Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “ignacio gonzalez

Mienten luego existen.

quijotada-carlista

http://www.diariocritico.com/nacional/educacion/ignacio-gonzalez/historia-de-espana/450889

Que todos los nacionalismos mienten, es cierto. En mayor o menor medida y para justificar sus pretensiones, todos ellos acuden a un pasado que tergiversan. Ya se sabe, quien controla el pasado controla el futuro, que dijo Orwell. El nacionalismo español, el peor de todos, no es ajeno a la manipulación y la mentira histórica y la noticia de cabecera lo demuestra.

Durante 30 años los niños de la Comunidad de Madrid han sido manipulados en los centros de enseñanza hasta la náusea. Se les ha enseñado por ejemplo los ríos de la Comunidad de Madrid, el Paleolítico de la Comunidad de Madrid, que los cristianos en el 1085 conquistaron la Comunidad de Madrid, que Carlos V era un humanista que trajo a España la modernidad y extendió las fronteras de España hasta Alemania ni más ni menos; o que la propia Comunidad de Madrid nació por voluntad de los madrileños y hunde sus fundamentos en la sublevación contra los franceses en 1808. En resumen, se les ha mentido. Y lo que es peor, se les ha ocultado algo clave para que entiendan quienes son y de donde vienen. Me refiero al hecho incontestable de que forman parte de un territorio histórico llamado Castilla. Es lo que el actual Ministro de Educación denomina españolizar. Y se les ha mentido para que a ninguno se le ocurra pensar que si todos somos castellanos, para qué 5 autonomías separadas y para usarlos como ariete españolista rancio contra los que en otros lugares no quieren renunciar a su identidad.

Lo que ahora pretende Ignacio González es extender este modelo de mentira, manipulación y tergiversación históricas a otras comunidades autónomas aparte de Madrid. Porque Ignacio González es fiel heredero de los que en 1812 decidieron liquidar el Antiguo Régimen y con él leyes, fueros, reinos e identidades que durante siglos formaron una España más armónica y más cohesionada, donde nadie se mataba porque su lengua fuera diferente o su boina se calara o no hasta las cejas. Ellos, los nacionalistas españoles, fueron los responsables de que en este país hubiera por ejemplo 3 Guerras Carlistas, 3 guerras civiles. Que no fueron otra cosa que la reacción de una parte importante del pueblo español a la nueva imposición liberal, uniformadora y afrancesada, que ellos no estimaban como verdaderamente española.

Y luego se atreven a señalar con el dedo a nacionalistas de la periferia, cuando el mayor ejemplo de lavado de cerebro colectivo son ellos, los nacionalistas españoles. Poco les importa que España no pueda sostener 17 autonomías. Poco les importa el terrible estado de postración, degradación y hundimiento económico y demográfico que sufre toda Castilla, a la que ni permiten existir. Ellos a lo suyo. A mentir, a tachar de separatista a quien cuestione este modelo territorial absurdo, a sentarse en poltronas de parlamentos que no necesitamos, que no queremos y a vivir del pueblo. Van a estirar los estertores de este régimen hasta que su hundimiento sea total. Entonces, esta chusma cogerá sus maletas y se marchará a su única y verdadera patria que son sus cuentas bancarias en Suiza. Porque ya se sabe, el capital no tiene patria.

madrid

Anuncios

La Comunidad de Madrid o el todo por la pasta

fibulas_visigodas

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/06/17/madrid/1371494210_625553.html

Algunos me han considerado un exagerado por decir que la Comunidad de Madrid se ha dedicado estos 30 años a destruir la cultura madrileña, cuyo referente principal es la Cultura Castellana. Pues para muestra un botón. Encuentran una necrópolis visigoda de entre el siglo V al VII d.C., la excavan y ahora se apresuran a destruirla porque como ya hay unas cuantas de ese estilo, para que más. Porque lo que Madrid necesita son más pisos. Solo hay 3 millones de viviendas nuevas a estrenar vacías por toda España, pero Madrid necesita aun más.

Nunca he sido de esos castellanistas de pitiminí que hablan de acercar autonomías castellanas, colaborar, buscar puentes de contacto… No, yo siempre he abogado por la liquidación de todas y cada una de estas autonomías. Y una de las razones es que estas instituciones que nadie quiso, nadie pidió y nadie votó, solo han servido para sacarle el dinero a los castellanos, mantener a una pandilla de parásitos que viven de la política y destruir buena parte de la cultura castellana. Cultura que no puede entenderse sin el enorme aporte de los visigodos. Pueblo que se asentó sobre todo en la Meseta Central en un número cercano a los 300.000 y cuyo temperamento impregnó para siempre el de los castellanos. Quizá por eso le estorben tanto a la Comunidad de Madrid, institución que capitaneada por Gallardón, Aguirre o González, se ha caracterizado siempre por despreciar todo lo que significara Castilla.

De verdad que es muy triste lo que se hace con Castilla y con los castellanos. Esos pobres seres que ni saben que lo son. Esos ciudadanos manipulados hasta el asco para que sean y se sientan más españoles que nadie. Esos hombres y mujeres desarraigados que ven lo castellano como algo viejo, pasado de moda y paleto, mientras se les suministran dosis de falsificaciones culturales en forma de Flamenco, Corridas de Toros y cualquier estupidez que venga de fuera. Y esto no es lo peor. Lo peor es que este fenómeno ya no es exclusivo de Madrid. Es algo que se está exportando al resto de comunidades castellanas, donde ya es algo normal, cultural y lucrativo celebrar ferias rocieras y sevillanas.

Me pregunto si ese suelo será público o privado, si esas viviendas serán de protección oficial y quienes y cuantas comisiones van a cobrarse por su construcción. Porque posiblemente esa sea la madre del cordero para una pandilla de parásitos traidores, que todo lo interpretan en clave mercantilista. Y me pregunto si habrían hecho lo mismo de encontrarse un cementerio hebreo o musulmán.

Ahora ya sabéis porque no me gusta la bandera de la Mahou ni la institución a la que representa. No quiero autonomías castellanas. Quiero la unidad de Castilla. Quiero que Castilla viva y que su corazón lata de nuevo. Y quiero que llegado el momento, se procese en los tribunales a todos aquellos que en 1978 iniciaron un etnocidio contra esta tierra y contra su pueblo. Que aquel gran santo visigodo que fue San Isidoro, nos eche una mano en tan justa y noble empresa.

Isidoro de Sevilla (José Alcoverro) 02


MADRID ES CASTILLA

madrid_escastilla

 

Vuestra herramienta es la mentira divulgada por vuestros medios de comunicación. La nuestra es la fe, la razón, la justicia, la verdad y la lealtad a nuestra tierra y a nuestros antepasados. Con estas armas estáis ya derrotados de antemano. Habéis levantado un gigante sobre Castilla y los castellanos. Pero ese gigante tiene los pies de barro, se tambalea y lo vamos a ver caer con vosotros dentro. Id pensando como le vais a explicar a los madrileños y al resto de castellanos más de 30 años de mentiras y de traición.

¡MADRID ES CASTILLA!


Mentiras contra Castilla.

Se habla mucho estos días del llamado escrache. Ya sabéis, eso de manifestarse cerca o frente al domicilio de un político para denunciar alguna presunta fechoría por él cometida. Ciertamente nuestra clase política (casta parasitaria la llaman ya algunos) está preocupada. Dicen que la privacidad es inviolable. No lo se, pero que se lo cuenten a las familias a las que los bancos les han dejado sin privacidad y sin domicilio. Y que se lo cuenten a esas familias porque los dos partidos mayoritarios a lo que se han dedicado hasta ahora es a darle la espalda a los ciudadanos afectados y a defender los intereses de los bancos. Pero no van por ahí los tiros de mi artículo sino por esa preocupación tan grande que tienen los políticos porque les griten en la calle o bajo la ventana de su casa. El político en general se ha acostumbrado a mentir y a reírse en la cara de los ciudadanos con impunidad. Bien es cierto que una de las características de la manada española consiste en olvidar sistemáticamente las puñaladas que les otorgan sus políticos. Por eso y a pesar de haberles defraudado una y mil veces, los españolitos llevan 30 años votando al PPSOE-IU-PNV-CiU. Lo que pasa es que la manada se ha despertado levemente. La manada no tiene trabajo, no puede consumir, pierde sus tvs y hasta sus casas y eso… cabrea. ¿Se supone que tenemos que permanecer impasibles hasta las próximas elecciones y aguantarnos sin más?. O sea, ¿hay que tolerar democraticamente a un partido quea los 3 meses de llegar al gobierno tira por la borda el programa por que el que obtuvo la confianza de la ciudadanía?. ¿Hay que tolerar a un político que se ríe literalmente en tu cara?. Pregunto.

Ignacio-Gonzalez¿Que tenemos que hacer cuando un político nos miente descaradamente?. No ya con brotes verdes y otras sandeces como las de Zapatero, Rajoy o Montoro. Hablo de cosas más serias. Vamos a ver, este estado autonómico es inviable. Es un grito a voces. Lo sabemos todos, hasta en la maldita Unión Europa, de cuyo retrete formamos parte. Pues con todo, nos sale hace unas semanas, el Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con eso de “durante estos treinta años Madrid ha servido lealmente a España y, paralelamente, aun careciendo de señas de identidad, ha brotado el orgullo de ser madrileño”. Estas cosas no son baladíes, son muy graves. Esto es mentir a los madrileños y manipular a los ciudadanos de esta comunidad autónoma inventada. Y lo peor es que esta mentira se hace extensiva al resto de partidos de la Asamblea de Madrid, cuyos representantes permanecieron impasibles ante estas manifestaciones del Presidente madrileño. No voy a recurrir a la Historia, ni a mencionar tantos motivos culturales por los que la Provincia de Madrid es castellana. Solo tengo que recurrir a los símbolos propios de esta autonomía, cuya evidencia debería hacer sonrojar al Sr. González y a los representantes del PSOE, IU y UPyD. Pero ya no espero nada de unos políticos que desconocen lo que es la vergüenza y la decencia. Porque de tener vergüenza, estarían ya pidiendo perdón por habernos colado una autonomía que nadie quería, por hacerlo desde las sombras y de manera absolutamente antidemocrática (los madrileños nunca votaron este Estatuto de Autonomía) y por legitimar la ruptura de Castilla con un dictamen del Congreso de los Diputados claramente inconstitucional. Es más, deberían pedir perdón por haber propiciado un genocidio humano, económico y cultural contra el pueblo castellano.

Se congratula Ignacio González del gran servicio que esta comunidad ha otorgado a España desde la ignorancia de los madrileños. Y no es para menos. España o mejor llamar a las cosas por su nombre, el Estado Español (porque España es otra cosa), saca limpios de la Comunidad de Madrid 66.000 millones de euros (impuestos, tasas, etc.), de los cuales devuelve tan solo 11.000 (1.000 millones menos que el pasado año). El Estado lleva 30 años saqueando a los madrileños para pagar privilegios en la periferia básicamente. Esperanza Aguirre ya denunció esto con Zapatero y después con Rajoy. Ignacio González también ha pataleado un poco. ¿Resultado?, silencio en Moncloa. Esa es la labor de los polis buenos. “Que malo es mi jefe que te roba la cartera pero yo te comprendo” (palmada con puñal en la espalda). Y el ciudadano de Madrid tan feliz en su ignorancia y celebrando los éxitos de la Roja y de Rafa Nadal. Otros por mucho menos, convocan manifestaciones por la independencia. Quizá aquí debamos empezar a plantearnos muy seriamente lo que nos cuesta el dni español. Lo mismo descubrimos que el matrimonio de Isabel y Fernándo fue el peor negocio de nuestra Historia…

¿Que tenemos que hacer ante esto los castellanistas?. No, no voy a pedir a nadie que vayamos al domicilio de unos u otros a liarla, pero sí a ser la mosca cojonera. Por ejemplo, se puede educar a los castellanos para que sepan quienes son. Se puede llamar embusteros a políticos que como Ignacio González, mienten en público sin que nadie les diga nada. Se puede seguir machacando con la idea de Castilla. No conformarnos ni regodearnos en las poltronas en tal o cual municipio o autonomía castellana impuesta (en el momento que uno da por bueno tal o cual aspecto de una comunidad autónoma castellana, está renunciando explícitamente a la unidad de Castilla). Superar nuestro maldito provincianismo (se nace miembro de una familia, de una comunidad cultural y no de un ente administrativo artificial, ¡papanatas!). Ver más allá de nuestros propios intereses y gustos personales (no ver a otros castellanistas como el enemigo a batir porque tienen otras opiniones distintas a las nuestras. No necesitamos sectarios). No rendirnos. Divulgar por la Red las injusticias que se hacen con Castilla (desde la caza del lobo al Trasvase Taje-Segura). Sacudirnos la modorra que impera en algunas sedes de partidos castellanistas (es ya escandaloso el silencio de algunos ante lo que Rajoy va a quitarle a Castilla para dárselo a Artur Mas). Salir a las calles con las banderas aprovechando la mínima ocasión, en vez de darnos tantos golpes de pecho con la Tizona frente a la pantalla de nuestro pc. No dar la batalla por perdida. Tener VOLUNTAD. Ser leales a nuestra tierra y a los que levantaron Castilla desde la nada. No cruzarnos de brazos, en definitiva.

Aunque gente como Ignacio González sigan mintiendo y haciendo ver a los ciudadanos que no pasa nada, este régimen va a caer. Lo de la Casa Real es de escándalo diario. El estado autonómico actual no podemos pagarlo y su final va a llegar les guste a los de la casta o no. Salen ya hasta catedráticos pidiendo agrupar autonomías castellanas (http://www.vocesdecuenca.com/frontend/voces/Soriano–Prolongar-La-Situacion-Del-ERE-De-Geacam-Est…www.vocesdecuenca.com/frontend/voces/Un-Catedratico-Propone-Reducir-Autonomias-Y-Reagrupar-Castilla-La-Mancha-Y-Madri-vn25925-vst352).Tenemos que estar preparados. Nadie va a hacer nada por Castilla, salvo los propios castellanos. Y menos los nacionalistas españoles y periféricos, para los que Castilla es un suculento bizcocho. Quien no llora no mama, dicen un refrán castellano. Pues ya es hora de sacar el pañuelo para llorar de rabia y para decir a tanto traidor y embustero ¡Adiós!.