Reivindicación de la Identidad Castellana de Madrid

Archivo para febrero, 2013

Humor “duerolandiano”…

trapo

Espero que nadie se enfade, pero si es así ajo y agua. Algunos estamos muy hartos de que se juegue con dos pueblos que han sido anulados y borrados del mapa hace 30 años y que encima se pretenda que este estatus de secuestro y amordazamiento se perpetúe para siempre. Y si algunos el secuestro y anulación de dos pueblos históricos lo encuentran gracioso a diario. Los castellanistas no.

¡CASTILLA NO ES LEÓN – LEÓN NO ES CASTILLA!

 

 

mapa castilla


Guía rápida para manifestantes que desconocen la Bandera Castellana.

Cansa un poco cada vez que sales en una manifestación por Madrid que la gente te pregunte por tu bandera. Los castellanistas aparte de buena gente, somos simpáticos y siempre estamos dispuestos a explicar las cosas, pero ciertamente  a veces es agotador explicar lo mismo una y otra vez. Vamos a ver, Madrid es Castilla. No lo digo yo, lo dice el propio Estatuto de Autonomía de Madrid y la Ley de Escudo y la Bandera de la CAM (Comunidad Autónoma de Madrid). La autonomía no ha calado en los madrileños (como tampoco ha calado la del resto de comunidades castellanas) y por eso es raro ver una bandera autonómica madrileña. Pero es importante conocer su Estatuto, al menos antes de que lo cambien. No voy a extenderme más al respecto para no aburrir. Voy a recurrir sobre todo a las imágenes.

BANDERA DEL REINO DE CASTILLA

Reino_Castilla_bandera

Simboliza a Castilla como región, nación, pueblo, cultura e identidad histórica. Una más y quizá la más evidente, de todas las que forman España. Siempre fue roja con un castillo en oro y fue creada por Alfonso VIII de Castilla alrededor del año 1212. No simboliza exclusivamente a Castilla y León o a Castilla La Mancha, que son autonomías inventadas en 1983. Simboliza a toda Castilla (Ávila, Valladolid, Palencia, Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia, Ávila, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Albacete). No simboliza al Reino de León o Región Leonesa (León, Zamora y Salamanca), precisamente porque estas tierras NO SON CASTELLANAS Y NUNCA LO HAN SIDO. ¿Que hace El Reino de León pegado a provincias castellanas?. Buena pregunta. Estamos en un régimen cuya Transición consistió sobre todo en borrar del mapa a dos regiones históricas, la castellana y la leonesa. Y lo mejor para destruir algo es dividir y mezclar (El PP-PSOE-IU-UPyD saben mucho de esto).

ESCUDO DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID

madrid_es_castilla

¿Queda claro?. Madrid lleva dos castillos en su escudo por su vinculación con la Castilla Norte y Sur y fondo rojo por ser este el de la tradicional enseña castellana, como hemos visto arriba. MADRID ES CASTILLA, aunque en los libros de texto de los niños de la CAM no se mencione delieradamente. El propósito es ese, que nuestros niños crezcan sin identidad para que no amen lo que no conocen y por tanto no lo defiendan. De modo que cuando veáis una bandera castellana en Madrid, sentidla como propia porque esta es la verdadera bandera de vuestra región, nación o identidad y no la de las 7 estrellas que Joaquín Leguina se inventó en 1983. Hasta ese año la Provincia de Madrid pertenecía a Castilla La Nueva (actual Castilla La Mancha) y fue segregada de ese territorio por dictamen del Congreso de los Diputados (pasándose por el escroto la propia Constitución Española de 1978).

PENDÓN MORADO DE CASTILLA

pendón morado

Ni morado, ni pendón. Nunca ha existido como tal y se debe a una confusión cromática. Los Comuneros de Castilla nunca lo enarbolaron como enseña ni tampoco El Empecinado contra las tropas liberales de Fernando VII. Es todo una leyenda urbana más. A pesar de todo, la confusión se ha extendido durante casi dos siglos y hoy ese morado forma parte de muchas enseñas de pueblos y ciudades de Castilla e incluso de equipos de fútbol como el Valladolid o el Real Madrid (que lleva una banda morada por Castilla y porque Madrid era y es Castilla). Sigue siendo usado también por algunos colectivos castellanistas.

realmadrid1

El morado paso a formar parte de la enseña republicana de 1931 precisamente porque los republicanos pensaban erróneamente que el “color castellano” estaba ausente de la bandera de España (porque la enseña tricolor de 1931 es una bandera de España, aunque hoy no esté en vigor) y decidieron que la última franja de la bandera usara ese color.

san-sebastian

En resumen, que todos los que sois de las provincias castellanas más arriba mencionadas sois castellanos. Madrid es Castilla. La bandera de Castilla (la tradicional, la histórica, la de siempre)  es vuestra y es la que os representa como pueblo, cultura e identidad. Otras representarán a autonomías o a España entera (como la constitucional o la republicana), pero esta es exclusivamente vuestra, repito. La de siempre, la de vuestros antepasados. La única y verdadera BANDERA DE CASTILLA.

madridescastilla

Para saber más:

http://www.asc-castilla.org/contenido/index.php/castilla/heraldicadecastilla/87-el-pendon-de-castilla

http://www.asc-castilla.org/contenido/index.php/castilla/heraldicadecastilla/215-el-morado-qdeq-castilla-una-sucesion-de-confusiones

http://www.asc-castilla.org/contenido/index.php/castilla/razones-de-un-mapa


Por encima de todo, Castilla.

Hay una parte importante del Castellanismo cada vez más indignada por las cosas que están pasando. Ya no es solo por la crisis, ni por el trato que Castilla ha estado recibiendo por parte de este régimen agonizante. Es por como avanzan las cosas. Lentas, tortuosas y por falsos caminos. Todos los partidos de la Monarquía Liberal de 1978 se han enrocado. Nadie quiere mover ficha ni renunciar a sus privilegios, pero la realidad es que esta situación de insostenible e impagable. De una u otra manera se van a producir cambios y de hondo calado.
Escudo EspañaLos símbolos y las banderas nos definen muchas veces sobre nuestras ideas y nuestra manera de ser. A mí particularmente me pone de mal humor que en todos los rincones de España se recuperen los símbolos ancestrales de muchos territorios y que en Castilla suceda lo contrario. Me aburre soberanamente que Castilla sea haya convertido en “restoespaña”. Un territorio aparentemente sin identidad y cuyos habitantes viven en el colmo de su propia ignorancia histórica como pueblo. Y eso se nota en las manifestaciones últimamente. Yo no estoy en contra de ningún símbolo y creo que cada uno puede sacar a la calle lo que le venga en gana. Faltaría más. Pero como digo, es muy triste que el referente de identidad de los castellanos a día de hoy, sea exclusivamente la bandera de España. Bien en su forma actual (roja y gualda) o bien en su forma republicana. Porque es así. La bandera roja, amarilla y morada de la II República, simbolizaba al Estado Republicano Español. O sea a España. ¿Como es posible que el castellano se identifique con la totalidad del país y sus símbolos y de la espalda al propio?. Se debe sobre todo a la manipulación que desde la escuela y los medios de comunicación se lleva a cabo contra los castellanos.

No es solo la Derecha la que gusta de envolverse en la bandera nacional para defender sus mezquinos intereses. Es que la Izquierda hace básicamente lo mismo, con el añadido de esa corriente boba y amorfa que proclama la ciudadanía del mundo y de la galaxia, la renuncia a sus raíces y que mientras babea observando al nacionalismo vasco y catalán, da la espalda a su verdadera identidad. Los mismos jóvenes que enarbolan en Castilla la bandera constitucional, lo hacen sin reparar en los reinos que aparecen reflejados en el escudo nacional. Y los mismos que sacan la bandera tricolor, lo hacen ignorantes del significado del color morado. Ni Izquierda Unida, que se viste de andalucismo, galleguismo o catalanismo cuando conviene, osa vestirse de Castellanismo. Menos aun UPyD, que a pesar de su proclamado federalismo, solo esconde un nacionalismo español y jacobino tan repelente como el del PP o el PSOE.

Ardua labor tenemos pues los castellanistas. A nadie se le escapa que la República planea de nuevo sobre España y si eso finalmente sucede, no podemos permitir que la misma se construya contra Castilla. La II República no le dió nada a los castellanos. Quizá porque Castilla, una vez más manipulada, lo único que hizo fue envolverse en la bandera tricolor o en la bicolor, como ahora y alzar su voz contra los díscolos catalanes y vascos, como ahora. Y de todo aquello tras 1939, Castilla solo obtuvo despoblamiento, pobreza, represión y negación. Y no podemos tolerar que eso vuelva a suceder. Si se hace una nueva Transición, debemos participar en ella como castellanos. Si nace un nuevo régimen, que ojalá sea más justo que este, deberemos formar parte de él y no quedarnos fuera. Contra la negación deberemos anteponer nuestra afirmación castellana.

Personalmente soy republicano (el color de la bandera me importa poco). Nunca he entendido el porqué la jefatura del estado tiene que recaer por herencia sobre una familia. No es que sea poco democrático. Es que es un disparate, sobre todo si tenemos en cuenta que los reyes ya no gobiernan. En el caso español nos enfrentamos además a una dinastía que ha sido expulsada tres veces del país y otras tres veces repuesta. Desde Juana I de Castilla, no hemos vuelto a tener una familia reinante autóctona. Al latrocinio y saqueo de los Austrias se sumó luego la corrupción, la vileza y la cobardía de los Borbones. Salvo alguna excepción, no se salva ninguno de sus miembros. Me gustaría que este país fuera capaz de unirse por una sola vez para traer un República para todos y de todos. Porque no solo hay ahora mismo republicanos en la izquierda. Los hay y numerosos en la Derecha. Y la ciudadanía es de todos. Sería por tanto deseable que ese régimen no fuera patrimonio de ningún grupo o tendencia política y que naciera fruto de un gran consenso nacional. Y sería deseable repito, que Castilla estuviera presente. Si sucede lo contrario, si Castilla resulta de nuevo excluida y negada, yo no me sentiré parte de esa ni de ninguna otra República. Si desde cualquier nuevo régimen se nos vuelve a negar a los castellanos como pueblo unido, seremos muchos los castellanos que nos situaremos no solo fuera de él, sino frente a él.

Por encima de todo, Castilla.

castilla_republica


¿Esta es la apuesta española en Ciencia, Tecnología e Innovación?

ciencia

El pasado 19 de diciembre, se celebraron manifestaciones en más de 10 ciudades españolas contra los recortes en I+D+i previstos en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Asociaciones y sindicatos representantes de todo el personal de investigación (investigadores, docentes, técnicos, gestores, etc.), reunidos en el movimiento Carta por la Ciencia, expresaban públicamente su desacuerdo con unas medidas que estrangulan el sistema científico-técnico español.

A pesar de la protesta conjunta del colectivo científico, el Parlamento aprobó, gracias a la mayoría absoluta del PP, unos Presupuestos con un nuevo descenso en las partidas destinadas a la investigación científica, desarrollo e innovación que la sitúan en niveles inferiores a 2005. Es absolutamente falso que la I+D+i haya crecido un 5% en los PGE como anunció el Ministro de Guindos hace unos días.

Las consecuencias de los recortes presupuestarios del Estado y de las Comunidades Autónomas desde el año 2009 están a la vista.

Las Universidades ven disminuidos sus ingresos para actividades de investigación, aumentando aún más sus dificultades financieras consecuencia de la asfixia económica de sus CC.AA. OPI y Universidades están sufriendo un sangría continua en sus plantillas, especialmente en el colectivo de los jóvenes. El CSIC, ve amenazado su futuro por un alarmante déficit estructural fruto de los sucesivos recortes. Diversos programas están siendo cancelados o son convocados con retrasos considerables, e incluso cuando lo son, el Ministerio de Hacienda bloquea lo que Economía ya ha resuelto, como ha ocurrido recientemente con los pagos de numerosos proyectos del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria. Sin previo aviso, se han modificado las condiciones de financiación de los proyectos de investigación de la convocatoria del 2012 fijándose en cuatro anualidades con porcentajes que ponen en riesgo su viabilidad y la contratación de nuevo personal.

A todo ello se unen las declaraciones de responsables de proyectos que denuncian las trabas administrativas para su desarrollo, incluso cuando la financiación viene de fondos europeos. Finalmente, la presencia de España en las grandes instalaciones europeas (CERN, ESA, ESFR,…) está en peligro ante la política suicida de recortes. La aprobación, el pasado día 7 de febrero, de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013-2020 y del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016 ha supuesto una nueva muestra de la falta de ambición y compromiso del gobierno con la I+D+i al plantear como objetivo alcanzar en el 2020 el 2% del PIB: menos de lo que la media de la UE tiene ya hoy. Con una década de retraso. Además esta previsión se basa en una disminución paulatina de la inversión pública que se verá compensada por un aumento progresivo de la inversión privada. Sin embargo, las propias estadísticas oficiales demuestran que, incluso en un momento de expansión económica, la aportación empresarial a la I+D+i disminuyó. ¿Qué hará ahora cambiar esa situación?¿Qué credibilidad tiene esta previsión?

El Gobierno ha presentado ambos documentos como fruto del consenso y de la participación social, cuando el hecho es que las asociaciones científicas y los agentes sociales sólo pudieron hacer sus observaciones sobre un documento ya elaborado y tanto CC.OO. como UGT dejaron constancia de su rechazo como miembros del Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación. Las acciones del Gobierno definen un modelo que nos separa cada día más de aquellos países que han demostrado que solo con una financiación creciente y sostenida en el tiempo de las actividades de I+D+i es posible avanzar en la construcción de un sistema económico y productivo fuerte y de un modelo social más sólido y coherente.

El sistema científico español es todavía reciente y es la actual generación la primera que ha tenido un desarrollo profesional con medios vagamente equiparables a los de los países más avanzados. La diferencia es que, en ellos, se han sucedido varias generaciones que han podido desplegar su potencial y crear un sistema científico y técnico sólido. Sin embargo, en España, esa generación, que cuenta con una elevada edad media, ve amenazado su relevo, por el bloqueo del acceso a una situación estable de los jóvenes investigadores y por el creciente desinterés por los estudios científicos y técnicos, ante las nulas expectativas profesionales.

Esta situación llevará a España al colapso. No hay mucho tiempo para la reacción. Todos los trabajadores de la investigación sufrimos estos problemas en Universidades, OPI, Centros Tecnológicos, etc. Debemos expresar con contundencia nuestro rechazo a las políticas suicidas del Gobierno. Tenemos que exigir a los parlamentarios y políticos una rectificación inmediata de las políticas que se están implantando y que llevan a nuestra sociedad a la indignación y a la desesperanza. Los responsables de instituciones universitarias y organismos de investigación deben asumir su responsabilidad y expresar de forma activa su oposición a unas medidas que hacen insostenibles las entidades que dirigen. El Ministro de Economía y Competitividad debe asumir su responsabilidad política por la desastrosa estrategia adoptada por el Gobierno, que ha demostrado que la desaparición de la Investigación en el organigrama ministerial ha supuesto, de facto, la destrucción paulatina del sistema de I+D+i español.

Colectivo Carta por la Ciencia

http://conimasdmasihayfuturo.com/


Lobo Marley y los enemigos del Lobo Ibérico


Comparecencia de Ada Colau en el Congreso de los Diputados (vídeo completo)

Ada Colau es la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.