Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Entradas etiquetadas como “unidad de castilla

El PP y el Gobierno apuñalan a Castilla por la espalda

mariano-rajoy-y-artur-mas-ladrones

¿Alguien era tan bobo como para creerse que Mariano Rajoy no iba a ceder ante la presión de los fenicios?. Pues parece que algunos sí. El Partido Popular de Cataluña ha presentado su propia propuesta de Pacto Fiscal, en la misma línea que pedía Artur Mas. Pasen y vean:

1. El PPC pide al Estado que incremente el número de impuestos cedidos a la región, así como la participación de Cataluña en la cesta de impuestos estatales.

2. También propone establecer fórmulas de colaboración entre laAgencia Tributaria de Cataluña (Hacienda propia) y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria para la gestión, recaudación, liquidación e inspección de la totalidad de los impuestos propios, cedidos y transferidos.

3. Respetar el principio de “ordinalidad” para “garantizar el mantenimiento de la posición catalana respecto a su propia renta per cápita después de aplicar los mecanismo de nivelación”. De este modo, se pretende que la aportación de recursos por parte de Cataluña al resto de regiones mediante la LOFCA no reduzca, en ningún caso, la renta per cápita de los catalanes, limitando así la denominada solidaridad interterritorial.

4. Asimismo, aunque propone garantizar el principio de solidaridad, la propuesta incorpora importantes matices, como el hecho de que las aportaciones catalanas al resto de regiones deban ser de carácter “finalista para no perjudicar la capacidad de crecer y competir de la economía catalana”. De este modo, también se limitarían las transferencias catalanas ya que, en esencia, se dejaría de aportar dinero a aquellas CCAA que no alcancen ciertos niveles de crecimiento o reducción del paro. El carácter finalista sería similar al que aplica por ejemplo la UE en el reparto de fondos estructuralesentre países miembro.

Noticia completa en http://www.libremercado.com/2013-01-16/el-pp-de-cataluna-cede-y-ofrece-a-artur-mas-una-financiacion-singular-1276479494/

En resumidas cuentas, que pase lo que pase en el resto de España, Cataluña va a tener asegurado que su PIB y la renta per cápita de sus habitantes o simplemente “me quedo con lo mío y con parte de lo tuyo”. Más de lo mismo. Más cesiones y más sangrar a todos los castellanos y al resto de ciudadanos españoles para que la burguesía catalana no se sienta incómoda dentro de España y siga actuando como la burguesía vasca, o sea como dos sanguijuelas. Adivinad de que comunidad autónoma artificial va a salir el dinero para pagar esos privilegios. Pues del mismo sitio de donde sale el otro soborno; el que se da a Euskadi. De la artificial, ridícula y grotesca Comunidad de Madrid, que como bien sabéis es la provincia castellana más desarrollada y el motor de toda Castilla. Imagino que ya vais entendiendo porqué nos separaron de Castilla en 1983, ¿no?.

rajoyY en esta tesitura ¿que podemos hacer los castellanos?. Pues de momento denunciarlo y airearlo y luego ir pensando en movilizarnos. El castellanismo tiene que levantar la voz y no solo estar pendiente de los pequeños temas locales o de solidarizarse con Cuba o Venezuela. Porque no es fácil encontrar esta noticia en los medios de comunicación y el pueblo castellano no se está enterando de nada. No interesa que los castellanos se den cuenta de que son los tontos del barrio y de que el Estado les roba para hacer ricos a otros. De que mientras agitan la bandera española cuando gana la Roja, les meten la mano en el bolsillo una pandilla de ladrones liderada por el propio Estado. Si a pesar de esto los castellanitos seguimos en la abulia y en la estupidez más absolutas, mereceremos el trato que nos están dando. Porque somos nosotros los que tenemos que empezar a sentirnos muy incómodos dentro de un Estado que nos trata como a ciudadanos de tercera, que no nos deja ni alzar la voz y que nos niega como pueblo e identidad singular dentro de España. Personalmente cada vez me da más asco este estado liberal. Siempre he dicho que la España nacida en 1812 se hizo sobre las ruinas de Castilla y a los hechos me remito. Sinceramente, mucho asco.

¡CASTILLA DESPIERTA!

castellano-indignado


El Disputado Voto del Señor Cayo

Es difícil amar a Castilla y no emocionarse con esta película. Castilla estaba muy mal a finales de los ’70. Ahora está mucho peor. Pero sirva este film basado en la novela de Delibes, como acicate para seguir luchando por nuestra tierra. Nuestros enemigos son los mismos que aparecen en esta historia. La misma clase política que lleva 30 años engañando, mintiendo, traicionando y escupiendo a Castilla y a los castellanos. Pero ellos no son los peores. Nuestro mayor enemigo es nuestra propia indolencia como pueblo. Nos hemos vuelto muy modernos y cosmopolitas. Las grandes urbes y la globalización nos ha dado todo lo que hemos querido consumir, incluso muchas cosas que no nos hacían falta. Ahora el tiempo nos pasa la factura. Hemos olvidado en muchos casos los nombres de esos pueblos abandonados. Los nombres de sus patronos y fiestas. Y hemos olvidado como se siembra, como se ara la tierra o se ensilla una mula. Y sobre todo, hemos olvidado la tierra de nuestros antepasados. Quien quiera dejarse engañar por unos u otros políticos, es su problema. Otros no nos conformamos con el actual estado de cosas y haremos todo lo posible por recuperar nuestra tierra. Por recuperar Castilla.


TRAIDORES

«Tú, tierra de Castilla, muy desgraciada y maldita eres al sufrir que un tan noble reino como eres, sea gobernado por quienes no te tienen amor»
(Pasquín que se pegaba en las puertas de las iglesias durante la Guerra de las Comunidades de Castilla en 1520)

Quizá algunos piensen que me he pasado o que he injuriado a alguien. Bueno, voy a remitirme al Diccionario de la RAE que dice así:

Traición:

(Del lat. traditĭo, -ōnis).

1. f. Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

De modo que aquel que no es fiel al pueblo al que dice defender se le puede llamar traidor. Que puedo contar que no sepamos ya a estas alturas el terrible daño que le hicieron a Castilla en 1978 el PSOE, AP (PP) e Izquierda Unida (PCE) fomentando su ruptura y conspirando para que nuestra tierra desapareciera de los mapas. Y todo ello lo hacían en nombre de la libertad y de la democracia recién estrenada. Todo valía para que los castellanos quedaran excluidos de la vida política y económica del país y para crear nuevos y falsos parlamentos donde poder sentarse a vivir cómodamente de los ciudadanos. Así vimos nacer parlamentos autónomos en provincias que siempre habían sido castellanas. Por ejemplo en Cantabria o La Rioja. Y también aparecieron de la nada regiones hasta entonces inexistentes que por un lado ahondaron en la división castellana y por otro se llevaron por delante los derechos del pueblo leonés, obligado casi a punta de bayoneta a fusionarse con Castilla La Vieja, para crear uno de los entes más absurdos y ficticios de la Historia de España, denominado pomposamente Castilla y León. Sin ser ni lo uno ni lo otro, no solo porque los leoneses se habían negado clamorosamente a ello, sino porque fuera de ese territorio seguía habiendo castellanos en Madrid y en Castilla La Mancha. Esta última otro homenaje a la estupidez partiendo ya de su denominación (la Mancha siempre fue Castilla) y continuando por segregarle Madrid, para asegurarse que la nueva región sería más pobre aun que en tiempos de Franco. Todo valía si era bendecido por los partidos centralistas y jacobinos, aunque esos estatutos jamás fueran refrendados por el pueblo castellano.

Pero la traición no estaba completa del todo. Los mismos que negaban a Castilla, que negaban el derecho a existir al pueblo castellano y le cerraban las puertas de su futuro, se convertían al nacionalismo en algunas regiones como Cataluña, Galicia, País Vasco y Andalucía. Incluso un centralista de tomo y lomo, exministro de Franco se convertía al Galleguismo más recalcitrante cuando ganaba en ese territorio las elecciones autonómicas. Me refiero a Manuel Fraga Iribarne. ¿Es que alguien no recuerda que su política de inmersión lingüística fue copiada punto por punto de la elaborada por Jordi Pujol?. ¿Y que decir del PSOE, que siendo ganador de las primeras elecciones autonómicas en el País Vasco, entregó la presidencia al PNV y bendijo todo el sectarismo político engendrado en las ikastolas?. Entonces a Rosa Díez, por entonces militante del PSE-PSOE, sí que le ponía el nacionalismo vasco que ahora tanto critica. Por no mencionar los pactos que Izquierda Unida ha firmado en numerosas ocasiones no solo con el PNV, sino con la misma Batasuna. Y esto solo en el País Vasco. Si seguimos por Cataluña, no terminaríamos nunca porque estas tres formaciones allí son catalanistas. IU (Iniciativa Per Catalunya) incluso pide un referéndum de autodeterminación.

También recuerdo un episodio muy triste acacido en Madrid en el año 2000, siendo presidente de esta comunidad Alberto Ruíz Gallardón. Quizá en un leve destello de lucidez, se le ocurrió convocar a Castilla y “León” y a Castilla La Mancha junto con la propia Madrid para hacer acuerdos que beneficiaran a estas tres comunidades castellanas. Lo llamó Consejo de las Comunidades Castellanas. Y hubo críticas feroces desde el PSOE, pero sobre todo por parte de un cretino integral, llamado Ángel Pérez que llegó a decir que aquello era “volver a la España de los Reyes Católicos”. Ese homenaje a la imbecilidad más absoluta era y sigue siendo el representante de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid. La misma formación política que practicaba el nacionalismo en el País Vasco incluso hasta llegar a pactos con Batasuna, en el centro de Castilla se dedicaba y se dedica aun a sabotear cualquier atisbo de unidad entre tierras que tienen la misma identidad, la misma cultura, la misma lengua y la misma historia. Tanto el PSOE como IU encima tienen la desfachatez de proclamarse federalistas. Para colmo los de IU, que hace 4 años han redescubierto la bandera republicana, tienen la cara dura de sacarla a la calle sabiendo que esa franja morada se puso precisamente por Castilla en 1931 y además nos la restriegan por la cara hasta en Villalar de los Comuneros cada 23 de Abril. IU en Castilla es tan cacique y centralista como el peor gobierno de Partido Popular.

¿Y que decir de un partido que también se proclama federalista, que dirige una tránsfuga del PSE-PSOE, partido con el que llegó a ser Consejera de Comercio y Turismo de Euskadi?. Sí, la misma que en plena campaña terrorista de ETA y con las calles del País Vasco chorreando sangre en 1994 nos invitaba a visitar aquello con el lema “Ven y Cuéntalo”. El mismo partido cuyos representantes municipales y autonómicos no quieren ni oir hablar de una Castilla unida porque “eso es nacionalismo” porque “hay que respetar la Constitución” y con otras excusas aun más lamentables. Pero luego no dudan en intentar inventarse una región formada ni más ni menos que por Navarra, Aragón y La Rioja… No voy a olvidar además que es UPyD uno de los partidos que junto con el PP y el PSOE defienden con más vehemencia que nadie el hecho vergonzoso de que los agricultores castellanos no puedan coger agua del Tajo porque ese agua está reservada en exlusiva para los campos de golf, piscinas y hoteles de la Región Murciana. Tampoco voy a olvidarme en estos tiempos de crisis que el representante de UPyD en el Parlamento de Asturias, lo primero que ha hecho haya sido enchufar a 6 asesores o consejeros para que le sirvan y adulen. Y es que la gente de UPyD, al parecer, tienen tanto trabajo en las instituciones, que no dan a basto.

Los castellanistas estamos solos. Y estamos solos contra todos. No podemos esperar nada de nadie. Si conseguimos levantar esta tierra cuyo legado corre por nuestras venas, será solo por nosotros mismos. No se me ocurre una causa más sacrificada y justa que esta en la que no caben los aspirantes a una poltrona, al dinero del ciudadano o a recompensa alguna. No existimos y no quieren que volvamos a existir. Todos sacan beneficio de ello salvo nuestra tierra y nuestro pueblo. Y no vamos a parar hasta el final. Vamos a seguir machacando conciencias. Vamos a decirle a la gente que teníamos razón hace 15 o 20 años cuando hablábamos de unir Castilla y hoy más, cuando resulta que este monumento al latrocinio político que es el estado autonómico se viene a abajo. Nuestras armas son la palabra, la voluntad y nuestra negativa a aceptar un orden político y territorial que no sea el nuestro y que divida y perjudique al pueblo castellano. Como gritaban nuestros soldados que acudían al combate contra el Imperio en 1521 en las campas de Vilallar:

¡¡¡Padilla, Padilla, Libertad!!!


¿Que fue de Castilla?

Magnífico vídeo de la Historia de Castilla elaborado por un compañero de la Asociación Socio Cultural Castilla y con música de los inigualables Trobar de Morte.


Castilla ninguneada cada día.

Curioso, que no extraño, tras la conquista de la Copa de Europa por parte de la selección española, muchos de sus jugadores llevaban consigo banderas de sus comunidades, como Xavi Hernández y Piqué (la catalana), o Mata y Cazorla (la asturiana), o Silva y Pedro (la canaria), o Albiol (la valenciana) e incluso en otras ocasiones Ramos portaba la andaluza. Es triste ver que los inventos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha sólo hayan servido para dar poltronas y esperanza para trepas. Arbeloa, leonés de Salamanca, posiblemente por no sentir la comunidad a la cual le han hecho pertenecer, prefirió llevar en la cintura la bandera española. Por más euros que se gasten los de la Junta no consiguen hacer comunidad, es notorio el fracaso de su Fundación Villalar. A los ciudadanos de la comunidad autónoma de Castilla y León les da lo mismo la bandera de ajedrez, simplemente asumen que esta autonomía es la que forma parte su ciudad o provincia, del mismo modo que hubiesen aceptado otra artificialidad, como podría haber sido Castilla y Aragón o Galicia y León. Y los jugadores castellanos (Casillas, Torres, Iniesta y Llorente), todos ellos naturales de comunidades autónomas (Madrid, la artificiosa Castilla-La Mancha y La Rioja respectivamente) que han sido desmembradas de lo que debiera haber sido territorios de una comunidad autónoma genuinamente castellana, más de lo mismo, ninguno de ellos mostraron una bandera castellana, sino la española, o como en el caso de Llorente, la bandera de La Rioja. Ésto es lo que han conseguido los políticos de corte españolista, se han cargado el sentimiento de pertenencia a una comunidad, siempre reconocidas como País Leonés (Reino de León) y Castilla, dos pueblos, dos nacionalidades que sufren los atropellos orquestados desde las sedes del PP, PSOE, IU y ahora UPyD. SI NO NOS DEJAN SER LEONESES (ciudadanos de las provincias de León, Zamora y Salamanca), SI NO NOS DEJAN SER CASTELLANOS (ciudadanos de Cantabria, Burgos, La Rioja, Soria, Segovia, Ávila, Valladolid, Palencia, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Albacete) ¿por qué los que amamos la cultura del País Leonés (en leonés País Llionés) y a Castilla, mi viejo país, tenemos motivos para vitorear la unidad de España, los colores de un estado que no nos reconoce?, ¿acaso somos masoquistas?. No se trata de pedir independentismos que la población no aprobaría, sino de exigir al estado que reconozca los derechos legítimos de ambos pueblos, la de un País Llionés y una Castilla que no han dado ni un problema a una unidad que es ninguneada y puesta entre dicho por otros y que para evitarlo, ese mismo estado que da la espalda a las reivindicaciones de leoneses y castellanos, les rinde pleitesía. ¿Hasta cuándo?.
Juan Carlos García Hoyuelos

Castilla, imperialista para unos y expoliada por y para otros.


Castellano indignado.

Indignado de que unos y otros usen el deporte para tapar sus traiciones y corrupciones.

Indignado de que una masa de borregos en toda España reaccione al unísono cuando se les acaricia el complejo reptil de su cerebro, vía ikurriña, vía senyera o vía bandera de España.

Indignado de la vehemencia patriota zarzuelera de algunos políticos para defender al Príncipe de Asturias y la bandera española, mientras toleran que el Estado use los impuestos de las autonomías castellanas para pagar sobornos a los separatismos periféricos.

Indignado contra todos los castellanos que babean como energúmenos con la bandera de España (roja y gualda o la tricolor republicana), mientras dan la espalda a la bandera de Castilla e incluso la desprecian.

Indigando de que nos borraran del mapa en 1983 y que casi nadie se indigne por ello.

Indignado de que haya tantos diputados separatistas que no hagan nada por separarse realmente. Nadie les retiene aquí, nadie va a hacer nada si proclaman la independencia de este u otro territorio y nadie les va a echar de menos. Los castellanos hartos de ser ciudadanos de segunda, desde luego, no.

Indignado de que la Generalidad use 900 millones de € procedentes del ICO para sus bonos basura patrióticos, mientras reza el mantra “España nos roba”.

Indignado contra el Concierto Económico Vasco, que este año se embolsará 1800 millones € de las regiones más pobres de España y sobre todo de comunidades castellanas como Madrid, mientras pueblos enteros del Norte y Sur de Castilla se caen a pedazos.

Indignado de vivir en un país con tanto imbécil por metro cuadrado.

Indignado de que la gente se indigne por el fútbol y no se indigne contra la Banca, la Patronal, los sindicatos, la Unión Europea, la despreciable y repugnante clase política española (especialmente los diputados y senadores castellanos), los recortes, la Casa Real y el Gobierno de España sumiso al FMI y a Wall Street.

Indignado de estar siempre indignado contra todo y contra todos.

Pues contra todo y contra todos.

 ¡ARRIBA SIEMPRE CASTILLA!