Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “cataluña

El pesebre nacional

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

TÍTULO VIII

De la organización territorial del Estado

CAPÍTULO PRIMERO

PRINCIPIOS GENERALES

Artículo 137

El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses.

Artículo 138

1. El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad, consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo, entre las diversas partes del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.

2. Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales.

autonomias

 

“Nos reímos de vosotros y en vuestra cara”. “Estamos dispuestos, si hace falta, a dejaros sin pensiones, sin sanidad y sin educación para poder seguir adelante con este estado autonómico del que comemos y que está quebrado”. Éste parece ser el mensaje de la casta al pueblo español tras la celebración de ese tinglado denominado Conferencia de Presidentes Autonómicos. Un encuentro inventado en su día por un presidente cretino (Zapatero) y continuado ahora por otro cretino (Rajoy). Todo ello edulcorado por todo ese grupo de medios de comunicación dependientes de la oligarquía financiera española, que es en definitiva el verdadero gobierno de España. Porque hay que dar a la población la sensación de que todo va bien y viento en popa, a pesar de que le país tiene una deuda que supera el 100% del PIB. España va bien o desde luego va bien, entre otros para los de la foto de arriba.

Esos medios han destacado que detrás del paripé ha habido quejas. Y es que nuestros presidentes autonómicos quieren más dinero. O sea, quieren seguir con lo mismo que en décadas anteriores. Vamos, gastar muy por encima de lo que ingresan como entes autonómicos. Y que los consiguientes números rojos en sus cuentas, los tape el Estado. O sea, nosotros, los ciudadanos, que somos los que pagamos los impuestos.

Según cifras del 2015, mantener las 17 autonomías viene a costar a los españoles unos 88.000 millones de euros al año. Solo con la mitad de este coste, daría para mejorar sustancialmente todo el entramado de derechos sociales que constituyen básicamente el llamado estado del bienestar. Además serviría para atender con urgencia uno de los mayores problemas que tenemos en España, que no es otro que la baja natalidad y que se traduce luego en un envejecimiento enorme de la población y por ahí llegamos también a la crisis del sistema de pensiones y a la sostenibilidad de la sanidad. Pues bien, de nada de esto se ha tratado en esa conferencia superguay que nos ha vendido el Gobierno de España.

Pero aún ha habido otro dato peor si cabe. La ausencia, a modo de provocación, del gobierno vasco y del catalán. Todo ello justificado con lo de que ellos son otra cosa, tienen un trato bilateral con el Estado y que por tanto están a lo suyo. Ellos son naciones y no regiones de España. Traducido al Castellano, “nosotros no nos juntamos con parias regionales”, “somos los intocables”. Los ricos no se juntan con los pobres, aunque sin la contribución de esos “pobres” los pensionistas vascos y catalanes no cobrarían mensualmente su paga. Ante ello, la respuesta del gobierno central no se ha hecho esperar. No va a haber tratos de favor ni privilegios para nadie. Y para demostrarlo la Vicepresidenta del Gobierno se ha abierto un despacho en Barcelona. No sabemos si pronto hará lo mismo en Vitoria. Pero recordemos que este mismo gobierno multó a Extremadura el pasado año por incumplir el techo de gasto, mientras ha seguido dando dinero a una autonomía como la catalana, que hace lo mismo, con la diferencia de que su deuda con el Estado es de 70.000 millones de euros y que ella solita se come la mitad del Fondo de Liquidez Autonómica. La otra mitad se la comen los socialistas en sus cortijo andaluz.

Como vemos esto no es un tema de catalanes y vascos. Esto es un tema de actitud de un Estado que se niega a tratar a todos los ciudadanos con igualdad como marca la Carta Magna. Y las pruebas son aplastantes. Este es el problema de un Estado y una casta política empeñados en seguir adelante con una España autonómica inviable. Sostenella y no enmendalla. Ignorando el horizonte de bancarrota que se cierne sobre todo el país. Intentando como sea salvar unas autonomías construidas de espaldas a los pueblos de España, a sus tradiciones y a sus identidades. Haciendo ver que necesitamos mantener como sea entes autonómicos inventados como la Comunidad de Madrid, Cantabria o La Rioja. Pasando por encima de los derechos de pueblos borrados del mapa como el pueblo leonés. Y troceando otros que siempre fueron uno, como es el caso de Castilla. Y todo ello, como digo, para seguir manteniendo contentos a la burguesía vasca y catalana, asegurándole por otro lado un jugoso pesebre a la casta política española. Porque eso y no otra cosa son las actuales autonomías. Lugares donde la casta política come de los impuestos de los ciudadanos. Y todo ello en un momento de crisis, donde se ponen en cuestión derechos básicos de los ciudadanos, pero no se cuestionan las autonomías, su número, sus competencias y sus duplicidades con el estado central.

¿Reacciones ante todo esto de Podemos o Ciudadanos?. Ninguna. Simplemente aspiran a su trozo del pastel, como hace el PP, el PSOE o IU. Por eso no van a pedir una reducción de la tarta, aunque eso suponga una sangría al pueblo que la elabora. Es el gran pacto de silencio. Eso que no se toca y de lo que no se habla. Les va el sueldo en ello. Pero para los ciudadanos es una cuestión de emergencia nacional. Particularmente para los castellanos y los leoneses, obligados desde hace más de 35 años a acatar y pagar unas autonomías que nunca demandaron, nunca sintieron, nunca votaron y que les fueron impuestas para el único y simple beneficio de la casta política española.

tabu


Tragando

reloj-puerta-sol_1

Yo no voy a hacer un sesudo balance de lo que el 2016 ha supuesto para todo el país o para Castilla. No hay nada bueno que decir. Como dice un dicho popular “vamos de culo y contra el viento”. Incluso palabras como recorte ya pasan desapercibidas para las clases populares. Nadie se extraña, nadie alza la voz y por supuesto, nadie o muy pocos protestan, porque la gente ya se ha cansado de manifestaciones, de sindicatos que no representan a nadie, de mareas repetitivas, de confluencias y batukadas callejeras. Incluso palabras como Democracia o Soberanía han terminado por perder todo su significado. La desmovilización de los españoles ha llegado a tal punto, que solo existe la resignación y el ver hasta donde llegamos. El individualismo nos devora.

Hay quienes dicen que los españoles solo protestan cuando les tocan el bolsillo. No es verdad. En este país el saqueo al ciudadano queda ya impune. Incluso cuando el Estado premia a los territorios morosos y multa a los pobres. No se si cuando la gente se quede sin su televisión y sin sus series y telebasura favoritas, harán algo. Si hay algo imprevisible en este mundo es el pueblo español. Pero hasta el momento la alienación de los españoles ya asusta.

España es inviable en las actuales circunstancias. Lo sabemos todos. Es imposible con los niveles de deuda que tenemos, seguir manteniendo el actual estado autonómico. Pero nadie habla de ello. Por contra, lo que sí se pone en duda son las pensiones o la Sanidad Pública. Nuestra clase política, ahora más que nunca, vive absolutamente de espaldas a una situación que más pronto que tarde, hará saltar por los aires el Régimen del 78. Implosión que se llevará por delante muchas cosas que hoy parecen intocables. Ni si quiera la irrupción de nuevos partidos hará que el debate se abra. Ni Ciudadanos ni Podemos cuestionan la división territorial de España. Tampoco proponen soluciones a la catástrofe demográfica española, sin la cual es imposible abordar con responsabilidad la crisis del llamado estado del bienestar. Ambos simplemente proponen el uso de tiritas naranjas o moradas para curar el cáncer español. Más de lo mismo.

De modo que así terminamos el 2016 y así empezaremos el 2017. Siento hablar en estos términos, pero esta es la realidad. Nadie sabe donde vamos y a donde llegaremos. Nadie sabe nada en este país. Y lo que es peor, nadie quiere saberlo. Es la política del avestruz. Lo único que sabemos es practicar el cortoplacismo y tragar y tragar. Tic-tac, tic-tac. ti-tac…

Por último, invito a revisar los enlaces que dejo aquí abajo y que creo que reflejan cual es nuestra situación. Con todo, mis mejores deseos para el 2017 y que Dios nos coja confesados.

http://economia.elpais.com/economia/2016/05/18/actualidad/1463559100_343432.html

http://www.elmundo.es/economia/2016/03/15/56e7d47a46163f4b098b45bc.html

http://economia.elpais.com/economia/2016/04/05/actualidad/1459858889_089223.html

http://finanzas.excite.es/cuanto-cuestan-al-ano-las-autonomias-en-espana-N53601.html

 


Para ser universal hay que ser local.

ramoncin

http://www.vilaweb.cat/noticia/4079769/20130201/ramoncin-catalunya-independent.html

Es innegable que Ramoncín ha sido y es aun uno de los referentes más importantes de la música Rock en España. Pocos artistas españoles han vendido tantos discos como él. Cuando hice la mili, sus canciones eran la referencia en la cantina del cuartel, junto con las de Loquillo, Burning, Leño o Barón rojo. También es innegable que la marca Ramoncín ha ido siempre unida no solo a la polémica sino también a la reivindicación. Pocos artistas han osado meterse en tantos atolladeros por decir en todo momento lo que pensaban. Otros han preferido la cautela tras contar las monedas que llevaban en el bolsillo, a decir lo que verdaderamente pensaban. En ese sentido Ramoncín tiene todos mis respetos, así como mi aprecio como artista y músico de Rock. Con sus canciones cañeras he vibrado y con sus baladas he amado y me he emocionado.

Pero hay cosas que no puedo entender. Hay algo que me molesta mucho de mis paisanos. Entre ellas su casi enfermiza identificación con España, entendiendo por tal a todo el Estado Español, aunque luego la visión física se reduzca a la ciudad o pueblo donde se vive y quizá alguna más. Posiblemente donde se veranea. Y por ejemplo, no se conozcan Asturias, Galicia, Navarra u otros puntos de la geografía nacional con realidades culturales diferentes en mayor o menor medida a la de Castilla y que también son españolas. La otra cosa que me molesta de los castellanos es la desidia contra su propia tierra, consecuencia de lo anteriormente dicho. Viva España y olé y a mi tierra que le den. Parece el santo y seña grabado a fuego en el cerebro de los castellanos. Cierto es que son muchos años de manipulación y de que el vigente régimen se basa esencialmente en negar por sistema a Castilla y a todo lo castellano y que esa política se practica sobre todo por parte de las propias comunidades autónomas castellanas. Pero en pleno Siglo XXI y con algo tan importante como Internet al alcance de todos, seamos claros, quien es ignorante es porque quiere o porque le gusta. Y eso lo veo también en Ramoncín. Una persona elocuente e inteligente y que si uno mira alguna de sus entrevistas en los años ’80, se dará cuenta que nuca ha tenido un pelo de tonto. Pocos artistas pueden presumir de la riqueza léxica de Ramón, quien siempre ha manejado un exquisito Castellano con el acento más puro de la Villa de Madrid. Cuando Ramoncín se sube al escenario del Camp Nou para apoyar el derecho a decidir de los catalanes y rubrica sus palabras con un Visca Catalunya y España republicana, se está comportando como sus paisanos de Castilla. Incapaces de expresar un sentimiento patrio que no pase por España o mejor dicho, por una idea de España basada en el Liberalismo de 1812.

madridescastillaMuchas veces en tertulias entre castellanistas, nos hemos preguntado por qué no prende el Castellanismo en Castilla. Causas hay muchas y en este blog las he expuesto muchas veces. Una de ellas es la falta de compromiso de casi toda la izquierda. Si la derecha ha contemplado una Castilla imperio con un Cid con camisa azul cruzando la noche estrellada y metiendo en vereda a díscolos compatriotas de otras tierras, la izquierda no ha sido mejor. Básicamente a la izquierda le ha importado y le importa Castilla y los castellanos una mierda. Y perdón por la claridad de mis palabras pero así lo veo desde hace 30 años y así lo sigo sintiendo. Y Ramoncín es parte de esa izquierda universalista y anticastellana. Es genial que uno haya tenido compromisos con la CNT, con el PSOE, con Nicaragua y el Frente Sandinista y ahora con Cataluña y que jamás en su vida haya caído en la cuenta de que si hay una tierra mancillada y un pueblo oprimido de verdad esos son Castilla y los castellanos. Cuan oprimidos estaremos que nos roban 1000 millones de euros impunemente y no pasa nada, nos imponen fronteras que no necesitamos, nos obligan a acatar estatutos de autonomía diseñados en esa taberna nacional que es el Congreso de los Diputados, dedican millones a un instituto como el Cervantes para que pisotee nuestra Lengua por todo el mundo y la venda como española a secas y se humille y satanice a diario a esta tierra como la madre de todo lo rancio y despreciable que hay en este país llamado España. De verdad Ramoncín que tus paisanos te hemos echado de menos en estas lides, aunque entendemos que tú eres otra de esas víctimas a las que tras someterse a una lobotomía brutal desde las vísceras del Estado, hoy ya no sabe cual es su identidad como ser humano. Pero dices en la entrevista que para ser universal hay que ser local. No se si la cita es precisamente de Unamuno, pero estoy de acuerdo. Pues empieza a ser local por ti mismo. Porque resulta algo patético ver a un hombre sin identidad, dejarse tiempo y dinero defendiendo la de los demás. Si de verdad se quiere luchar por algo digno, justo y noble, no se me ocurre otra cosa que la causa castellana. Tierra, país, nación o región (lo mismo me da), cuya situación es ya tal, que ni si quiera aparece en los mapas de España. Cuando todos han comido de ella durante siglos, empezando por los eternamente insatisfechos hermanos de la periferia, hasta dejarla en los huesos.

Llegas a un punto en que ya no sabes como explicar esto a la gente común para que te entienda. Porque lo más trágico es que estas cosas de la identidad las entienden en Galicia o en Cataluña, pero no en Madrid, Segovia, Burgos o Cuenca. Y a ello ayuda mucho que los más eminentes hijos de esta tierra le den sistemáticamente la espalda a la misma. Y es algo que tristemente se repite a diario. Por eso vuelvo a decir que me pareció patético lo de Ramoncín en el Camp Nou. No porque yo me oponga a nada ni a nadie. Sino porque duele ver luchar a tu hermano por los zapatos y el vestido de la madre de tu vecino, cuando la propia anda descalza, en harapos y mancillada por unos y otros.

castilla_abandonada


El PP y el Gobierno apuñalan a Castilla por la espalda

mariano-rajoy-y-artur-mas-ladrones

¿Alguien era tan bobo como para creerse que Mariano Rajoy no iba a ceder ante la presión de los fenicios?. Pues parece que algunos sí. El Partido Popular de Cataluña ha presentado su propia propuesta de Pacto Fiscal, en la misma línea que pedía Artur Mas. Pasen y vean:

1. El PPC pide al Estado que incremente el número de impuestos cedidos a la región, así como la participación de Cataluña en la cesta de impuestos estatales.

2. También propone establecer fórmulas de colaboración entre laAgencia Tributaria de Cataluña (Hacienda propia) y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria para la gestión, recaudación, liquidación e inspección de la totalidad de los impuestos propios, cedidos y transferidos.

3. Respetar el principio de “ordinalidad” para “garantizar el mantenimiento de la posición catalana respecto a su propia renta per cápita después de aplicar los mecanismo de nivelación”. De este modo, se pretende que la aportación de recursos por parte de Cataluña al resto de regiones mediante la LOFCA no reduzca, en ningún caso, la renta per cápita de los catalanes, limitando así la denominada solidaridad interterritorial.

4. Asimismo, aunque propone garantizar el principio de solidaridad, la propuesta incorpora importantes matices, como el hecho de que las aportaciones catalanas al resto de regiones deban ser de carácter “finalista para no perjudicar la capacidad de crecer y competir de la economía catalana”. De este modo, también se limitarían las transferencias catalanas ya que, en esencia, se dejaría de aportar dinero a aquellas CCAA que no alcancen ciertos niveles de crecimiento o reducción del paro. El carácter finalista sería similar al que aplica por ejemplo la UE en el reparto de fondos estructuralesentre países miembro.

Noticia completa en http://www.libremercado.com/2013-01-16/el-pp-de-cataluna-cede-y-ofrece-a-artur-mas-una-financiacion-singular-1276479494/

En resumidas cuentas, que pase lo que pase en el resto de España, Cataluña va a tener asegurado que su PIB y la renta per cápita de sus habitantes o simplemente “me quedo con lo mío y con parte de lo tuyo”. Más de lo mismo. Más cesiones y más sangrar a todos los castellanos y al resto de ciudadanos españoles para que la burguesía catalana no se sienta incómoda dentro de España y siga actuando como la burguesía vasca, o sea como dos sanguijuelas. Adivinad de que comunidad autónoma artificial va a salir el dinero para pagar esos privilegios. Pues del mismo sitio de donde sale el otro soborno; el que se da a Euskadi. De la artificial, ridícula y grotesca Comunidad de Madrid, que como bien sabéis es la provincia castellana más desarrollada y el motor de toda Castilla. Imagino que ya vais entendiendo porqué nos separaron de Castilla en 1983, ¿no?.

rajoyY en esta tesitura ¿que podemos hacer los castellanos?. Pues de momento denunciarlo y airearlo y luego ir pensando en movilizarnos. El castellanismo tiene que levantar la voz y no solo estar pendiente de los pequeños temas locales o de solidarizarse con Cuba o Venezuela. Porque no es fácil encontrar esta noticia en los medios de comunicación y el pueblo castellano no se está enterando de nada. No interesa que los castellanos se den cuenta de que son los tontos del barrio y de que el Estado les roba para hacer ricos a otros. De que mientras agitan la bandera española cuando gana la Roja, les meten la mano en el bolsillo una pandilla de ladrones liderada por el propio Estado. Si a pesar de esto los castellanitos seguimos en la abulia y en la estupidez más absolutas, mereceremos el trato que nos están dando. Porque somos nosotros los que tenemos que empezar a sentirnos muy incómodos dentro de un Estado que nos trata como a ciudadanos de tercera, que no nos deja ni alzar la voz y que nos niega como pueblo e identidad singular dentro de España. Personalmente cada vez me da más asco este estado liberal. Siempre he dicho que la España nacida en 1812 se hizo sobre las ruinas de Castilla y a los hechos me remito. Sinceramente, mucho asco.

¡CASTILLA DESPIERTA!

castellano-indignado


Mentiras arriesgadas

Mariano-Rajoy-principe-Felipe-Artur-ministra-Ana-Pastor-durante-viaje-inaugural-AVE-tramo-alta-velocidad-Barcelona-Girona-FigueresCuando uno cree que lo ha escuchado todo y que nada puede sorprenderle ya en este régimen decadente, siempre aparece el político de turno para afirmarme en lo contrario.

En el día de ayer, Rajoy, Ana Mato, Felipe de Borbón (Presidente de la Fundación Príncipe de Gerona. Principado que nunca ha existido por cierto) y Artur Mas, se juntaron para inaugurar un nuevo tramo de Alta Velocidad entre Barcelona, Gerona y Figueras. En su discurso el Presidente de la Generalidad de Cataluña hizo algunas aseveraciones que no son solo una falsedad, sino que suponen una notable bofetada en la cara de todos los castellanos. Decir que Cataluña lidera el PIB en España o que esta tierra es la que menos inversiones públicas recibe, es algo que clama al cielo. Y no es porque la provincia más desarrollada de Castilla, Madrid, reciba solo un 16% de esas inversiones estatales, mientras Cataluña recibe un 60%. Ni tampoco es porque Madrid aporte al Estado 66.000 millones de euros (lo que la convierte en la comunidad que más da al Estado Español) y solo reciba 14.000 millones. Es que además estas mentiras llegan justo cuando el Estado Español lleva décadas cerrando estaciones y líneas del ferrocarril convencional por toda Castilla. Lo que sin duda ha contribuido al despoblamiento y desaparición de cientos de pueblos castellanos. Y mientras a lo largo de todo el Siglo XIX y XX Castilla se ha ido quedando sin recursos y sin población, Cataluña recibió toda la mano inmigrante que necesitaba, así como cuantiosas inversiones públicas por parte del Estado.

jordi_pujolEsas inversiones fueron constantes. Las recibió con Alfonso XII y XIII, con Primo de Rivera, con la II República y sobre todo a lo largo de 40 años de Franquismo. Régimen que fue una auténtica losa para Castilla, no para Cataluña. Vamos, si hasta el propio Jefe del Estado, Francisco Franco, hizo gestiones personales avalando al FC Barcelona para que tuviera su propio estadio de fútbol y luego tienen la desfachatez de decir que el Real Madrid ha sido el equipo del régimen, cuando son sus socios los que siempre han costeado ese Club sin pedir un céntimo a nadie. En ninguna otra parte de España se recibió con tanto calor a Franco como en Cataluña. Entonces eran otros tiempos y el diario nacionalista La Vanguardia se llamaba la Vanguardia Española y Samaranch y otros conocidos catalanistas vestían con botas, correaje y camisa azul. Si uno ve quienes eran los primeros alcaldes que tuvo CiU en Cataluña, se dará cuenta de que más de la mitad procedían del llamado Movimiento Nacional. Incluso el propio Jordi Pujol fue alférez provisional del Ejército Español. Vamos, como para que ahora miren con recelo a una Meseta que nada les ha hecho, como no sea sufrirles en silencio durante dos siglos. Y les deseo lo mejor de corazón, tanto a los catalanistas como a los catalanes. Pero si resulta que Soria, Guadalajara, Segovia o Cuenca están recibiendo más que las provincias catalanas, como ellos dicen, significa que alguien está mintiendo, que el entendimiento es imposible por que hay mala fe y que es mejor romper lazos políticos y económicos de una vez por todas. Y ya que nosotros no podemos y ellos afirman lo contrario, adelante. Lo que no procede es que se sangre más a Castilla para pagar lealtades a quienes jamás tolerarán tener un pelo menos que su vecino, aunque sea en un estado federal o confederal.

57456653

Ya lo he dicho más de una vez. Este castellano no se opone al Referéndum de Autodeterminación de Cataluña. Este castellano se alegraría enormemente si el mismo celebrara el mes que viene en vez de en el 2014 con dos sencillas respuestas sobre la independencia, SI o NO. Porque este castellano está ya hasta los testículos de que a la sombra de las injusticias que el Estado comete contra Castilla, algunos lleven más de un lustro sacando tajada de ello. Y soy consciente de que hay un castellanismo acomplejado que siempre evita este debate y que tiene una consigna que es la de no ofender a otros pueblos y me parece bien. Pero estamos hablando de otra cosa. Estamos hablando de unas élites financieras catalanistas, cuya fenicia voracidad no conoce límites. Que incluso con recortes salvajes a su propia población siguen debiendo 40.000 millones de euros. Que aun habiendo llevado a Cataluña a la ruina, no asumen su propia culpa. Es más, la esconden bajo la Senyera. Y para colmo se permiten lanzar sus dardos contra Castilla, cuando les place y jamás piden perdón por ello. Pues bien, a partir de ahora los castellanos no nos vamos a callar y vamos a devolver los guantazos, vengan de donde vengan.

24 Berlanga de Duero 28 Mar07

Otros se dedicarán a apoyar ese nacionalismo español de pandereta, que tanto daño a hecho y hace a Castilla a diario y que al final es el que siempre y desde la sombra ha entregado a la burguesía catalana y vasca todo lo que pedían (el PP y el PSOE saben más que nadie de esto). Mientras el resto tenía que conformarse con emigrar o vivir en la indigencia. Nosotros no debemos ir con estos o aquellos. Castilla debe ser reconocida como territorio e identidad histórica que es y no permanecer rota, sumisa, callada y además ser la vanguardia de un españolismo patético, que cada vez tiene menos símbolos a los que recurrir para afirmar su existencia. Ese mismo españolismo que alimenta al catalanismo burgués, que a su vez alimenta al nacionalismo español. Ambos juegan una partida amañada cara a cara en el mismo tablero y en compañía de la burguesía vasca. Pues bien, vamos entre todos a dar un puñetazo en el tablero. Que tengan que aguantar que una torre en solitario irrumpa en el horizonte y les fastidie esa partida a tres. Vamos a aguantar y a no ceder, aunque rueden todas todas las fichas por suelo. Castilla no paga más sobornos a nadie. Castilla ha dicho basta. Contra todos y por encima de todos, CASTILLA.

castilla_torre


Ni Cataluña es Escocia ni Castilla es Inglaterra

Hace unas semanas me refería al desafío que Artur Mas había planteado al Estado tras la manifestación de la Diada de este año. Lejos de irse apaciguando las cosas, parece que hay un interés mutuo en que se líen un poco más. Total, mientras se habla de Cataluña y de su Autodeterminación, no se habla de otras cosas. Por ejemplo de la desastrosa gestión de CiU en estos dos años de gobierno con el apoyo del PP catalán. Como dije anteriormente, los pueblos se hacen mayores y como dice Mas, se emancipan. Me parece estupendo. Pero al menos cuando yo dejé la casa de mis padres, lo hice entre otras cosas para no volver a pedirles dinero. Pero esta manera de actuar parece que no entra en el cerebro fenicio del Sr. Mas. A mí no me preocupa Cataluña ni el Sr. Mas. Me preocupa mi tierra y su futuro. Y me preocupa que el Sr. Rajoy continúe dando la espalda a Castilla y en resumidas cuentas, que le importemos un rábano. Lo mismo que le importamos al PSOE y a IU, para los cuales Castilla no tiene derecho a existir, a pesar de lo cual ellos sí defienden con uñas y dientes a otros pueblos peninsulares que jamás fueron estados independientes.

Se habla mucho del proceso escocés y de ese referéndum que los escoceses llevarán a cabo en el 2014. Aquí algunos han querido hacer comparaciones entre Escocia y Cataluña. Lo que viene a demostrar la catadura moral de los susodichos, dado que la autonomía escocesa es bastante menor que la que tienen Cataluña o el País Vasco. Pero vamos a hacer otra comparación curiosa y es la de Inglaterra con Castilla. Cuando Escocia se integró en 1707 en el Reino Unido para participar (sobre todo de los beneficios económicos) en el Imperio Británico forjado por Inglaterra, renunció a su propio parlamento, el cual quedó integrado en el Parlamento Inglés. Pero en ese momento el Parlamento Inglés dejó de ser inglés para ser el común de todo el Reino Unido (Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia). Como suele suceder, cuando una nación deja de tener imperio y de ser poderosa, se hace menos atractiva. Y al igual que ha sucedido en España, algunos que siempre se sintieron iguales aun siendo diferentes, ahora ven esas diferencias como insalvables. El caso es que la identidad inglesa durante estos 3 siglos se fue difuminando hasta casi diluirse. En los años 90 comenzó un crecimiento ascendente del nacionalismo escocés, que hasta entonces era meramente testimonial, fruto de las burlas de los conservadores ingleses y de películas como Braveheart. Esto último suena a broma, pero la noche antes del referéndum para la restitución del Parlamento Escocés, este film de Mel Gibson fue exhibido en todos los canales de tv de Escocia. Así que de la noche a la mañana los ingleses se encontraron con que aparecía un parlamento escocés, otro en Gales y otro en Irlanda del Norte. Pero el parlamento inglés no fue restituido. El parlamento de Londres siguió siendo el Británico y no el inglés. Este agravio comparativo ocasioó que reapareciera un sentimiento inglés cada vez más acentuado. La bandera inglesa (la blanca con la Cruz de San Jorge) fue sacada de los baúles del tiempo y a ser usada nuevamente junto a la de Gran Bretaña (la Union Jack). No en vano y a día de hoy, el sentimiento en favor de la independencia de escocia es mucho mayor en Inglaterra que en la propia Escocia, donde no alcanza ni el 30%. Lo que demuestra que los ingleses están hasta las narices de escuchar lamentos de unos hermanos escoceses que no habrían el pico cuando los barcos del Imperio amarraban en el Puerto de Edimburgo.

En España el caso es similar. Las Cortes de la Corona de Castilla, donde estaban representadas todas las ciudades de León y Castilla con derecho a voto, desaparecieron de facto en 1714. Las Cortes de Cádiz de 1810 nada tenían ya que ver con el Antiguo Régimen. Pero mientras a partir de la Constitución de 1978 se crearon o restituyeron parlamentos en territorios históricos y no históricos, Castilla quedó fuera de todo aquello. Es más, aparecieron parlamentos a granel en provincias castellanas que jamás habían sido región. Caso de Madrid, La Rioja o Cantabria. Pero al contrario que en Inglaterra, no se produjo ninguna reacción en el pueblo castellano, cuya identidad llevaba siendo machacada desde hace 500 años. Por contra, ahora ha reaparecido con fuerza un nacionalismo español uniformador de inspiración liberal, que se nutre básicamente del lavado de cerebro del pueblo castellano. Y paradojicamente, es el mismo nacionalismo que lleva siglos borrando literalmente a Castilla del mapa y entregando gratis a la periferia todos sus recursos humanos y económicos. Los castellanos en definitiva, alimentan irracionalmente a la bestia que les devora.

Bien es cierto que en Castilla surgieron en su día partidos castellanistas de una u otra orientación. Pero lentamente han ido desapareciendo hasta llegar al día de hoy, en el que el Castellanismo es prácticamente testimonial. Como botón de muestra es que la reacción del Castellanismo ante los acontecimientos que se suceden de manera vertiginosa en el Estado Autonómico de 1978, ha sido hasta el momento nula. Cuando en toda Europa los movimientos nacionalistas y regionalistas de todo tipo comienzan a crecer, sobre todo en oposición al impulso globalizador del Capital, en Castilla no se mueve ni una brizna de hierba. No es cuestión de imitar a los demás. Cada pueblo debe encontrar su propia vía de supervivencia. Tampoco se trata de ir contra España sino contra un modelo de España. Como siempre me gusta decir, no se trata de romper España sino de unir a Castilla. Si los castellanistas no somos capaces de movilizar a nuestro pueblo y si seguimos la senda agotada de estos últimos 30 años, Castilla quedará reducida a los museos, los libros de Historia y a una amplia llanura desértica donde instalar pantanos, travases y vertederos nucleares para beneficio de otros.


Azaña: Castilla y Cataluña.

“No puede admitirse por parte de los teorizantes autonomistas el concepto de que Castilla (metiendo en esta expresión no sólo los confines geográficos de una región, sino todo lo que no es región autónoma o autonomizante); no puede admitirse, repito, el concepto de que esta parte de España ha confiscado las libertades de nadie, ni ha agredido las libertades de nadie. Quien ha confiscado y humillado y transgredido los derechos o las franquicias o las libertades de mas o menos valor de cada región, ha sido la Monarquía, la antigua Corona, en provecho propio, no en provecho de Castilla, que la primera confiscada y esclavizada fue precisamente la región castellana. Es oportuno recordar, señores diputados, que las ciudades castellanas en el siglo XVI hicieron una revolución contra el rey cesáreo, contra la majestad nueva, desconocida de España, y esta revolución puede tener dos caras: o bien se admira en ella el último destello de un concepto político medieval, o bien se advierte en ella, y se admira más, la primera percepción de un concepto de libertades del Estado moderno, que nosotros hemos venido ahora a realizar. Porque aquellas ciudades castellanas, sublevadas contra el César, reunieron unas Cortes revolucionarias y redactaron una Constitución revolucionaria, que elevaron al rey como suma de sus aspiraciones, y es una cosa que emociona, que profundamente emociona el espíritu de un español, leer en aquel texto constitucional frustrado, además de las máximas de buen gobierno, sugeridas por el buen sentido natural de las cabezas claras, de que hablaba el señor Ortega ha poco, los preceptos garantizadores de la libertad individual, que en todo el siglo XIX no hemos sabido consignar en una Constitución ni mucho menos cumplir; y es una cosa que emociona pensar que ha sido menester que venga la República en 1931 para que en la Constitución republicana se consigne por vez primera una garantía constitucional que los castellanos pedían a su rey en 1521.”