Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “transición

El Café para todos

tabu

Lo peor no es que a partir de 1978 se sacasen autonomías de la manga. Ni si quiera que destruyeran de manera planificada y deliberada a Castilla. Lo peor es que a día de hoy nadie quiere reformar esta situación. Ni si quiera los “ferederalistas”de Podemos o Izquierda Unida. Que a sabiendas de que el estado autonómico actual es el mayor pesebre de la casta, no piensan renunciar a su trozo del pastel. Aunque eso suponga mantener una situación de agravio constante y diario a Castilla y al pueblo castellano. De hecho su oposición a Castilla es tal, que mientras niegan a nuestra tierra la mínima posibilidad de ser una única autonomía, piden el derecho a decidir para Cataluña, País Vasco, Galicia, Comunidad Valenciana o Andalucía.

Dicen que tras la muerte de Franco la democracia llegó a España. Sin embargo no sucedió eso en Castilla. Con Franco y después de él, a los castellanos se les ha negado sistemáticamente su derecho a articularse libremente como autonomía dentro de España. Se les han impuesto divisiones autonómicas artificiales, desde las cuales se ha intentando borrar cualquier huella de identidad castellana. Y en ese camino de agravios, han ido de la mano de otro pueblo al que también se le ha cerrado la boca. El pueblo leonés. No lo olvidemos.

Pero como siempre digo, veremos a ver quien aguanta más. Si su látigo o nuestra espalda.

Anuncios

Adolfo Suárez

“Francisco Franco es uno de los grandes hitos de la Historia de España.
Gracias a él y a su profunda obra constituyente, nuestro país cuenta hoy con un Estado moderno que no se cierra sobre sí mismo, sino que se proyecta sobre el mañana. Jamás nadie logró crear las condiciones básicas de partida que Franco, identificado con su pueblo, supo levantar. El paso de los siglos no borrará el eco de su nombre. Con él, logró España ser Una, Grande y Libre. No se puede menospreciar la gigantesca obra de ese español irrepetible al que siempre deberemos homenaje de gratitud, que se llamaba Francisco Franco. Su obra perdurará a través de las generaciones”.
Adolfo Suárez, 20 de noviembre de 1.975 

suarez

 

Impresiona la facilidad que tienen algunos para convertirse a la democracia en 2 años ¿no?.

De verdad que no quería meterme en este tema y de hecho he dejado pasar los días para que todo se enfriara. Pero la manipulación y lobotomización que este régimen ha llevado a cabo a través de sus voceros de la prensa y la tv ha sido nauseabunda, que como castellano, castellanista y ciudadano español, tengo que denunciarla. No hay nada más simbólico que la muerte de Adolfo Suárez para sentir como el edificio sucio y podrido levantado en 1978 se va viniendo a abajo. ¿Demasiado radical mis calificativos?. Vamos a ver, hay una Transición de la que nunca se habla. Por ejemplo, de la no legalización de los partidos republicanos hasta después de 1978. Cuando me refiero a partidos republicanos, hablo de todas aquellas formaciones que defendían la III República y se mostraban contrarios a la restauración monárquica que encarnaba Juan Carlos I de Borbón. Otra Transición de la que nunca se habla es de la del café para todos, de la que también fue artífice Suárez y que ha convertido este país en un estado inviable, ingobernable y en un puro disparate, cuyo coste lo está pagando la ciudadanía. Ese estado monstruoso divido en 17 principados que solo benefician a la casta política, es fruto de la mentalidad de Adolfo Suárez. Y siendo esto malo, aún queda algo peor. Víctima de los sucios manejos de Suárez y sus conchabeos con los nacionalistas vascos y catalanes, está la aniquilación de Castilla. Viniendo esto de un hijo de Cebreros (Ávila), la traición es aún mas dolorosa si cabe. Bien es verdad que los traidores no suelen caminar solos. Y en ese camino de borrar del mapa a Castilla y a los castellanos, Suárez se hizo acompañar de su propio partido (UCD) y sobre todo del PSOE y el PCE (ambos siguen en ello).

No se debe hablar mal de los muertos y no lo hago. No enjuicio al padre, al marido o al abuelo. Enjuicio al político y aún así me cuesta hacerlo. Pero repito, la manipulación y mentiras de estos días han sido de tal envergadura y tan asquerosas, que alguien tenía que levantar la voz para defender a Castilla.  Máxime cuando hoy 2 de Abril del 2014, los castellanos seguimos sin existir en esta caricatura de España, dudosamente democrática y además formamos parte de todos esos pueblos bajo genocidio étnico. ¿Demagogia?. Pues ya me diréis como denominar al hecho deliberado de no permitir el desarrollo material y espiritual de un pueblo y de buscar su exterminio, al no permitírsele si quiera asegurar su demografía y por tanto su supervivencia. Porque eso es lo que ahora mismo se está haciendo con los castellanos. El tema es tal que es que ni se habla de Castilla. Se silencia cualquier referencia pública a la misma. No sólo en los medios, sino hasta en los propios libros de texto de los niños nacidos en autonomías castellanas. Castilla es el tema tabú en este país. Coges un spray y pintas una estupidez en una pared. La estupidez permanece meses e incluso años. Escribes algo sobre Castilla (Madrid es Castilla, Castilla Unida o Castilla Comunera…) y no dura ni 24 horas. Eso lo sabemos perfectamente los que llevamos más de 16 años en el Castellanismo. Menos mal que ahora tenemos Internet para denunciarlo.

Y todo esto como decía, es fruto y obra de Adolfo Suárez, con la bendición de Juan Carlos I. El que luego no tardó más de 4 años en echarle a patadas de la Moncloa (Los Borbones siempre tan adalides de la corrupción y de la traición). Ver al amigo de Corina estos días de besos y abrazos con la familia del difunto, era todo un homenaje al cinismo. Menos mal que todo va saliendo a la luz y si no, estad atentos al próximo libro de Pilar Urbano. Y para colmo le han dado sepultura en la Catedral de Ávila. El lugar donde los Comuneros de Castilla reunieron a la Santa Junta en 1520. Si no querías caldo, pues dos tazas.

Descanse en paz Adolfo Suárez y que Dios, Castilla y la Historia le juzguen.

 

tabu


30 aniversario de la traición a Madrid y a Castilla.

madrid

No soy militante del PCAS, entre otras cosas porque no creo en la ficción de las 17 provincias y pienso que el respeto por Castilla empieza por respetar a León. Eso no quita para que haya apoyado a este partido en algunas contiendas electorales de carácter local. Tengo buenos amigos en ese partido, a día de hoy es la única alternativa castellanista posible y además coinciden conmigo en uno de mis frente de batalla principales, Madrid.

Madrid es Castilla, se pongan como se pongan y digan lo que digan estos políticos que pactaron en su día con las élites franquistas para repartirse el poder y la pasta en España. Quizá un día el PPSOE-IU nos expliquen porqué traicionaron a Castilla en la Transición y a que obedece que estos tres partidos, junto a UPyD, se comporten en esta tierra como caciques del Franquismo, defendiendo un nacionalismo español rancio y paleto, cuando en otras partes de España presumen de nacionalistas. En otros artículos ya he tocado este tema. Hoy solo os invito a que leáis el interesante artículo aparecido en la página del PCAS Madrid por su interés y elocuencia.

Y por cierto, aprovecho para aconsejar a la Agrupación de Madrid del PCAS la retirada de ese lamentable escudo con osos peleando con leones que aparece en dicha página.

http://pcasmadrid.org/content/el-30-aniversario-del-estatuto-que-ning%C3%BAn-madrile%C3%B1o-vot%C3%B3


Humor “duerolandiano”…

trapo

Espero que nadie se enfade, pero si es así ajo y agua. Algunos estamos muy hartos de que se juegue con dos pueblos que han sido anulados y borrados del mapa hace 30 años y que encima se pretenda que este estatus de secuestro y amordazamiento se perpetúe para siempre. Y si algunos el secuestro y anulación de dos pueblos históricos lo encuentran gracioso a diario. Los castellanistas no.

¡CASTILLA NO ES LEÓN – LEÓN NO ES CASTILLA!

 

 

mapa castilla


Por encima de todo, Castilla.

Hay una parte importante del Castellanismo cada vez más indignada por las cosas que están pasando. Ya no es solo por la crisis, ni por el trato que Castilla ha estado recibiendo por parte de este régimen agonizante. Es por como avanzan las cosas. Lentas, tortuosas y por falsos caminos. Todos los partidos de la Monarquía Liberal de 1978 se han enrocado. Nadie quiere mover ficha ni renunciar a sus privilegios, pero la realidad es que esta situación de insostenible e impagable. De una u otra manera se van a producir cambios y de hondo calado.
Escudo EspañaLos símbolos y las banderas nos definen muchas veces sobre nuestras ideas y nuestra manera de ser. A mí particularmente me pone de mal humor que en todos los rincones de España se recuperen los símbolos ancestrales de muchos territorios y que en Castilla suceda lo contrario. Me aburre soberanamente que Castilla sea haya convertido en “restoespaña”. Un territorio aparentemente sin identidad y cuyos habitantes viven en el colmo de su propia ignorancia histórica como pueblo. Y eso se nota en las manifestaciones últimamente. Yo no estoy en contra de ningún símbolo y creo que cada uno puede sacar a la calle lo que le venga en gana. Faltaría más. Pero como digo, es muy triste que el referente de identidad de los castellanos a día de hoy, sea exclusivamente la bandera de España. Bien en su forma actual (roja y gualda) o bien en su forma republicana. Porque es así. La bandera roja, amarilla y morada de la II República, simbolizaba al Estado Republicano Español. O sea a España. ¿Como es posible que el castellano se identifique con la totalidad del país y sus símbolos y de la espalda al propio?. Se debe sobre todo a la manipulación que desde la escuela y los medios de comunicación se lleva a cabo contra los castellanos.

No es solo la Derecha la que gusta de envolverse en la bandera nacional para defender sus mezquinos intereses. Es que la Izquierda hace básicamente lo mismo, con el añadido de esa corriente boba y amorfa que proclama la ciudadanía del mundo y de la galaxia, la renuncia a sus raíces y que mientras babea observando al nacionalismo vasco y catalán, da la espalda a su verdadera identidad. Los mismos jóvenes que enarbolan en Castilla la bandera constitucional, lo hacen sin reparar en los reinos que aparecen reflejados en el escudo nacional. Y los mismos que sacan la bandera tricolor, lo hacen ignorantes del significado del color morado. Ni Izquierda Unida, que se viste de andalucismo, galleguismo o catalanismo cuando conviene, osa vestirse de Castellanismo. Menos aun UPyD, que a pesar de su proclamado federalismo, solo esconde un nacionalismo español y jacobino tan repelente como el del PP o el PSOE.

Ardua labor tenemos pues los castellanistas. A nadie se le escapa que la República planea de nuevo sobre España y si eso finalmente sucede, no podemos permitir que la misma se construya contra Castilla. La II República no le dió nada a los castellanos. Quizá porque Castilla, una vez más manipulada, lo único que hizo fue envolverse en la bandera tricolor o en la bicolor, como ahora y alzar su voz contra los díscolos catalanes y vascos, como ahora. Y de todo aquello tras 1939, Castilla solo obtuvo despoblamiento, pobreza, represión y negación. Y no podemos tolerar que eso vuelva a suceder. Si se hace una nueva Transición, debemos participar en ella como castellanos. Si nace un nuevo régimen, que ojalá sea más justo que este, deberemos formar parte de él y no quedarnos fuera. Contra la negación deberemos anteponer nuestra afirmación castellana.

Personalmente soy republicano (el color de la bandera me importa poco). Nunca he entendido el porqué la jefatura del estado tiene que recaer por herencia sobre una familia. No es que sea poco democrático. Es que es un disparate, sobre todo si tenemos en cuenta que los reyes ya no gobiernan. En el caso español nos enfrentamos además a una dinastía que ha sido expulsada tres veces del país y otras tres veces repuesta. Desde Juana I de Castilla, no hemos vuelto a tener una familia reinante autóctona. Al latrocinio y saqueo de los Austrias se sumó luego la corrupción, la vileza y la cobardía de los Borbones. Salvo alguna excepción, no se salva ninguno de sus miembros. Me gustaría que este país fuera capaz de unirse por una sola vez para traer un República para todos y de todos. Porque no solo hay ahora mismo republicanos en la izquierda. Los hay y numerosos en la Derecha. Y la ciudadanía es de todos. Sería por tanto deseable que ese régimen no fuera patrimonio de ningún grupo o tendencia política y que naciera fruto de un gran consenso nacional. Y sería deseable repito, que Castilla estuviera presente. Si sucede lo contrario, si Castilla resulta de nuevo excluida y negada, yo no me sentiré parte de esa ni de ninguna otra República. Si desde cualquier nuevo régimen se nos vuelve a negar a los castellanos como pueblo unido, seremos muchos los castellanos que nos situaremos no solo fuera de él, sino frente a él.

Por encima de todo, Castilla.

castilla_republica


El Disputado Voto del Señor Cayo

Es difícil amar a Castilla y no emocionarse con esta película. Castilla estaba muy mal a finales de los ’70. Ahora está mucho peor. Pero sirva este film basado en la novela de Delibes, como acicate para seguir luchando por nuestra tierra. Nuestros enemigos son los mismos que aparecen en esta historia. La misma clase política que lleva 30 años engañando, mintiendo, traicionando y escupiendo a Castilla y a los castellanos. Pero ellos no son los peores. Nuestro mayor enemigo es nuestra propia indolencia como pueblo. Nos hemos vuelto muy modernos y cosmopolitas. Las grandes urbes y la globalización nos ha dado todo lo que hemos querido consumir, incluso muchas cosas que no nos hacían falta. Ahora el tiempo nos pasa la factura. Hemos olvidado en muchos casos los nombres de esos pueblos abandonados. Los nombres de sus patronos y fiestas. Y hemos olvidado como se siembra, como se ara la tierra o se ensilla una mula. Y sobre todo, hemos olvidado la tierra de nuestros antepasados. Quien quiera dejarse engañar por unos u otros políticos, es su problema. Otros no nos conformamos con el actual estado de cosas y haremos todo lo posible por recuperar nuestra tierra. Por recuperar Castilla.