Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “comunidad de madrid

Castilla no es Andalucía

ESPAÑA-CAÑI-II
No es la primera vez que escribo sobre ello y siento repetirme. Pero el tema ya me harta. Sobre gustos no hay nada escrito. Cada uno tiene los suyos. A mí nunca me ha gustado el Flamenco ni los ritmos del Sur de España en general. No es porque tenga manía a los andaluces. Ellos no tienen la culpa. Las razones son más profundas. Me molesta soberanamente que determinadas formas musicales como el Flamenco y derivados, sean constantemente presentadas como las genuinamente españolas. Supuestamente somos un país con una diversidad cultural e identitaria muy variada. Pero para el estado español solo existe el Flamenco. De modo que no es fácil que un telediario de TVE no termine sin su noticia sobre Flamenco. Pero el tema es aún más grave cuando te das cuenta que muchos ayuntamientos y administraciones públicas de Castilla, empezando por Madrid, gastan muchos recursos públicos en promocionar estilos musicales ajenos, como es el Flamenco. Resulta doloroso viajar al Norte de Castilla y encontrarte que en pueblos como Wamba (Valladolid) se celebren Fiestas Rocieras con todo lo que ello implica. Y es solo un ejemplo más. Pasa por Castilla La Vieja y no digamos ya por el Sur de Castilla. Y a mí no me vale eso de que hay mucha emigración andaluza en Castilla porque a excepción de Madrid, no es así.
 
Se trata simple y llanamente de un proceso de andalucización de toda Castilla, teniendo a Madrid y a su provincia como punta de lanza. Madrid, una provincia que respira Castilla por todos sus poros y cuya administración autonómica hace 30 años que dio la espalda a la cultura tradicional de todos sus pueblos, que no es otra que la Castellana. La Villa de Madrid, capital de España, ciudad rebelde y comunera, ciudad cosmopolita, pero de raíces fuertemente castellanas, que presume de ser abierta a todo, empezando por todo lo andaluz, pero cuyo Ayuntamiento hace luego todo lo posible por borrar las huellas castellanas de su Historia y sus folclore. Y ya da lo mismo si gobierna el PP, el PSOE o Ahora Madrid. En ciertos temas, la casta política está totalmente de acuerdo. Castilla y lo castellano molestan y deben ser liquidados. Castilla y lo castellano les repele y les estomaga. Y esto es solamente una muestra más del genocidio cultural al que nos están sometiendo a todos los castellanos.
feria_abril_arroyo_2014
Cartel-Feria-de-Abril-2016-peq
ole-moral-web

2 de Mayo. Por Madrid. Por Castilla

madridcastilla2

32 años después de traicionar al pueblo castellano y en particular al pueblo de Madrid, asistimos de nuevo a la representación teatral del Día de la Comunidad de Madrid. Basado ni más ni menos que en el levantamiento popular del 2 de Mayo contra las tropas de ocupación francesas. Un alzamiento de carácter nacional. Ni regional ni nada similar.

Así han funcionado las cosas en la Provincia de Madrid desde que en 1981 se inciara un proceso por parte de la casta política para desmembrar y anular a Castilla, siguiendo las directrices emitidas desde CiU y PNV, acatadas por UCD (PP), PSOE y PCE (IU). Los procesos autonómicos de las comunidades castellanas son unos de los puntos más oscuros de toda la Transición. Y lo son, no solamente porque se hicieron casi en secreto y de espaldas a los castellanos, sino porque los mismos ni tan si quiera fueron refrendados por la ciudadanía. Y así se hizo en Madrid. Excluida a la fuerza por los partidos “democráticos” que habían negociado las bases del nuevo régimen con los antiguos franquistas. Exclusión que supuso la marginación política y la anulación económica de toda Castilla, al quedar privada la misma de su provincia más rica e industrializada. Y todo un pelotazo para el Estado, del que actualmente obtiene para sus arcas 66.000 millones de euros, que no van a parar ni a los castellanos del Norte ni del Sur de Castilla.

Eso sí, a cambio los madrileños hemos tenido el extraño privilegio de dotarnos de una Asamblea propia para una sola provincia, de la cual comen 129 diputados regionales, con sus respectivos asesores y consejeros. Un pesebre de lujo para una clase política cada vez más voraz y más alejada de las necesidades de los ciudadanos de Madrid.

Pero la cosa no termina aquí. Es que cuando uno se lee la Constitución Española, se encuentra con varias sorpresas. Por un lado, la misma divide a los españoles en dos clases. Los que pertenecen a las llamadas “nacionalidades históricas” (Cataluña, País Vasco y Galicia) y los que pertenecen a las “regiones” (de segunda clase. Castilla y demás). También ofrece el derecho a constituirse en autonomías, aquellas PROVINCIAS que compartan historia y cultura comunes. Recalco lo de el derecho, que no obligación. Y sinceramente, no hay que ser muy avispado para darse cuenta de que autonomías como La Rioja, Madrid, Cantabria, Castilla y “León” y Castilla La Mancha, se hicieron vulnerando totalmente el espíritu constitucional. A mi entender en flagrante prevaricación. (*)

Ante este lamentable espectáculo, los castellanos no podemos permanecer de brazos cruzados. El Castellanismo debería haber dado una respuesta contundente hace tiempo, pero no ha sido así. Nos hemos quedado en el lamento y en poner una vela a Dios y otra al Diablo. Por un lado diciendo que queremos unir Castilla y por otro acatando sin críticas el actual mapa autonómico que nos perjudica como pueblo y como identidad diferenciada dentro de España. No podemos quedarnos en reclamar tímidamente más colaboración entre comunidades autónomas castellanas, cuando hasta nuestra cultura propia está siendo barrida desde esas instituciones impuestas y se tolera el hundimiento económico y demográfico de las mismas.

Dice nuestro Refranero que “el que no llora, no mama”. Y para mamar hay que dar un puñetazo en la mesa de vez en cuando. Un puñetazo en la mesa denunciando ante la ciudadanía como se gestaron los procesos autonómicos en Castilla. Un puñetazo diciendo quienes se beneficiaron de la división castellana y como ha afectado esto al devenir de toda España. Un puñetazo afirmando nuestro deseo inalienable a ser reconocidos dentro de España como pueblo singular y diferenciado. Un puñetazo en definitiva, que deje muy clara nuestra intención de reclamar el derecho a regirnos por instituciones emanadas del pueblo castellano, refrendadas por el pueblo castellano y que culminen con la proclamación de la Comunidad Autónoma de Castilla. Sin apellidos, sin aditivos y genuinamente nuestra.

Y que no nos pongan de excusa la Constitución de 1978, aquellos que se han dedicado precisamente a vulnerarla durante 32 años. 32 años de mentiras, 32 años de lavado de cerebro al pueblo castellano y 32 años de vivir a costa de los castellanos. Autonomías como Madrid no tienen razón de ser. Nuestra Historia, Cultura e identidad son inequívocamente castellanas, por mucho que esta Villa y Provincia se hayan nutrido con ciudadanos de otras partes de España y del mundo. Barcelona es cosmopolita y nadie le niega su catalanidad. Hablamos Castellano, pensamos en Castellano, amamos a Madrid en Castellano. No hay ni un solo argumento de peso para que Madrid viva de espaldas al resto de Castilla. Y si lo hay, es el que conviene solamente a los políticos que hace 32 años traicionaron a Madrid y al resto de Castilla.

(*) CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978. Artículo 143:

“En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.”

madrid


Había una vez… La Carpetania.

carpetaniaSiempre que he intentado explicar lo ridículos que me parecieron los argumentos que sirvieron para la creación de la autonomía de Cantabria (cuna de Castilla), he puesto como ejemplo a la Carpetania. Dije que aquella autonomía inventada por Miguel Ángel Revilla, con el apoyo de algunos empresarios vascos cercanos al PNV, se fundamentaba en un pueblo extinguido por los romanos en el Siglo II a.C. Y que era poco menos que decir que los madrileños no eran castellanos sino carpetanos. Otro pueblo celtíbero extinto del que apenas quedan unos pocos restos arqueológicos y algunas referencias de los cronistas romanos. Y como vivimos en un país donde las bobadas florecen como hongos, ya hay quien ha recogido aquellos argumentos para elaborar su teoría nacionalista carpetana. Así como lo oyen. Los madrileños ahora somos al parecer herederos de un pueblo cercano al Neolítico y en esas “raíces milenarias” se fundamenta nuestra verdadera nacionalidad. Incluso tenemos bandera (robada cobárdemente al Atlético de Madrid) y límites fronterizos. Como sabemos, los carpetanos fueron los primeros en establecer un “eficaz sistema de fronteras y aduanas”.

La tontería está pues servida. Ahora sólo falta que un empresario sin escrúpulos financie la demencia para que esto termine por calar en una población como la de la provincia de Madrid, a la que desde hace más de 30 años de autonomía impuesta, se le ha privado de sus inequívocas señas de identidad castellanas. Ya se sabe que carecer de identidad es la marca del esclavo y de que aquello que no se conoce no se defiende. Que mejor manera de rubricar la hazaña, que inventarles ahora una nacionalidad histórica pre-romana… Fíjense ustedes, que éramos nación antes de los romanos (argumento usado una y mil veces por Miguel Ángel Revilla, crítico mordad de “la casta” y ex miembro de la misma).

Pasen y vean. Lo mejor del vídeo son lo de las runas nórdicas…


Mienten luego existen.

quijotada-carlista

http://www.diariocritico.com/nacional/educacion/ignacio-gonzalez/historia-de-espana/450889

Que todos los nacionalismos mienten, es cierto. En mayor o menor medida y para justificar sus pretensiones, todos ellos acuden a un pasado que tergiversan. Ya se sabe, quien controla el pasado controla el futuro, que dijo Orwell. El nacionalismo español, el peor de todos, no es ajeno a la manipulación y la mentira histórica y la noticia de cabecera lo demuestra.

Durante 30 años los niños de la Comunidad de Madrid han sido manipulados en los centros de enseñanza hasta la náusea. Se les ha enseñado por ejemplo los ríos de la Comunidad de Madrid, el Paleolítico de la Comunidad de Madrid, que los cristianos en el 1085 conquistaron la Comunidad de Madrid, que Carlos V era un humanista que trajo a España la modernidad y extendió las fronteras de España hasta Alemania ni más ni menos; o que la propia Comunidad de Madrid nació por voluntad de los madrileños y hunde sus fundamentos en la sublevación contra los franceses en 1808. En resumen, se les ha mentido. Y lo que es peor, se les ha ocultado algo clave para que entiendan quienes son y de donde vienen. Me refiero al hecho incontestable de que forman parte de un territorio histórico llamado Castilla. Es lo que el actual Ministro de Educación denomina españolizar. Y se les ha mentido para que a ninguno se le ocurra pensar que si todos somos castellanos, para qué 5 autonomías separadas y para usarlos como ariete españolista rancio contra los que en otros lugares no quieren renunciar a su identidad.

Lo que ahora pretende Ignacio González es extender este modelo de mentira, manipulación y tergiversación históricas a otras comunidades autónomas aparte de Madrid. Porque Ignacio González es fiel heredero de los que en 1812 decidieron liquidar el Antiguo Régimen y con él leyes, fueros, reinos e identidades que durante siglos formaron una España más armónica y más cohesionada, donde nadie se mataba porque su lengua fuera diferente o su boina se calara o no hasta las cejas. Ellos, los nacionalistas españoles, fueron los responsables de que en este país hubiera por ejemplo 3 Guerras Carlistas, 3 guerras civiles. Que no fueron otra cosa que la reacción de una parte importante del pueblo español a la nueva imposición liberal, uniformadora y afrancesada, que ellos no estimaban como verdaderamente española.

Y luego se atreven a señalar con el dedo a nacionalistas de la periferia, cuando el mayor ejemplo de lavado de cerebro colectivo son ellos, los nacionalistas españoles. Poco les importa que España no pueda sostener 17 autonomías. Poco les importa el terrible estado de postración, degradación y hundimiento económico y demográfico que sufre toda Castilla, a la que ni permiten existir. Ellos a lo suyo. A mentir, a tachar de separatista a quien cuestione este modelo territorial absurdo, a sentarse en poltronas de parlamentos que no necesitamos, que no queremos y a vivir del pueblo. Van a estirar los estertores de este régimen hasta que su hundimiento sea total. Entonces, esta chusma cogerá sus maletas y se marchará a su única y verdadera patria que son sus cuentas bancarias en Suiza. Porque ya se sabe, el capital no tiene patria.

madrid


Perdido en las Merindades de Burgos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es una gozada perderse por las Merindades de Burgos y una semana me ha parecido bastante poco.  No solo atesora una enorme cantidad de Arte Románico y Gótico. Es la riqueza de todos sus paisajes a la vez. Es que sales de un valle y sin darte cuenta entras en otro diferente que intenta superar en belleza al anterior. Pero lo más llamativo son sus gentes. Siempre me ha sentado mal esos comentarios sobre lo secos o antipáticos que somos los castellanos. Vamos, en Madrid somos todo lo contrario. Y lo mismo en Segovia, en Palencia, en Burgos, en Toledo o en cualquier rincón de Castilla. Abrías un mapa en medio de un pueblo de la Merindad de Montija  y ya tenías al lado al carnicero o el del bar de en frente a ver si podía ayudarte. Si algo ha conseguido enamorarme de la zona, ha sido el carácter cordial de sus gentes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se me ha hecho extraño que hubiese tan poco turismo, la verdad. Pero es cierto que seguimos siendo un país de playa, bronceador y tumbona. La Naturaleza o la Cultura siguen siendo proscritas en una España que apenas es capaz de leer un libro al año. Pero es verdad que en cierta manera se agradece porque evitas aglomeraciones en los monumentos y los atascos en las carreteras. Y si de algo quería huir era de todo eso.

Recuerdo esos días de agosto en los que hablaba con mi padre por teléfono y me contaba que en Madrid a las 10 de la noche seguían a 32 grados, cuando yo estaba disfrutando de mis 20 grados en esos momentos, incluso a 8 grados de madrugada. Otro activo a tener en cuenta para viajar allí, el clima. Una mezcla entre el clima mediterráneo y el atlántico. Por eso a veces parece que estás en Santander, otras en Palencia y otras en el País Vasco.

El hotel rural estaba genial y a buen precio. La comida era de menú y muy buena también. Por si a alguien le interesa, se llama El Balcón de Montija y está en El Cruce, muy cerca de Espinosa de los Monteros. Un sitio estupendo porque se encuentra casi en el centro de las Merindades y te permite moverte en una u otra dirección en poco tiempo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya digo, la valoración turística en general de la zona es muy positiva. La valoración castellanista ya es otra cosa.

He visto cosas que no me han gustado mucho. Entiendo que en esa zona y en Burgos en general a la gente le guste el Athletic de Bilbao por aquello de la cercanía y que se note en algunas zonas como el Valle de Mena cierta influencia vasca. Lo que me parece lamentable es llegar a un mercadillo y que en varios puestos vendieran banderas de todo tipo y sobre todo ikurriñas y ni una sola de Castilla. Pero ni moradas, ni rojas ni si quiera de Duerolandia. Aún más lamentable ver ikurriñas en ventanas en Villarcayo. Y que nadie piense que en esa villa la gente se siente vasca, no. Lo que pasa es que algunos hijos y nietos de emigrantes castellanos gustan de volver en Verano a las tierras de sus antepasados y dejar claro que ellos son más chulos que nadie y no unos paletos como los indígenas del lugar. Por eso reniegan de la tierra de sus ancestros y prefieren ondear la bandera del PNV convertida en bandera de la comunidad autónoma vasca en 1978, antes que la castellana que tiene más de 8 siglos de gloriosa historia. A mí no se me ocurriría por ejemplo irme a León de turismo y colgar la bandera de Castilla en una ventana del hotel para tocar las narices. Pero ellos son así. Peor aún me ha sentado ver pintadas abertzales en la medieval Villa de Frías y que su ayuntamiento no se haya dignado en eliminarlas. Todas estas cosas parecerían ridículas de no ser porque en frente tenemos el tema de Treviño. Vamos a ver que pasa este mes de Septiembre y el peso que tiene el Estatuto de Autonomía de Castilla y León frente al de Vitoria.

La autonomía vasca emite una fuerte identidad. Buena parte de ella fruto de falsificaciones históricas, cierto, pero subvencionada desde el propio gobierno vasco desde hace 30 años. En cambio con Castilla se ha hecho todo lo posible por destruirla, sobre todo desde las propias administraciones autonómicas. No es solo que estemos divididos en 5 trozos. ¿Se imagina alguien a un diputado vasco del PP diciendo que Euskadi no tiene identidad?. Pues en la Comunidad de Madrid hemos tenido a todo un presidente autonómico que ha estado 2 legislaturas alardeando de eso mismo en relación a Madrid. Y cuanto más lo decía, más votos sacaba. Son las cosas que tiene el electorado castellano. Te insultan, te dicen claramente que eres inferior al resto de regiones españolas, que no tienes cultura propia ni historia propia y aplaudes con las orejas. Con gentuza de esta clase y con paisanos así no me extraña que estemos como estamos. Y es que si cae Treviño, caerá lo que se propongan (Cantabria, las Merindades de Burgos, La Rioja y hasta el Norte de Soria). Sería gracioso que un día la ikurriña de los hermanos Arana ondeara en Taranco de Mena…  Quizá nos haga falta eso para reaccionar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entiendo que no todo el mundo opinará como yo en relación a este u otros temas. Y que algunos castellanistas miran a otro lado en relación a Treviño. Me parece genial. Así nos retratamos todos y el pueblo sabrá quien tiene complejos en Castilla y quien no. Por mi parte, del mismo modo que miro con desconfianza y recelo al Estado Español por como se comporta con mi tierra, miro con esa misma desconfianza y recelo a los del Norte y Noreste, que llevan siglos sacando réditos políticos y económicos de las discriminaciones a los castellanos. Pero algunos no aprenden ni después de 30 años de palos en la espalda.

Otra cosa criticable son algunos de los guías turísticos con los que me he topado. Se nota claramente quienes disfrutan con su trabajo y quienes se limitan a rentabilizar una oposición que aprobaron en su momento. Que una guía del Monasterio de las Huelgas te diga en 2 ocasiones que el Pendón de las Navas de Tolosa fue “robado” a los musulmanes y que no es un pendón porque no se puede ondear debido a su tamaño… ¿Esta señora no sabe que en las guerras la misión primordial es quitarle la bandera al enemigo?. Vamos esto ha sido así desde los romanos hasta la Guerra del Vietnam. ¿Es que esta inútil no conoce los pendones de los pueblos de Castilla que la gente saca en las fiestas patronales y que a veces miden más de 3 o 4 metros de largo y se ondean entre varios si hace falta?. Y encima la tipa era de Burgos capital… De hecho tuve el placer de ver y tocar alguno de esos preciosos pendones, que son en definitiva Pendones de Castilla y ni son morados ni llevan leones. También me di cuenta de como algunos guías a sueldo de la Junta de Duerolandia o del ayuntamiento del PPSOE de turno se echaban a temblar en cuanto me escuchaban hablar de Castilla La Vieja y La Nueva. Algo que solo me animaba aun más a la hora de tocar las narices.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero volviendo a las Merindades, no toda la valoración castellanista es mala. He visto ondeando dos banderas rojas de Castilla en balcones en dos pueblos de la zona y bien visibles. Ojalá la moda se extienda, pero para eso hay que crear conciencia y que la misma propicie la demanda. Porque también es triste que la genuina Bandera de Castilla no se venda en una sola tienda de Burgos o Valladolid, que tanto presumen de ser castellanas viejas y por el contrario sí se vendan ya en alguna de Madrid. Y eso que “no tenemos identidad”, según el actual Ministro de Justicia y ex presidente de la calamidad autónoma Madrid.


La Comunidad de Madrid o el todo por la pasta

fibulas_visigodas

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/06/17/madrid/1371494210_625553.html

Algunos me han considerado un exagerado por decir que la Comunidad de Madrid se ha dedicado estos 30 años a destruir la cultura madrileña, cuyo referente principal es la Cultura Castellana. Pues para muestra un botón. Encuentran una necrópolis visigoda de entre el siglo V al VII d.C., la excavan y ahora se apresuran a destruirla porque como ya hay unas cuantas de ese estilo, para que más. Porque lo que Madrid necesita son más pisos. Solo hay 3 millones de viviendas nuevas a estrenar vacías por toda España, pero Madrid necesita aun más.

Nunca he sido de esos castellanistas de pitiminí que hablan de acercar autonomías castellanas, colaborar, buscar puentes de contacto… No, yo siempre he abogado por la liquidación de todas y cada una de estas autonomías. Y una de las razones es que estas instituciones que nadie quiso, nadie pidió y nadie votó, solo han servido para sacarle el dinero a los castellanos, mantener a una pandilla de parásitos que viven de la política y destruir buena parte de la cultura castellana. Cultura que no puede entenderse sin el enorme aporte de los visigodos. Pueblo que se asentó sobre todo en la Meseta Central en un número cercano a los 300.000 y cuyo temperamento impregnó para siempre el de los castellanos. Quizá por eso le estorben tanto a la Comunidad de Madrid, institución que capitaneada por Gallardón, Aguirre o González, se ha caracterizado siempre por despreciar todo lo que significara Castilla.

De verdad que es muy triste lo que se hace con Castilla y con los castellanos. Esos pobres seres que ni saben que lo son. Esos ciudadanos manipulados hasta el asco para que sean y se sientan más españoles que nadie. Esos hombres y mujeres desarraigados que ven lo castellano como algo viejo, pasado de moda y paleto, mientras se les suministran dosis de falsificaciones culturales en forma de Flamenco, Corridas de Toros y cualquier estupidez que venga de fuera. Y esto no es lo peor. Lo peor es que este fenómeno ya no es exclusivo de Madrid. Es algo que se está exportando al resto de comunidades castellanas, donde ya es algo normal, cultural y lucrativo celebrar ferias rocieras y sevillanas.

Me pregunto si ese suelo será público o privado, si esas viviendas serán de protección oficial y quienes y cuantas comisiones van a cobrarse por su construcción. Porque posiblemente esa sea la madre del cordero para una pandilla de parásitos traidores, que todo lo interpretan en clave mercantilista. Y me pregunto si habrían hecho lo mismo de encontrarse un cementerio hebreo o musulmán.

Ahora ya sabéis porque no me gusta la bandera de la Mahou ni la institución a la que representa. No quiero autonomías castellanas. Quiero la unidad de Castilla. Quiero que Castilla viva y que su corazón lata de nuevo. Y quiero que llegado el momento, se procese en los tribunales a todos aquellos que en 1978 iniciaron un etnocidio contra esta tierra y contra su pueblo. Que aquel gran santo visigodo que fue San Isidoro, nos eche una mano en tan justa y noble empresa.

Isidoro de Sevilla (José Alcoverro) 02


MADRID ES CASTILLA

madrid_escastilla

 

Vuestra herramienta es la mentira divulgada por vuestros medios de comunicación. La nuestra es la fe, la razón, la justicia, la verdad y la lealtad a nuestra tierra y a nuestros antepasados. Con estas armas estáis ya derrotados de antemano. Habéis levantado un gigante sobre Castilla y los castellanos. Pero ese gigante tiene los pies de barro, se tambalea y lo vamos a ver caer con vosotros dentro. Id pensando como le vais a explicar a los madrileños y al resto de castellanos más de 30 años de mentiras y de traición.

¡MADRID ES CASTILLA!