Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “patria castellana

La Providencia

castilla

Toda persona que está en la política por idealismo, tarde o temprano se lleva un palo o varios. Es muy duro ser castellanista. Implica casi siempre ser incomprendido e incluso ridiculizado. A veces te cansas de explicar a la gente cual es tu postura y que no te quieran entender. Te cansas. Y empiezas a ser más escueto en tus explicaciones. Personalmente he desarrollado una especie de sentido arácnido y detecto a la primera a los tontos y a los tocapelotas. Por eso muchas veces ante la pregunta de ¿y tú porqué estás en esto?. Simplemente respondo, “por que quiero”.

Pero como decía, es inevitable que embate tras otro, a veces sientas ganas de mandarlo todo al carajo. Me ha pasado muchas veces. Y siempre sucede algo que aleja esa sensación de soledad. Ayer en medio de un montón de personas sin raíces y sin identidad que deambulaban cual zombis por el Centro de Madrid, terminé entrando por necesidad en un centro comercial. Cual sería mi sorpresa cuando me topé con un cartel promocional de la Serie Isabel a tamaño natural. Allí estaba Michelle Jenner radiante y preciosa, sujetando su cetro de Reina de Castilla (antes no le poníamos rostro a nuestra mejor reina y ahora sí lo tiene). Me hice una foto junto a ella. Me hacía ilusión. Los castellanistas nos conformamos con poco.

Más tarde pasamos por los almacenes Pontejos. Dado que todo el mundo estaba invadiendo los centros comerciales cercanos a Sol comprando Navidad, aquello estaba bastante vacío para lo que suele ser normal. Le recordé a mi mujer que a finales de los ’90 allí vendían parches de Castilla. De hecho compré algunos en su día. Mi mujer me animó a preguntar. Y para mi sorpresa los seguían vendiendo. Tras 30 años de mentiras, manipulación y ocultación de la realidad castellana de Madrid por parte de sus instituciones autonómicas, aún existe un comercio en Madrid donde se vende algo de Castilla. No de “Castilla La…” o de “Castilla y…” De Castilla y punto. En morado, vale (me importa un rábano). Un escudo sin aditivos. Limpio. Me llevé varios.

Estamos en Navidad. Para mí no son unas fiestas alegres. Dejan de serlo cuando tu madre ya no está. Pero intento no amargárselas al resto. Tengo claro que hay cosas sobrenaturales que no tienen explicación alguna. Podemos decir que soy creyente en ese aspecto. Y ayer la Providencia o vaya usted a saber, me dio dos grandes alegrías. Son esas pequeñas cosas que hacen las veces de combustible para seguir tirando para adelante. Y eso es lo que pienso seguir haciendo en el 2015. Pase lo que pase y moleste a unos u otros. Porque es mi tierra, la de mis antepasados. Porque es mi patria. Porque amo su Historia y su vasta Cultura. Porque amo a su pueblo, aunque él no se ame así mismo. Y sobre todo porque quiero.

¡FELICES FIESTAS Y FELIZ 2015 A TODOS!

isabel-michelle-jenner

Anuncios

Nunca nos rendiremos.

“Mucha gente, especialmente la ignorante, desea castigarte por decir la verdad, por ser correcto, por ser tú. Nunca te disculpes por ser correcto, o por estar años por delante de tu tiempo. Si estás en lo cierto y lo sabes, que hable tu razón. Incluso si eres una minoría de uno solo, la verdad sigue siendo la verdad.” (Gandhi)

castilla_bandera

Quizá muchos castellanistas os sintáis solos e incomprendidos en medio de una masa que os da la espalda. La Democracia es así, pero es un simple sistema de representación y no significa que las mayorías tengan la razón. Es más, como hemos podido comprobar en nuestro país, con frecuencia se equivocan. En ese sentido Julio Anguita siempre ha sido el azote de los electores, a los que jamás ha adulado. Todo lo contrario. Les ha criticado su irresponsabilidad a la hora de votar siempre lo menos malo.

Muchos quizá os sintáis solos en esta lucha por nuestra tierra. La mayoría en muchos momentos sentimos esa soledad. Quizá la misma soledad que sintió Fernán González viéndose acosado por leoneses, navarros y moros. Quizá la misma soledad de El Cid en su destierro. La de Isabel, nuestra reina, secuestrada en Segovia. O quizá la de Padilla en Torrelobatón en medio de deserciones y con los imperiales pisándole los talones. Ninguno de ellos dio la espalda a Castilla y supo cumplir con su deber.

No somos castellanistas por imitar a otros. Somos herederos de una tierra fraguada con el esfuerzo, el sudor y la sangre de nuestros antepasados. Ciudadanos humildes y austeros que sabían ser leales con sus reyes, pero primero defensores de su tierra. Ciudadanos de Villa, siempre dispuestos a morir por su señor, pero por encima de todo leales a las leyes de sus paisanos y de los que les precedieron. Así eran los castellanos de antaño y ese es el ejemplo a seguir.

Podemos ser 4 en medio de millones, pero siempre es una minoría quien marca la diferencia. Las masas no hacen las revoluciones, las hacen minorías al frente de ellas. Cristo empezó con 12 y cuando salieron de la oscuridad de las catacumbas eran miles. Igual que Mahoma huyendo de la Meca y volviendo en honor de multitudes años después. La Historia tiene muchos más ejemplos donde las minorías terminan por triunfar. Una de las virtudes del Paganismo era la Perseverancia. Los nuestros no se rendían. Los numantinos por ejemplo, preferían morir antes que arrodillarse ante el invasor.

Lo fácil es dejarlo todo. Tirar la espada y dedicarse a dejar pasar los días con mejor o peor suerte. Cada uno hace su destino. Pero pregúntate, cuando abandones la lucha por tu tierra, que sentido le habrás dado a tu vida. Quizá llegado el momento de reunirte con el Supremo Hacedor y en presencia de los que te precedieron, sientas que has pasado por este mundo sin influir en él y sin dejar un solo eco en la eternidad. En un par de generaciones tu nombre se habrá olvidado. O puede que ya te hayas disuelto tanto en la abulia de la mayoría, que ni si quiera te preguntes nada porque simplemente ya no seas nada.

Causas legítimas hay muchas. Causas legítimas y justas, muy pocas. Esta es la nuestra. Castilla es nuestra madre, cuya tierra ha de acogernos amorosamente llegado el momento. Castilla agoniza abandonada por la mayor parte de sus hijos. Castilla se muere saqueada por gobiernos centrales y periféricos. Y Castilla está llegando a un punto de no retorno muy peligroso, acosada por el envejecimiento, la despoblación, la pobreza y la contaminación cultural. La batalla que se pierde es la que se abandona. Solo los que luchan se ganan el Paraíso. Solo los que luchan son acompañados de los dioses en la batalla, pensaban los Celtíberos. Pues por ellos, por nuestros antepasados, por nuestra tierra, por nuestra madre y por un futuro donde los gritos de los niños llenen de nuevo los pueblos de Castilla. Resistir es Vencer y está saliendo el Sol. Por la Patria Castellana.

¡Viva Castilla Libre!

 

castilla_entera_mapa