Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “democracia

Tragando

reloj-puerta-sol_1

Yo no voy a hacer un sesudo balance de lo que el 2016 ha supuesto para todo el país o para Castilla. No hay nada bueno que decir. Como dice un dicho popular “vamos de culo y contra el viento”. Incluso palabras como recorte ya pasan desapercibidas para las clases populares. Nadie se extraña, nadie alza la voz y por supuesto, nadie o muy pocos protestan, porque la gente ya se ha cansado de manifestaciones, de sindicatos que no representan a nadie, de mareas repetitivas, de confluencias y batukadas callejeras. Incluso palabras como Democracia o Soberanía han terminado por perder todo su significado. La desmovilización de los españoles ha llegado a tal punto, que solo existe la resignación y el ver hasta donde llegamos. El individualismo nos devora.

Hay quienes dicen que los españoles solo protestan cuando les tocan el bolsillo. No es verdad. En este país el saqueo al ciudadano queda ya impune. Incluso cuando el Estado premia a los territorios morosos y multa a los pobres. No se si cuando la gente se quede sin su televisión y sin sus series y telebasura favoritas, harán algo. Si hay algo imprevisible en este mundo es el pueblo español. Pero hasta el momento la alienación de los españoles ya asusta.

España es inviable en las actuales circunstancias. Lo sabemos todos. Es imposible con los niveles de deuda que tenemos, seguir manteniendo el actual estado autonómico. Pero nadie habla de ello. Por contra, lo que sí se pone en duda son las pensiones o la Sanidad Pública. Nuestra clase política, ahora más que nunca, vive absolutamente de espaldas a una situación que más pronto que tarde, hará saltar por los aires el Régimen del 78. Implosión que se llevará por delante muchas cosas que hoy parecen intocables. Ni si quiera la irrupción de nuevos partidos hará que el debate se abra. Ni Ciudadanos ni Podemos cuestionan la división territorial de España. Tampoco proponen soluciones a la catástrofe demográfica española, sin la cual es imposible abordar con responsabilidad la crisis del llamado estado del bienestar. Ambos simplemente proponen el uso de tiritas naranjas o moradas para curar el cáncer español. Más de lo mismo.

De modo que así terminamos el 2016 y así empezaremos el 2017. Siento hablar en estos términos, pero esta es la realidad. Nadie sabe donde vamos y a donde llegaremos. Nadie sabe nada en este país. Y lo que es peor, nadie quiere saberlo. Es la política del avestruz. Lo único que sabemos es practicar el cortoplacismo y tragar y tragar. Tic-tac, tic-tac. ti-tac…

Por último, invito a revisar los enlaces que dejo aquí abajo y que creo que reflejan cual es nuestra situación. Con todo, mis mejores deseos para el 2017 y que Dios nos coja confesados.

http://economia.elpais.com/economia/2016/05/18/actualidad/1463559100_343432.html

http://www.elmundo.es/economia/2016/03/15/56e7d47a46163f4b098b45bc.html

http://economia.elpais.com/economia/2016/04/05/actualidad/1459858889_089223.html

http://finanzas.excite.es/cuanto-cuestan-al-ano-las-autonomias-en-espana-N53601.html

 


FELIZ 2014.

Excited Shopping Woman

Estoy un poco harto de leer análisis políticos de la situación que sufre el país entero. No sólo obvian la grave situación de injusticia en lo que respecta a Castilla y su ausencia en esta España que dicen democrática. Es que además se pasa por encima de algo importante como es la responsabilidad del pueblo español en todo lo que acontece en este país. Con todo lo mal y es mucho, que lo está haciendo el partido en el gobierno, a día de hoy y si se celebraran elecciones generales, las volvería a ganar. Eso, con ser grave, lo es aún más si tenemos en cuenta que la alternativa al PP volvería a ser el PSOE (el de los 5 millones de parados, el del Estatuto que nadie pedía en Cataluña y el de la negociación con ETA). También estoy asqueado de escuchar tertulias (casi siempre los mismos tertulianos en todas las cadenas), cuya misión no es otra que encauzar la escasa ira popular por los límites “correctos” que el sistema desea. Fijaros en lo terrible que es que el propio sistema controle su disidencia.

No veo por el momento que vayan a producirse grandes cambios a corto plazo. Las primeras encuestas sobre las elecciones europeas a celebrar este año, dejan entrever que la participación va a ser baja. Lo que demuestra la ignorancia de buena parte de un electorado, que sigue sin comprender la importancia de participar masivamente en una contienda electoral clave para castigar a los dos grandes partidos del régimen y de paso soltarle un guantazo a ese ente antidemocrático y dictatorial que es la madre de los males de Europa y que se llama Comisión Europea. Los ciudadanos deberían tener claro que esta Unión Europea está comandada por un organismo que se auto elige por encima de la composición del propio Parlamento Europeo y que por tanto, carece de legitimidad alguna. Y esto es algo que todos los partidos que se denominan democráticos deberían denunciar, pero que no lo hacen por que casi todos ellos (derechas e izquierdas) forman parte de los engranajes de esta Europa sumisa al capital.

Ojalá esté equivocado, pero así son las cosas y así van a seguir por que la gente quiere que sigan así. Me parece tremendo que viviendo en la era de la información, donde buena parte de los ciudadanos tienen acceso a medios alternativos para informarse, se use Internet para ver el correo y vivir encerrado en los mundos virtuales de las llamadas redes sociales. No es que el ciudadano esté manipulado hasta el tuétano, que lo está. Es que en general la gente cuando busca alguna alternativa al desorden social y económico que estamos viviendo, lo hace pidiendo a gritos que le manipulen por que reiteradamente acude a los medios oficiales a la búsqueda de soluciones. Europa es un Continente viejo y España uno sus estados nacionales más antiguos. Salvo que se produzca un fuerte impacto en la realidad que perciben las masas (una gran catástrofe), nada va a cambiar. Muchos hablan de revolución, pero no se lleva a cabo por que nadie está dispuesto a pagar el precio. La pena es que no queremos perder todo aquello que creemos vital y que casi siempre se reduce a cuestiones materiales. Por desgracia, la religión de los españoles y de los europeos en general son sus pertenencias. De modo que los españoles sólo se ven reflejados en su coche, su tv y su cuenta bancaria.

Dicen que mientras hay vida hay esperanza y a eso me agarro. Lo que da verdadero miedo es percibir que buena parte de la sociedad española parece muerta. Con todo, esperemos que este nuevo año recién estrenado, se inicie el principio del cambio radical que todo el país necesita.

¡FELIZ 2014!


Comparecencia de Ada Colau en el Congreso de los Diputados (vídeo completo)

Ada Colau es la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.