restitución del Parlamento Escocés, este film de Mel Gibson fue exhibido en todos los canales de tv de Escocia. Así que de la noche a la mañana los ingleses se encontraron con que aparecía un parlamento escocés, otro en Gales y otro en Irlanda del Norte. Pero el parlamento inglés no fue restituido. El parlamento de Londres siguió siendo el Británico y no el inglés. Este agravio comparativo ocasioó que reapareciera un sentimiento inglés cada vez más acentuado. La bandera inglesa (la blanca con la Cruz de San Jorge) fue sacada de los baúles del tiempo y a ser usada nuevamente junto a la de Gran Bretaña (la Union Jack). No en vano y a día de hoy, el sentimiento en favor de la independencia de escocia es mucho mayor en Inglaterra que en la propia Escocia, donde no alcanza ni el 30%. Lo que demuestra que los ingleses están hasta las narices de escuchar lamentos de unos hermanos escoceses que no habrían el pico cuando los barcos del Imperio amarraban en el Puerto de Edimburgo.

En España el caso es similar. Las Cortes de la Corona de Castilla, donde estaban representadas todas las ciudades de León y Castilla con derecho a voto, desaparecieron de facto en 1714. Las Cortes de Cádiz de 1810 nada tenían ya que ver con el Antiguo Régimen. Pero mientras a partir de la Constitución de 1978 se crearon o restituyeron parlamentos en territorios históricos y no históricos, Castilla quedó fuera de todo aquello. Es más, aparecieron parlamentos a granel en provincias castellanas que jamás habían sido región. Caso de Madrid, La Rioja o Cantabria. Pero al contrario que en Inglaterra, no se produjo ninguna reacción en el pueblo castellano, cuya identidad llevaba siendo machacada desde hace 500 años. Por contra, ahora ha reaparecido con fuerza un nacionalismo español uniformador de inspiración liberal, que se nutre básicamente del lavado de cerebro del pueblo castellano. Y paradojicamente, es el mismo nacionalismo que lleva siglos borrando literalmente a Castilla del mapa y entregando gratis a la periferia todos sus recursos humanos y económicos. Los castellanos en definitiva, alimentan irracionalmente a la bestia que les devora.

Bien es cierto que en Castilla surgieron en su día partidos castellanistas de una u otra orientación. Pero lentamente han ido desapareciendo hasta llegar al día de hoy, en el que el Castellanismo es prácticamente testimonial. Como botón de muestra es que la reacción del Castellanismo ante los acontecimientos que se suceden de manera vertiginosa en el Estado Autonómico de 1978, ha sido hasta el momento nula. Cuando en toda Europa los movimientos nacionalistas y regionalistas de todo tipo comienzan a crecer, sobre todo en oposición al impulso globalizador del Capital, en Castilla no se mueve ni una brizna de hierba. No es cuestión de imitar a los demás. Cada pueblo debe encontrar su propia vía de supervivencia. Tampoco se trata de ir contra España sino contra un modelo de España. Como siempre me gusta decir, no se trata de romper España sino de unir a Castilla. Si los castellanistas no somos capaces de movilizar a nuestro pueblo y si seguimos la senda agotada de estos últimos 30 años, Castilla quedará reducida a los museos, los libros de Historia y a una amplia llanura desértica donde instalar pantanos, travases y vertederos nucleares para beneficio de otros.


Ahora toca… ¡CASTILLA!

Los que me siguen en este blog y en Facebook, ya saben que he repetido muchas veces que el Régimen del 78 se viene a abajo. Lo llevo pensando hace años. Lo que no contaba es que iba a suceder tan a prisa. Muchos dicen que la manifestación de la Diada ayer en Barcelona marca un punto de inflexión. Y es verdad. Todos los sabemos, salvo el PP y toda la casta política que ocupa el Parlamento Español. Todos piden respeto a la libertad de expresión del pueblo catalán. Todos piden moderación y Mariano Rajoy dice que no es momento de “algaradas”, que “ahora no toca” (tomando un juego de palabras del propio Jordi Pujol). Al parecer el Presidente del Gobierno se ha calzado ya las mismas orejeras que su antecesor en la Moncloa. Y es que en este país no pasa nada que no se haya permitido desde hace 30 años desde Moncloa y Zarzuela. 30 años de cesiones a chantajes de la burguesía catalana y vasca. 30 años de separar a los ciudadanos españoles entre los que son de primera y los que son de segunda. 30 años de fomentar el expolio silencioso y traidor de Castilla para beneficio de otros. Y 30 años de un “café para todos” que siempre se ha sabido que era insostenible. En el pecado van a llevar la penitencia. Porque como digo, este régimen se cae como un castillo de naipes y todos, incluidos vascos y catalanes, lo terminaremos pagando con creces. No hace mucho, un consejero del gobierno vasco reconocía que la independencia de Euskadi tendría una primera consecuencia y es el no poder pagar las pensiones a los jubilados vascos. No en vano esa comunidad se lleva al año 1800 millones de euros limpios de polvo y paja en virtud al Concierto Económico. A esto ya me referí en otro artículo anterior.

España es un estado nacional que perdió su independencia al renunciar a su propia moneda y adoptar otra foránea. España es un país intervenido, bajo un gobierno que, al igual que el anterior, obedece a consignas extranjeras (esto era un delito de traición hace 100 años) y cuya única meta es salvaguardar los intereses bastardos de unos usureros a los que algunos llaman Mercados y los intereses no menos bastardos de la banca española. Si los recortes aplicados por los gobiernos de Zapatero y Rajoy pueden calificarse de graves, los que ha aplicado Artur Mas en Cataluña pueden calificarse de salvajes. Lo suficientemente salvajes como para que ayer en la Diada, los ciudadanos catalanes hubieran pedido su cabeza. Pero no fue así. El discurso victimista del nacionalismo catalán ha calado de tal manera en los catalanes, que hasta cuando padecen un incendio (como los que padecemos anualmente en Castilla) lo primero que hacen es mirar a “Madrit” a ver cuanta ayuda les mandan. Madrid parece que ya es responsable hasta de los retrasos de los autobuses municipales de Barcelona. Que en unos momentos en que las agencias de rating califican el bono catalán como bono basura (al nivel del de Grecia) el gobierno catalán amenace con la independencia si el gobierno central no les da el pacto fiscal que necesitan precisamente para independizarse, es de locos. Pero en este país las locuras de los iluminados triunfan. Una prueba más de que los catalanes en general están al mismo nivel de idiotez que el resto de españoles. Nadie le ha pedido cuentas a Mas por el despilfarro bestial que el nacionalismo catalán ha perpetrado desde tiempos de Pujol, financiando asociaciones nacionalistas, financiando 8 canales de tv autonómicos, medios de prensa, embajadas, corruptelas varias como el caso Palau… Ni mucho menos nadie se ha parado a analizar como en estos 30 años de gobiernos nacionalistas Cataluña, que era el motor económico de España (lo fue durante todo el Franquismo) y la primera región española en PIB, haya ido cediendo ese puesto a la Comunidad Autónoma de Madrid. Comunidad que además no tiene fábricas ni grandes industrias como Cataluña. Su único patrimonio es tener casi 7 millones de habitantes concentrados en una sola provincia, que pagan impuestos bestiales (sobre todo los vecinos de la Villa de Madrid). Madrid aporta al Estado 65000 millones de euros, de los cuales solo recibe 15000 millones. Este año, por ser una autonomía sumisa como todas las castellanas, recibirá 1000 millones menos. Hasta Esperanza Aguirre se ha quejado a su propio jefe, el Sr. Rajoy. Como digo, nadie ha pedido responsabilidades a Más. Al contrario, Mas les ha pedido salir a la calle a bailar con la Senyera y un millón de catalanes eufóricos han obedecido sin rechistar.

¿Pero que pacto fiscal quiere el Sr. Mas para Cataluña?. Simplemente uno calcado al Concierto vasco. Un pacto que garantice que Cataluña sobrevivirá económicamente, aunque el resto de España pase hambre. Un dinero asegurado, que saldrá entre otras de las arcas de la CAM. Un colchón para poder mantener toda la superestructura administrativa de Cataluña a costa de regiones pobres como Castilla, Extremadura o Andalucía y que al final les permita romper con el Estado Español. Porque además dicen que es “su dinero”,  que “les pertenece” y una España en decadencia “ya no mola”.

Lejos de mí el pretender acusar de nada a ningún pueblo y el de pretender que alguien que no me soporta, que me culpa de todos sus males y que hasta me llama ladrón, viva a mi lado. Los pueblos se hacen mayores y deben afrontar sus actos y sus consecuencias. Si ayer Artur Mas hubiera proclamado la independencia de su país en el Palau de la Generalitat, no se lo hubiera impedido ni un policía municipal. Si no lo ha hecho, él sabrá porqué. La independencia de Cataluña no sería beneficosa para España a corto plazo, aunque quizá a la larga beneficiaría a todos los españoles, empezando por los castellanos. Para Cataluña sería una catástrofe por muchas razones. Pero eso es problema de ellos como digo y no voy a entrar en ello.

Castilla, aparte de muchas cosas, lleva 3 siglos soportando el proteccionismo económico catalán por parte del Estado. Siglos en los que Castilla ha visto el hundimiento de sus pueblos y villas antes prósperos. Siglos en los que Castilla ha sido saqueada en sus recursos económicos y sobre todo humanos. Y siglos en resumen, sufriendo gravísimas discriminaciones estatales que han convertido a esta tierra en un páramo desierto lleno de escombros. Decía Ortega que Castilla debía inmolarse por España… Pues Castilla ya no da más de sí y no debe dar más a los que más tienen y a los que más derrochan. La existencia de España como estado no puede seguir justificada por la decapitación de Castilla en los campos de Villalar hace 500 años. Un Estado que ha dado la espalda repetidas veces a Castilla, no está en situación moral de pedir nada a los castellanos. Y los castellanos no vamos a ceder.

Ante esto el Castellanismo tiene que posicionarse ya. Criticar a un gobierno autónomo no es insultar a un pueblo. Si se critica al Estado que permite discriminaciones, hay que señalar también a los que se benefician de esa discriminación. Si ante nuestras quejas alguien argumenta aquello de la “solidaridad entre pueblos”, hay que empezar por decir que jamás hemos visto ninguna solidaridad hacia Castilla por parte de otros nacionalismos y que dicha solidaridad empieza con los propios castellanos a los que nos debemos. Hay que retomar aquel viejo cartel de Tierra Comunera, en el que aparecían Pujol y Aznar bajo el lema “Ellos pactan, Castilla paga”. Porque así eran las cosas y así siguen siendo. En estos momentos gravísimos que estamos viviendo y ante la agresión de la Globalización Capitalista a los pueblos del Sur de Europa, es el momento de plantarnos, de defendernos y de dejar las cosas claras. Se tiene que terminar el que toda la política económica gire entorno a la periferia de España. Se tiene que terminar la discriminación y división de Castilla. Se tiene que terminar el justificar la anulación de Castilla por el “bien de España”. Y se tiene que terminar en nuestra tierra los provincianismos paletos y el basar nuestra identidad en un equipo de fútbol, un toro, una guitarra y una peineta rancia. Ahora le toca a los castellanos. Los demás que hagan lo que quieran. Ahora nos toca a nosotros. Ahora toca… CASTILLA.