Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “pp

Comparecencia de Ada Colau en el Congreso de los Diputados (vídeo completo)

Ada Colau es la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.


El PSOE insiste en ningunear a los castellanos

Y además en reformar la Constitución que cierre el mapa autonómico tal cual está, otorgando un reconocimiento especial a la “singularidad catalana”…

http://politica.elpais.com/politica/2013/01/12/actualidad/1357989617_461544.html

Ya me he referido a este tema en más de una ocasión, pero conviene volver sobre el mismo porque la mano izquierda del Sr. Botín (PSOE), insiste en pretender dejarnos aun peor de lo que estamos. Vamos a dejar las cosas muy claras a esta gentuza:

-Los castellanos no vamos a aceptar un cambio en la Constitución que nos deje fuera del mapa.

-Los castellanos no aceptaremos más estatutos autonómicos falsos, que nos dividan y que nos pisoteen como una de las culturas e identidades históricas más evidentes de España.

-Los castellanos no acataremos divisiones administrativas aunque estas queden plasmadas en la Constitución.

-Los castellanos no aceptaremos que en un pretendido modelo federal o confederal, el Estado Español siga dando privilegios a unos pueblos sobre otros.

Y si al final los dos partidos de la banca (PPSOE) llevan esto a cabo, denunciaremos a ambos y a las estructuras de ese Estado como perpetradores de un delito criminal contra el pueblo castellano. Y no son meras palabras gruesas. Si a un pueblo no se le permite expresarse y desarrollarse en todos los ámbitos de la vida, la ONU tipifica eso como Genocidio. Y como tal lo proclamaremos a los cuatro vientos.

castilla_federal


Hay que pararles los pies.

Hay que parar a un gobierno que gobierna bajo mandato del pueblo español, pero siguiendo las directrices de sistema financiero mundial. Hay que parar a un gobierno que está dispuesto a dejar a todos los ciudadanos sin trabajo, sin casa y en la más absoluta ruina, con tal de dar gusto a todos esos bancos que son responsables absolutos del 80% del total la deuda española. Y hay que parar los pies a una Comisión Europea, que nadie ha votado y que ha demostrado que sus intereses son los del Capital internacional y no los de los trabajadores europeos. Por nosotros, por nuestros hijos, por nuestro futuro. El 7 de Octubre no te quedes en casa y saca tu bandera castellana a las calles.


Ahora toca… ¡CASTILLA!

Los que me siguen en este blog y en Facebook, ya saben que he repetido muchas veces que el Régimen del 78 se viene a abajo. Lo llevo pensando hace años. Lo que no contaba es que iba a suceder tan a prisa. Muchos dicen que la manifestación de la Diada ayer en Barcelona marca un punto de inflexión. Y es verdad. Todos los sabemos, salvo el PP y toda la casta política que ocupa el Parlamento Español. Todos piden respeto a la libertad de expresión del pueblo catalán. Todos piden moderación y Mariano Rajoy dice que no es momento de “algaradas”, que “ahora no toca” (tomando un juego de palabras del propio Jordi Pujol). Al parecer el Presidente del Gobierno se ha calzado ya las mismas orejeras que su antecesor en la Moncloa. Y es que en este país no pasa nada que no se haya permitido desde hace 30 años desde Moncloa y Zarzuela. 30 años de cesiones a chantajes de la burguesía catalana y vasca. 30 años de separar a los ciudadanos españoles entre los que son de primera y los que son de segunda. 30 años de fomentar el expolio silencioso y traidor de Castilla para beneficio de otros. Y 30 años de un “café para todos” que siempre se ha sabido que era insostenible. En el pecado van a llevar la penitencia. Porque como digo, este régimen se cae como un castillo de naipes y todos, incluidos vascos y catalanes, lo terminaremos pagando con creces. No hace mucho, un consejero del gobierno vasco reconocía que la independencia de Euskadi tendría una primera consecuencia y es el no poder pagar las pensiones a los jubilados vascos. No en vano esa comunidad se lleva al año 1800 millones de euros limpios de polvo y paja en virtud al Concierto Económico. A esto ya me referí en otro artículo anterior.

España es un estado nacional que perdió su independencia al renunciar a su propia moneda y adoptar otra foránea. España es un país intervenido, bajo un gobierno que, al igual que el anterior, obedece a consignas extranjeras (esto era un delito de traición hace 100 años) y cuya única meta es salvaguardar los intereses bastardos de unos usureros a los que algunos llaman Mercados y los intereses no menos bastardos de la banca española. Si los recortes aplicados por los gobiernos de Zapatero y Rajoy pueden calificarse de graves, los que ha aplicado Artur Mas en Cataluña pueden calificarse de salvajes. Lo suficientemente salvajes como para que ayer en la Diada, los ciudadanos catalanes hubieran pedido su cabeza. Pero no fue así. El discurso victimista del nacionalismo catalán ha calado de tal manera en los catalanes, que hasta cuando padecen un incendio (como los que padecemos anualmente en Castilla) lo primero que hacen es mirar a “Madrit” a ver cuanta ayuda les mandan. Madrid parece que ya es responsable hasta de los retrasos de los autobuses municipales de Barcelona. Que en unos momentos en que las agencias de rating califican el bono catalán como bono basura (al nivel del de Grecia) el gobierno catalán amenace con la independencia si el gobierno central no les da el pacto fiscal que necesitan precisamente para independizarse, es de locos. Pero en este país las locuras de los iluminados triunfan. Una prueba más de que los catalanes en general están al mismo nivel de idiotez que el resto de españoles. Nadie le ha pedido cuentas a Mas por el despilfarro bestial que el nacionalismo catalán ha perpetrado desde tiempos de Pujol, financiando asociaciones nacionalistas, financiando 8 canales de tv autonómicos, medios de prensa, embajadas, corruptelas varias como el caso Palau… Ni mucho menos nadie se ha parado a analizar como en estos 30 años de gobiernos nacionalistas Cataluña, que era el motor económico de España (lo fue durante todo el Franquismo) y la primera región española en PIB, haya ido cediendo ese puesto a la Comunidad Autónoma de Madrid. Comunidad que además no tiene fábricas ni grandes industrias como Cataluña. Su único patrimonio es tener casi 7 millones de habitantes concentrados en una sola provincia, que pagan impuestos bestiales (sobre todo los vecinos de la Villa de Madrid). Madrid aporta al Estado 65000 millones de euros, de los cuales solo recibe 15000 millones. Este año, por ser una autonomía sumisa como todas las castellanas, recibirá 1000 millones menos. Hasta Esperanza Aguirre se ha quejado a su propio jefe, el Sr. Rajoy. Como digo, nadie ha pedido responsabilidades a Más. Al contrario, Mas les ha pedido salir a la calle a bailar con la Senyera y un millón de catalanes eufóricos han obedecido sin rechistar.

¿Pero que pacto fiscal quiere el Sr. Mas para Cataluña?. Simplemente uno calcado al Concierto vasco. Un pacto que garantice que Cataluña sobrevivirá económicamente, aunque el resto de España pase hambre. Un dinero asegurado, que saldrá entre otras de las arcas de la CAM. Un colchón para poder mantener toda la superestructura administrativa de Cataluña a costa de regiones pobres como Castilla, Extremadura o Andalucía y que al final les permita romper con el Estado Español. Porque además dicen que es “su dinero”,  que “les pertenece” y una España en decadencia “ya no mola”.

Lejos de mí el pretender acusar de nada a ningún pueblo y el de pretender que alguien que no me soporta, que me culpa de todos sus males y que hasta me llama ladrón, viva a mi lado. Los pueblos se hacen mayores y deben afrontar sus actos y sus consecuencias. Si ayer Artur Mas hubiera proclamado la independencia de su país en el Palau de la Generalitat, no se lo hubiera impedido ni un policía municipal. Si no lo ha hecho, él sabrá porqué. La independencia de Cataluña no sería beneficosa para España a corto plazo, aunque quizá a la larga beneficiaría a todos los españoles, empezando por los castellanos. Para Cataluña sería una catástrofe por muchas razones. Pero eso es problema de ellos como digo y no voy a entrar en ello.

Castilla, aparte de muchas cosas, lleva 3 siglos soportando el proteccionismo económico catalán por parte del Estado. Siglos en los que Castilla ha visto el hundimiento de sus pueblos y villas antes prósperos. Siglos en los que Castilla ha sido saqueada en sus recursos económicos y sobre todo humanos. Y siglos en resumen, sufriendo gravísimas discriminaciones estatales que han convertido a esta tierra en un páramo desierto lleno de escombros. Decía Ortega que Castilla debía inmolarse por España… Pues Castilla ya no da más de sí y no debe dar más a los que más tienen y a los que más derrochan. La existencia de España como estado no puede seguir justificada por la decapitación de Castilla en los campos de Villalar hace 500 años. Un Estado que ha dado la espalda repetidas veces a Castilla, no está en situación moral de pedir nada a los castellanos. Y los castellanos no vamos a ceder.

Ante esto el Castellanismo tiene que posicionarse ya. Criticar a un gobierno autónomo no es insultar a un pueblo. Si se critica al Estado que permite discriminaciones, hay que señalar también a los que se benefician de esa discriminación. Si ante nuestras quejas alguien argumenta aquello de la “solidaridad entre pueblos”, hay que empezar por decir que jamás hemos visto ninguna solidaridad hacia Castilla por parte de otros nacionalismos y que dicha solidaridad empieza con los propios castellanos a los que nos debemos. Hay que retomar aquel viejo cartel de Tierra Comunera, en el que aparecían Pujol y Aznar bajo el lema “Ellos pactan, Castilla paga”. Porque así eran las cosas y así siguen siendo. En estos momentos gravísimos que estamos viviendo y ante la agresión de la Globalización Capitalista a los pueblos del Sur de Europa, es el momento de plantarnos, de defendernos y de dejar las cosas claras. Se tiene que terminar el que toda la política económica gire entorno a la periferia de España. Se tiene que terminar la discriminación y división de Castilla. Se tiene que terminar el justificar la anulación de Castilla por el “bien de España”. Y se tiene que terminar en nuestra tierra los provincianismos paletos y el basar nuestra identidad en un equipo de fútbol, un toro, una guitarra y una peineta rancia. Ahora le toca a los castellanos. Los demás que hagan lo que quieran. Ahora nos toca a nosotros. Ahora toca… CASTILLA.


TRAIDORES

«Tú, tierra de Castilla, muy desgraciada y maldita eres al sufrir que un tan noble reino como eres, sea gobernado por quienes no te tienen amor»
(Pasquín que se pegaba en las puertas de las iglesias durante la Guerra de las Comunidades de Castilla en 1520)

Quizá algunos piensen que me he pasado o que he injuriado a alguien. Bueno, voy a remitirme al Diccionario de la RAE que dice así:

Traición:

(Del lat. traditĭo, -ōnis).

1. f. Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

De modo que aquel que no es fiel al pueblo al que dice defender se le puede llamar traidor. Que puedo contar que no sepamos ya a estas alturas el terrible daño que le hicieron a Castilla en 1978 el PSOE, AP (PP) e Izquierda Unida (PCE) fomentando su ruptura y conspirando para que nuestra tierra desapareciera de los mapas. Y todo ello lo hacían en nombre de la libertad y de la democracia recién estrenada. Todo valía para que los castellanos quedaran excluidos de la vida política y económica del país y para crear nuevos y falsos parlamentos donde poder sentarse a vivir cómodamente de los ciudadanos. Así vimos nacer parlamentos autónomos en provincias que siempre habían sido castellanas. Por ejemplo en Cantabria o La Rioja. Y también aparecieron de la nada regiones hasta entonces inexistentes que por un lado ahondaron en la división castellana y por otro se llevaron por delante los derechos del pueblo leonés, obligado casi a punta de bayoneta a fusionarse con Castilla La Vieja, para crear uno de los entes más absurdos y ficticios de la Historia de España, denominado pomposamente Castilla y León. Sin ser ni lo uno ni lo otro, no solo porque los leoneses se habían negado clamorosamente a ello, sino porque fuera de ese territorio seguía habiendo castellanos en Madrid y en Castilla La Mancha. Esta última otro homenaje a la estupidez partiendo ya de su denominación (la Mancha siempre fue Castilla) y continuando por segregarle Madrid, para asegurarse que la nueva región sería más pobre aun que en tiempos de Franco. Todo valía si era bendecido por los partidos centralistas y jacobinos, aunque esos estatutos jamás fueran refrendados por el pueblo castellano.

Pero la traición no estaba completa del todo. Los mismos que negaban a Castilla, que negaban el derecho a existir al pueblo castellano y le cerraban las puertas de su futuro, se convertían al nacionalismo en algunas regiones como Cataluña, Galicia, País Vasco y Andalucía. Incluso un centralista de tomo y lomo, exministro de Franco se convertía al Galleguismo más recalcitrante cuando ganaba en ese territorio las elecciones autonómicas. Me refiero a Manuel Fraga Iribarne. ¿Es que alguien no recuerda que su política de inmersión lingüística fue copiada punto por punto de la elaborada por Jordi Pujol?. ¿Y que decir del PSOE, que siendo ganador de las primeras elecciones autonómicas en el País Vasco, entregó la presidencia al PNV y bendijo todo el sectarismo político engendrado en las ikastolas?. Entonces a Rosa Díez, por entonces militante del PSE-PSOE, sí que le ponía el nacionalismo vasco que ahora tanto critica. Por no mencionar los pactos que Izquierda Unida ha firmado en numerosas ocasiones no solo con el PNV, sino con la misma Batasuna. Y esto solo en el País Vasco. Si seguimos por Cataluña, no terminaríamos nunca porque estas tres formaciones allí son catalanistas. IU (Iniciativa Per Catalunya) incluso pide un referéndum de autodeterminación.

También recuerdo un episodio muy triste acacido en Madrid en el año 2000, siendo presidente de esta comunidad Alberto Ruíz Gallardón. Quizá en un leve destello de lucidez, se le ocurrió convocar a Castilla y “León” y a Castilla La Mancha junto con la propia Madrid para hacer acuerdos que beneficiaran a estas tres comunidades castellanas. Lo llamó Consejo de las Comunidades Castellanas. Y hubo críticas feroces desde el PSOE, pero sobre todo por parte de un cretino integral, llamado Ángel Pérez que llegó a decir que aquello era “volver a la España de los Reyes Católicos”. Ese homenaje a la imbecilidad más absoluta era y sigue siendo el representante de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid. La misma formación política que practicaba el nacionalismo en el País Vasco incluso hasta llegar a pactos con Batasuna, en el centro de Castilla se dedicaba y se dedica aun a sabotear cualquier atisbo de unidad entre tierras que tienen la misma identidad, la misma cultura, la misma lengua y la misma historia. Tanto el PSOE como IU encima tienen la desfachatez de proclamarse federalistas. Para colmo los de IU, que hace 4 años han redescubierto la bandera republicana, tienen la cara dura de sacarla a la calle sabiendo que esa franja morada se puso precisamente por Castilla en 1931 y además nos la restriegan por la cara hasta en Villalar de los Comuneros cada 23 de Abril. IU en Castilla es tan cacique y centralista como el peor gobierno de Partido Popular.

¿Y que decir de un partido que también se proclama federalista, que dirige una tránsfuga del PSE-PSOE, partido con el que llegó a ser Consejera de Comercio y Turismo de Euskadi?. Sí, la misma que en plena campaña terrorista de ETA y con las calles del País Vasco chorreando sangre en 1994 nos invitaba a visitar aquello con el lema “Ven y Cuéntalo”. El mismo partido cuyos representantes municipales y autonómicos no quieren ni oir hablar de una Castilla unida porque “eso es nacionalismo” porque “hay que respetar la Constitución” y con otras excusas aun más lamentables. Pero luego no dudan en intentar inventarse una región formada ni más ni menos que por Navarra, Aragón y La Rioja… No voy a olvidar además que es UPyD uno de los partidos que junto con el PP y el PSOE defienden con más vehemencia que nadie el hecho vergonzoso de que los agricultores castellanos no puedan coger agua del Tajo porque ese agua está reservada en exlusiva para los campos de golf, piscinas y hoteles de la Región Murciana. Tampoco voy a olvidarme en estos tiempos de crisis que el representante de UPyD en el Parlamento de Asturias, lo primero que ha hecho haya sido enchufar a 6 asesores o consejeros para que le sirvan y adulen. Y es que la gente de UPyD, al parecer, tienen tanto trabajo en las instituciones, que no dan a basto.

Los castellanistas estamos solos. Y estamos solos contra todos. No podemos esperar nada de nadie. Si conseguimos levantar esta tierra cuyo legado corre por nuestras venas, será solo por nosotros mismos. No se me ocurre una causa más sacrificada y justa que esta en la que no caben los aspirantes a una poltrona, al dinero del ciudadano o a recompensa alguna. No existimos y no quieren que volvamos a existir. Todos sacan beneficio de ello salvo nuestra tierra y nuestro pueblo. Y no vamos a parar hasta el final. Vamos a seguir machacando conciencias. Vamos a decirle a la gente que teníamos razón hace 15 o 20 años cuando hablábamos de unir Castilla y hoy más, cuando resulta que este monumento al latrocinio político que es el estado autonómico se viene a abajo. Nuestras armas son la palabra, la voluntad y nuestra negativa a aceptar un orden político y territorial que no sea el nuestro y que divida y perjudique al pueblo castellano. Como gritaban nuestros soldados que acudían al combate contra el Imperio en 1521 en las campas de Vilallar:

¡¡¡Padilla, Padilla, Libertad!!!


Madrid y toda Castilla dan la bienvenida a los mineros.

Y si hay 60.000 millones de euros para los banqueros, algo habrá también para los mineros, los agricultores, los ganaderos, los pensionistas, los empleados públicos o los autónomos. Y sobre todo algo habrá para esos 5.600.000 ciudadanos a los que el Capital y la casta política que encabezan el PP y el PSOE han dejado sin trabajo, sin casa y sin futuro.

Nos estáis dejando sin nada y un pueblo que ya no tiene nada que perder, es un pueblo peligroso. La bola de ira, cabreo y mala leche va creciendo y se dirige hacia vosotros. ¡LADRONES!


El Río Tajo se muere.

Impresionante imagen de miles de peces muertos en el Tajo a su paso por Toledo

La Plataforma en Defensa del Tajo de Toledo ha denunciado la aparición de “miles de peces muertos” en este río a su paso por Toledo justo cuando se cumplen hoy 40 años desde la prohibición del baño en sus aguas por orden del que fuera gobernador civil de Toledo en 1972, Jaime de Foxá.
La mortandad de peces (barbos, carpas y carpines) se encuentra entre los puentes de Azarquiel y Alcántara, uno de los accesos al casco histórico, por donde transitan los turistas que llegan en el AVE para visitar la ciudad, Patrimonio de la Humanidad.
Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) se han desplazado a la zona para tomar muestras del agua, aunque en principio descartan un vertido puntual contaminante, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.
El Seprona se decanta por atribuir esta mortandad de peces a la suciedad del río, lo que unido a las altas temperaturas de estos días hacen que proliferen las algas, lo que reduce el oxígeno del agua y provoca la muerte de los peces, un hecho que “suele ocurrir todos los años” con el calor, según han informado las fuentes de la Guardia Civil

Eldigitaldecastillalamancha.es

 

Y ahora que vengan a decirnos de nuevo que el agua no es de nadie o que Murcia tiene derecho a regar sus huertas…

Algunos castellanos estamos hasta los huevos de darlo todo y de recibir a cambio solo bofetadas. Bofetadas de otros territorios, bofetadas de un Estado Español que llevan 500 años dando la espalda a Castilla y bofetadas de una clase política que solo mira por sus intereses y no por el de los castellanos. Ya da lo mismo que en esta tierra gobierne el PP o el PSOE. Nada cambia, todo permanece que diría el filósofo Parménides. Lo que sí permanece es la abulia de un pueblo al que nada le inquieta y al que solo le motiva la Selección. Permanece la traición y la desidia de gente como José María Barreda, que nunca hizo nada por el Sur de Castilla salvo dejarla en quiebra, o de María Dolores de Cospedal, ocupada únicamente en dar los comunicados de su partido desde la Calle Génova de Madrid.

Veremos que pasa el día en que el cauce del Tajo sea un lodazal seco y maloliente a su paso por Toledo. Quizá entonces el olor a podrido y las moscas sean capaces de levantar no solo a esta ciudad, sino a toda Castilla.